En juego el primer título del Calcio

En juego el primer título del Calcio

En 1990, el Nápoles comandado por Maradona apabulló por 5-1 a la Juventus de Turín en la Final de la Supercopa italiana, y mañana (14:00 hora italia), 22 años después y en el Estadio Olímpico de Pekín, la "Vecchia Signora" tiene ocasión de revancha, en una nueva y exótica edición del primer trofeo de la temporada para el Calcio.

Por tercera vez, y segunda consecutiva, el "Nido de Pájaro" pequinés acoge el encuentro entre el Campeón de Liga y el de la copa italiana, Juve y Nápoles respectivamente, en el que los primeros son favoritos para lograr su quinto título, mientras los napolitanos sueñan con un segundo trofeo para acompañar a aquel lejano de 1990.

Tras el terremoto del Calcioscommese, que se ha cobrado la vida de Antonio Conte, alejado del banquillo bianconero 10 meses, la Juventus intentará volver a demostrar que su fútbol elaborado y eficaz es lo único que prevalece en el campo. Con Bonucci y Pepe absueltos, la Juve solamente tendrá las bajas de los lesionados Chiellini, Isla y Cáceres.

En el primer partido oficial tras la "era Del Piero", Carrera (el sustituto de Conte en el banquillo) debería apostar por el 3-5-2 que tan buenos resultados le dio la pasada campaña al campeón del Calcio.

Buffon estará bajo palos, tras recuperarse de un golpe en la cadera. Por delante del úmero uno, el trío central formado por Barzagli, Bonucci y el nuevo fichae Lucio. En los carriles, estarán Lichtsteiner y Asamoah, mientras el MVP formado por Marchisio, Vidal y Pirlo se volverá a juntar en la medular. Arriba Giovinco, Matri y Vucinic se pelearán por las dos plazas.

En el Napoles la gran esperanza para los tifosi es el joven Insigne, que tras maravillar en Pescara la pasada temporada está cumpliendo con creces en la pretemporada napolitana, a pesar de que será un jugador importante esta temporada, Mazzarri podría dejarle de inicio en el banquillo. Él es la esperanza para hacer olvidar al ídolo Lavezzi, que emigró a Francia.

Pero no solo Insigne llevará el peligro para el Nápoles, el macedonio Pandev que siempre cumple ante la Juve y el uruguayo Cavani, pondrán en alerta a toda la defensa bianconera. Los dos serán la referencia ofensiva arriba, secundados por detrás por el letal Hamsik, que como Pandev, tiene a los bianconeros como victima favorita.

El resto del equipo lo formarán, De Sanctis bajo los palos. La defensa de tres por delante que formarán el capitán Cannavaro, el experimentado Campagnaro y Britos. Por delante, en los laterales Maggio y Zuñiga serán los puñales napolitanos y en la medular se juntará la fuerza de Inler con la llegada de Behrami.

El telón de fútbol en Italia se abre con un superpartidazo, en el que la Juve intentará brindarle el triunfo a su técnico a la vez que buscará vengarse de la final copera perdida el pasado mayo. El Nápoles quiere volver a lograr la proeza de derrotar a los bianconeros, que solo consiguieron morder el polvo la pasada temporada ante el equipo de Mazzarri.