Baggio-Jovetic, demasiadas coincidencias

Había una vez un jugador con la camiseta de la Fiorentina, el pelo rizado y el número 10 en su espalda. Para tenerlo, el conjunto "viola" había ganado a la competencia, pero tuvo que esperar un año antes admirar toda su calidad, debido a una lesión grave en la rodilla derecha.

Baggio-Jovetic, demasiadas coincidencias
Jovetic podría tener el mismo destino que Baggio en los noventa: primero Fiore y luego Juve.

Tan pronto como se recuperó, empezó a encantar y a enamorar a toda una ciudad: 55 goles en 136 partidos, una clasificación para la Copa UEFA y un paseo como protagonista hasta la final, las convocatorias con la "nazionale", el mundial y las noches mágicas: a los 23 años ya es uno de mejores talentos del mundo y no es un caso que la Vecchia Signora lo siguiese.

Los meses previos a su partida son toda una locura: va a Turín, o se queda en Florencia. El mismo Baggio declaró claramente: "Me quedo en la Fiore, ¿lo tengo que escribir en las paredes?". No deja marca en ninguna pared, porque el final acaba realmente en Turín, a cambio de Buso y 1500 millones de las antiguas pesetas y una revolución estalló en las calles de Florencia.

Mientras la relación entre Fiore y Juve acabó convirtiéndose en una guerra que ha ido creciendo con el paso de los años, Baggio abriría su ciclo ganador en la Juventus, donde se convirtió en el "divino codino" Balón de Oro y casi sin ayuda gana una Copa de la UEFA además del campeonato.

Una historia, la de Baggio, que en muchos aspectos se asemeja a la de Stevan Jovetic. Camiseta de la Fiore y pelo rizado. Aunque el número 8 se ubica sobre sus hombros JoJo es realmente un número diez, que fue arrebatado por la Fiore a una gran competencia (Real Madrid, por poner un nombre). Como Baggio estuvo un año fuera por una lesión grave en la rodilla derecha y como Baggio vuelve más fuerte que antes, para ser el líder de la Fiorentina, que se aferró a él la última temporada para evitar el descenso.

Como Baggio es el líder indiscutible del conjunto "viola" a los 23 años y está preparado para dar el salto. La fascinante Vecchia Signora le atrae y empieza a coquetear. Jo-Jo no hace como Baggio, no amenaza con escribir en las paredes o otra cosa. Simplemente no toma posición. Un silencio que tiene en ansia a los aficionados toscanos.

La Juventus comienza a soñar con un trio de fantasía con Giovinco y Vucinic, a pesar de las declaraciones de Marotta: "Treinta millones es demasiado", ya que, después de todo, hace tiene más eco la afirmación: "Jovetic nos interesa" pronunciadas por el mismo director general. Y ya se sabe, que si el interés es mutuo se puede llegar a una solución. Los tiempos han cambiado con respecto a hace 22 años, pero para los aficionados de la Fiore, de producirse su marcha, el golpe tendría el mismo dolor.