Seedorf dice adiós al Milan

Clarence Seedorf abandona el Milan tras diez años en el club. Consigo se lleva diez títulos y todo el cariño de la afición lombarda.

Seedorf dice adiós al Milan
Seedorf junto a su cuarta Champions League. Foto: Getty

Clarence Clyde Seedorf, conocido futbolísticamente como Clarece Seedorf, nació hace treintaiséis años en Paramaribo, capital de la antigua colonia holandesa de Surinam, en América del Sur. Esta antigua colonia, ahora país independiente, ha dado al fútbol jugadores de gran calidad que han desarrollado su carrera en Europa, especialmente en Holanda, y que han sido internacionales con el combinado holandés al poseer la doble nacionalidad. Clarence Seedorf es uno de esos futbolistas.

El pasado jueves el jugador holandés puso punto y final a su aventura en el equipo rossoneri afirmando que “han sido diez años maravillosos”. Con esta decisión, se despidió del club en el que ha permanecido más temporadas en su carrera y con el que ha ganado dos Ligas, una Copa, dos Supercopas de Italia, dos Champions, dos Supercopas de Europa y un Mundial de clubes. En total diez títulos en diez temporadas en las que la afición de San Siro ha podido disfrutar de la profesionalidad y entrega de este excelente futbolista. Ahora, con 36 años, Seedorf se marcha sin anunciar donde jugará la próxima temporada.

Seedorf, tras darse a conocer en Europa en equipos como el Ajax de Ámsterdam (92-95), el Sampdoria (95-96) y el Real Madrid (96-99), tuvo un breve paso por el Inter de Milán (99-02) antes de recalar en la temporada 2002/2003 en el que ha sido hasta ahora su actual equipo, el AC Milan.

Seedorf, el Milan y la Serie A

Cuando Seedorf aterrizó en el Milan, el Juventus dominaba la Serie A. Pero tan solo dos años después de su llegada, el equipo lombardo consiguió situarse al mismo nivel que los transalpinos y hacerse con el título de Liga en la temporada 2003/2004, tras cuatro años sin lograrlo. Seedorf, junto a jugadores como Pirlo, Shevchenko, Kaka’ o Inzaghi, mantenían al Milan entre los grandes de Europa sin escatimar en buen juego. En los años posteriores Seedorf continuó siendo un fijo en el centro del campo del Milan. Indiscutible en el once rossoneri, acababa las temporadas con más de treinta partidos jugados y una media de cinco goles por temporada. En cuanto al equipo en general, fueron años difíciles para el Milan. Tras el caso de corrupción arbitral que se dio en Italia en los años 2005 y 2006, conocido como el “Calciopoli”, el Milan, uno de los equipos intervenidos, vivió bajo la hegemonía de su rival y vecino, el Inter de Milán.

A partir de aquí, Seedorf fue una de las banderas del resurgir del Milan. Temporada tras temporada el club lombardo fue forjando un equipo que fuese capaz de destronar al todopoderoso Inter y luchar de tú a tú con un renacido Juventus. De esta forma llegó en la temporada 2010/2011 la consecución del título de Liga que volvía a situar al Milan entre los equipos destacados de Italia. Ya no solo se valía de su nombre, sino del buen juego dentro del campo.

En este título liguero, el último hasta la fecha para el Milan, Seedorf, con 35 años, disputó un total de 30 partidos en los que anotó cuatro goles.

Seedorf y su idilio con la Champions

Capítulo a parte merece la presencia de Seedorf en el torneo que disputan los mejores equipos del viejo continente. Seedorf no hubiera imaginado cuando debutó en esta competición que un día llegaría a ser parte de su historia, al ser el primer jugador que ganaba la Champions League con tres equipos distintos.

La historia se remonta a la temporada 1994/1995, en la que un joven Seedorf conseguía proclamarse por primera vez campeón de Europa con el Ajax de Ámsterdam, derrotando en la final, precisamente, al AC Milan. En aquel campeonato, Seedorf jugó un total de once partidos.

En la temporada 1997/1998, jugando en el Real Madrid, Seedorf se alzaba con su segunda Copa de Europa al derrotar en la final al Juventus. La final se disputó en la antigua casa del holandés, en el Ámsterdam Arena. En este campeonato, Seedorf volvió a jugar once partidos.

Ya en el Milan, un año después de su llegada, el holandés se alzaría con su tercer título continental convirtiéndose en el primer jugador en lograrlo con tres equipos distintos. La final de la Champions League de la temporada 2002/2003 se disputó en Old Trafford y enfrentó al Milan y a la Juve. Haciendo gala del fútbol italiano, el partido finalizó con empate a cero, tanto el tiempo reglamentario como la prórroga, teniendo que decidirse en los lanzamientos de penaltis. El partido se decantó para el equipo de Milán, con gol de Seedorf incluido. En esta ocasión, el holandés jugó 16 partidos y anotó un gol.

Conseguido el récord por el holandés, aún tuvo tiempo de lograr otro título. Fue en la temporada 2006/2007 en la final disputada en Atenas frente al Liverpool. Los italianos  se desquitaron de la final perdida dos años antes contra el mismo conjunto inglés. En esta ocasión, el Milan venció y Seedorf, que jugó catorce partidos y marcó 3 goles, consiguió su cuarta Champions League, su segunda con el Milan.