Parma y Sampdoria empatan en un amistoso

Emilianos y ligures quedaron 1-1 en el enfrentamiento disputado el pasado sábado en el estadio Ennio Tardini de Parma, aprovechando el parón liguero por los compromisos internacionales. Del gol local se encargó Fideleff, mientras que por los genoveses anotó el brasileño Éder.

Parma y Sampdoria empatan en un amistoso
Parmesanos y genoveses quedaron como amigos (Tuttosport)

Sin la emoción que da la competición oficial, el fútbol pierde buena parte de su interés. Al menos eso es lo que piensa la afición parmesana: sólo 1.078 personas acudieron al Tardini, coliseo con capacidad para casi 28.000 espectadores, a ver el partido que ayer sábado jugaron el Parma y la Sampdoria. Y eso que el encuentro era amistoso a todos los niveles: antes de que el árbitro pitara el inicio, se celebró un pequeño acto de hermanamiento entre representantes de ambas aficiones.

En lo futbolístico, el espectáculo fue discreto. Ferrara y Donadoni reservaron a muchos de los habituales titulares y aprovecharon la falta de tensión para hacer pruebas. Los genoveses, por ejemplo, cambiaron su esquema habitual y saltaron al campo con tres delanteros: Éder, Pozzi e Icardi. El Parma, con muchas bajas, convirtió a Musacci en el organizador del juego. 

Un arranque con algo de ímpetu, con un par de disparos de Musacci para los locales y Tissone para los visitantes, dio paso a una brutal caída del ritmo. Las únicas jugadas dignas de mención en todo el encuentro fueron los goles: el del Parma, en el primer tiempo, lo consiguió el central argentino Ignacio Fideleff con un bello remate de cabeza, mientras que el de la Samp, a diez minutos de acabar el partido, fue de Éder, quien, en posible fuera de juego, cazó un balón suelto en el área de Pavarini.

Destaca la buena actuación de dos jugadores entrados al campo en la segunda mitad: Enzo Maresca en las filas genovesas y el delantero venezolano juvenil Manuel Arteaga, nacido en 1994, que debutó con el Parma y puso en apuros en un par de ocasiones al portero doriano.