Mati Fernández quiere convencer a Montella

Mati Fernández quiere convencer a Montella

El jugador chileno llega a la capital de la Toscana con ganas de triunfar en el equipo viola. No será fácil encontrar hueco en un equipo donde cada posición se lucha en el entrenamiento. Tampoco hay que olvidar que se puede quedar sin su estrella: Jovetic. Si esto pasara, Mati Fernández vería mermado su rendimiento, seguro.

El jugador argentino, nacionalizado e internacional chileno, Matías Fernández, deja el Sporting Club de Portugal después de haber pasado tres temporadas en el club luso. El jugador, que inició su carrera futbolística en el Colo Colo chileno, dónde en el partido de su debut logró anotar su primer gol, el primero de 58 en tres. Pasadas esas tres temporadas decidió dar el salto a las ligas europeas, y en 2003, llegó a la liga española siendo una gran revelación sudamericana, sin embargo, pasó sin pena ni gloria.

Jugó tres temporadas en el Submarino Amarillo con una media de 30 partidos por campaña, en los que solo fue capaz de anotar 7 goles en las distintas competiciones. Tuvo una mala racha y así lo decian los números. En la última temporada de los tres, metió 3 goles en 30 partidos. Motivo suficiente para ser traspasado al Sporting Club de Portugal, donde junto a Diego Capel, Jeffren y compañía se respiraba optimismo en el ambiente. Un optimismo que no se terminaba por fraguar. En ninguna de las tres temporadas en Portugal fue capaz de anotar más de 7 goles, su número favorito, al parecer.

Con la selección tampoco es que haya jugado demasiado, para Borghi no ha contado mucho. Y es que si un delantero no marca goles, es muy difícil que un entrenador confíe en él. Y ha sido en el verano de 2012 cuando Vicenzo Montella ha puesto sus ojos en él, aunque los problemas de la Fiorentina pasan por el centro del campo y no en tres cuartos en adelante. En esta nueva etapa veremos si el jugador chileno puede mejorar su carrera, ya que tiene 26 años y, por edad, debería explotar ya. Mucha suerte al nuevo fichaje viola y esperemos que deje, con sus goles, a la Fiore en puestos europeos.