Suspendido el Cagliari - Roma

Suspendido el Cagliari - Roma

La Prefectura de Cagliari ha decidido impedir la disputa del encuentro entre el club local y la Roma que había de jugarse hoy domingo a las 15 horas debido al riesgo de altercados de orden público. El presidente del club había hecho público un comunicado invitando a la hinchada a acudir al estadio Is Arenas, pese a que la Prefectura había ordenado jugar a puerta cerrada por motivos de seguridad. La Roma pedirá que se le dé el partido por ganado.

Mientras duran las obras de remodelación del campo de Sant'Elia, donde el Cagliari viene jugando desde hace décadas, el club se ha visto obligado a buscar una solución de emergencia. El año pasado ya tuvo que desplazarse a Trieste, a más de 800 kilómetros, para jugar como local. Esta temporada pretendía disputar sus partidos en el estadio Is Arenas, de la localidad de Quartu Sant'Elena, en el área metropolitana de la capital de Cerdeña. A la instalación se le habían añadido gradas prefabricadas para tener una capacidad de 16.200 espectadores.

Sin embargo, las obras de adecuación aún no han terminado, y por ahora, a juicio de la Comisión de Vigilancia de la Prefectura de Cagliari, el estadio no cumple con las condiciones mínimas de seguridad como para acoger partidos de primer nivel con público en las gradas. Por este motivo, el prefecto Giovanni Balsamo había decretado que el Cagliari-Roma de hoy se jugara a puerta cerrada, como ya ocurrió el pasado 2 de septiembre en el encuentro de la segunda jornada contra el Atalanta.

Pero esta vez la directiva del equipo sardo no estaba conforme con la decisión. El presidente del Cagliari, Massimo Cellino, publicó en el sitio web del club un comunicado en el que invitaba a la afición rossoblù a presentarse en Is Arenas a la hora del partido. Además, ya se habían vendido localidades para los espectadores que quisieran presenciar el encuentro.

Por este motivo, Giovanni Balsamo decidió anoche la suspensión del partido. En la nota emitida por la Prefectura se lee que la decisión "ha sido necesaria por la urgente y grave necesidad de prevenir cualquier forma de disturbio del orden y la seguridad pública derivada de la reacción emotiva, irracional y no consultada que pueda generar el comunicado del presidente del Cagliari".

Roma pide la victoria

Hasta ahora, lo único claro es que el partido no se disputa hoy. La Federación aún debe decidir qué ocurrirá finalmente. Existe la posibilidad de que se traslade a otra fecha, o de que directamente se le conceda la victoria a la Roma por 0-3, como establecen los reglamentos.

Esa opción es la que solicitará formalmente el club capitalino, que sólo fue informado de la suspensión hoy por la mañana, pese a que la decisión se adoptó a las 01.30 horas. El director general giallorosso, Franco Baldini, dice que presentará una reclamación por dos motivos: primero, en defensa de sus propios intereses y los de su afición, y segundo, "para proteger un principio sacrosanto, que es que las competiciones se deben desarrollar respetando reglas objetivas, que en ningún caso pueden doblegarse a exigencias subjetivas".

La plantilla romana ya ha vuelto a la capital del país. Zeman ha concedido a sus jugadores el día libre y mañana lunes está prevista una doble sesión de trabajo. Mañana también comenzarán las investigaciones para determinar una solución a este caso.