Italia

Italia Noticias

Victoria con muy poco del Inter en Verona

Victoria con muy poco del Inter en Verona

El encuentro fue dominado en todo momento por el Chievo, que no pudo superar a un gran Handanovic • Justo antes del descanso, Pereira adelantó al Inter en el primer tiro a puerta de los ‘nerazzurri’ • Cassano, que entró para sustituir al lesionado Sneijder, sentenció la tercera victoria fuera de casa de la temporada en la Serie A.

Chievo Verona
0 2
Inter

Cada semana que pasa, con cada partido que juega fuera de casa el Inter de Milán, Andrea Stramaccioni ve respaldado su proyecto al frente de la nave nerazzurra. Hasta hoy, lo cierto es que el Inter había saldado con victorias sus cuatro desplazamientos en los que, además, no encajó gol. Pero si algo tuvieron además en común esos cuatro encuentros fue que el club lombardo fue superior al adversario en todos ellos, algo que hoy no ha sucedido en absoluto en Verona.

Stramaccioni llevaba bastante tiempo pensando en utilizar el 3-5-2 tan arraigado últimamente en el fútbol italiano. La idea era interesante, porque dotaría al equipo de un empaque en el medio campo del que había carecido en bastantes fases de lo que llevamos de temporada. Además, con la entrada de Cristian Chivu ganaba un defensor capaz de adherirse a los tres de la medular para ayudarlos en la fase de creación. Pero el rumano se ha caído de los planes del técnico romano a última hora por unos problemas físicos que se espera que remitan para el duelo del domingo contra la Fiorentina.

Handanovic, el mejor

La solución a la ausencia de Chivu fue un jugador con unas características absolutamente diferentes, Walter Samuel. El argentino carece de la capacidad del ex romanista de asociarse con criterio y eso se notó durante los 90 minutos. De hecho, fue el Chievo el que llevó la iniciativa en todo momento, dominando el partido de principio a fin. Marco Rigoni se echó el equipo a la espalda y fue el hombre que más peligro generó, tanto por asistencias como por lanzamientos a puerta.

En esas aparecía el mejor hombre del partido del Inter, Samir Handanovic. El portero esloveno realizó varias paradas que salvaron al equipo de ponerse por debajo en el marcador y, después, de ser empatado. Porque el Inter se adelantó en el marcador en el que fue el único tiro entre los tres palos en la portería de Sorrentino en la primera parte. Nagatomo se internó en el área, disparó y su rechace lo aprovechó Álvaro Pereira en boca de gol para marcar en posible posición de fuera de juego.

Cassano sentencia

El inicio de la reanudación demostró que el Inter salió reforzado del gol que le dio la injusta ventaja en el marcador. Parecía más suelto, con más ganas de generar fútbol y, sobre todo, sin miedo de tener el balón durante más de tres pases. Eso fue durante los primeros diez minutos. El Chievo reaccionó, se olvidó de los males sufridos justo antes del descanso y trató de volver a atacar. Pero Handanovic reafirmó su condición de hombre del partido. Y lo que no podía parar él, se encargaba el palo, como en el lanzamiento de libre directo de Cruzado. Y en el único acercamiento con peligro de la segunda parte, el Inter volvió a marcar. 300 partidos de Cassano en la Serie A, que lo celebró primero entrando por el lesionado Sneijder, y después marcando su gol número 90 en la Lega. Victoria para el Inter que aunque haya llegado con un juego rastrero, ha dado validez al discurso de Stramaccioni. Hay que seguir adelante.

- Foto: AFP

Ficha técnica:
Chievo Verona: Sorrentino; Sardo, Cesar, Dainelli, Jokic; L. Rigoni, Vacek (Cruzado, min. 69), Hetemaj, M. Rigoni (Stoian, min. 77); Di Michele (Samassa, min. 62) y Pellissier.
Inter: Handanovic; Ranocchia, Samuel, Juan Jesús; Nagatomo (Gargano, min. 68), Zanetti, Cambiasso (Mudingayi, min. 83), Guarín, Pereira; Sneijder (Cassano, min. 27) y Milito.
MARCADOR: 0-1, min. 43: Pereira. 0-2, min. 75: Cassano.
ÁRBITRO: Sebastiano Peruzzo (Schio). Amonestó a L. Rigoni, Sardo y Vacek por el Chievo y a Samuel por el Inter.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 5ª jornada de la Serie A disputado en el estadio Marcantonio Bentegodi de Verona.