El primer trofeo del Calcio sin Del Piero ni Lavezzi

El primer trofeo del Calcio sin Del Piero ni Lavezzi

El sábado la ciudad china de Beijing será testigo del primer campeón de la temporada en el Calcio. Por un lado, la intratable Juventus de Antonio Conte, flamante ganador del Scudetto. Por el otro, el Nápoles sorprendente de Walter Mazzarri, único equipo capaz de derrotar a los bianconeros en toda la temporada, fue en la final de la Coppa.

El trofeo, servirá para abrir la temporada de fútbol en el Calcio. A pesar de tratarse de un gran partido, con un cartel inmejorable, el partido ha sido oscurecido por los rumores de mercado y sobretodo por el Calcioscommese, que un día antes de la gran final, tendrá su resolución en forma de sentencias.

La Juve afrontará el partido seguramente sin su entrenador en el banquillo. Conte ya probó en el último amistoso con su ayudante Massimo Carrera en el banco de cara a una posible sanción. Los que si que estarán con casi toda seguridad en el duelo de Pekín, serán Bonucci y Pepe, aunque este último es duda por lesión.

Con Marotta trabajando para completar la plantilla juventina (faltan tres fichajes: un lateral izquierdo, un delantero y un central si Bonucci es sancionado) y planificando que estrategias adoptar para dar salida a los descartados de Conte, la Juve afrontará el partido con muchas ganas de vendetta por la Coppa y con ansías de demostrar que el tema del Calcioscommese no va con ella.

El Nápoles, preocupado por la Vecchia Signora como demuestra el hecho de que dos de los colaboradores de Mazzarri fueron expulsados esta semana de un entreno de la Juve mientras filmaban y “espiaban” a los de Conte, confiará en el poder goleador del macedonio Pandev, al que se le da bien la Juve.

El del sábado será el primer partido oficial entre ambos conjuntos en el que no encontrarán dos banderas que han dejado el club la pasada temporada. Por un lado, el adiós de Del Piero tras 19 temporadas en Turín y por otro el del “Pocho” Lavezzi que se dejó seducir por los petrodólares del PSG.

Mazzarri parece haber encontrado en el joven Insigne, el gran heredero del argentino. Una gran temporada pasada en el Pescara, unida a una excepcional pretemporada, han hecho que los aficionados napolitanos ya hayan adoptado a su nuevo “genio”.

Los bianconeros han conseguido levantar el título en cuatro ocasiones, mientras que los napolitanos se impusieron a la Vecchia Signora en 1990, en el que hasta la fecha ha sido la única Supercoppa lograda por el club que preside De Laurentiis.