Maldición en el Olímpico, Totti no es suficiente

Maldición en el Olímpico, Totti no es suficiente

Los romanos fueron incapaces de imponerse en un partido que tuvieron dominado. La Sampdoria se lleva 1 punto del Olímpico que supo a gloria a los de Ciro Ferrara.

AS Roma
1 1
Sampdoria

La historia vuelve repetirse para los giallorossi. El equipo no logra mantener la misma intensidad los 90 minutos del partido y sus rivales lo acaban aprovechando. Catania y Sampdoria han sido capaces de empatar en su visita, el Bolonia remontó y acabó ganando un partido que la Roma vencía por 2-0 en el Olímpico. Eran encuentros que los de Zeman tenían dominados y que han ido perdiendo esos importantes puntos en casa, la primera victoria en el Olímpico tendrá que seguir esperando.

Digna primera parte de la Roma una vez más, aunque sin encontrar mucha profundidad en sus jugadas, el último pase se les resistía. La Sampdoria con lo justo, fue capaz de poner en aprietos a la zaga romana. Varias escapadas de Eder podrían haber acabado siendo muy peligrosas, los defensas no dudaron en pararle con faltas para que no se adentrara en el área, de esta manera Taddei y Florenzi fueron sancionados con amarilla. Eder acabaría siendo el hombre del partido para la Sampdoria, muy rápido y ágil siempre que apareció. La Roma poco a poco iba encontrándose más cómoda, iba encontrando espacios, muchos de ellos vistos por Totti. Él sería el que haría el primer gol, en una jugada con varios rebotes el balón le cayó al joven Florenzi, que se la dejo a Totti para que rematara completamente sólo, era el minuto 34 y la loba se ponía por delante. El gol número 216 del ‘Capitano’ de la Roma en la Serie A, podía ser el inicio de una noche bonita. 

Al comienzo de la segunda parte aun se le puso más de cara a la Roma el partido, Enzo Maresca hizo una falta en el centro del campo que le supuso su segunda amarilla y la expulsión, incomprensible en un jugador con su experiencia cometer ese error en una jugada que no entrañaba peligro. El partido seguía su cauce sin demasiados sustos para ninguno de los guardametas, un ritmo que no favorecía al juego y a los intereses romanos, tan propensos a dormirse. En una jugada sin aparente peligro, en un golpeó suave a puerta de Berardi, el balón botó justo delante de Stekelenburg, al intentar agarrarlo se le escapó y dejó el balón muerto para que Munari marcara a placer, era el 1-1. Gran fallo del portero holandés, que nos tiene poco acostumbrados a estos errores.

La Roma a partir de aquí se fue arriba con más corazón que juego, empezó a aparecer la conocida ansiedad y ahí murió el equipo. Una sucesión de innumerables pases que no llegaban a su destinatario hasta el final del encuentro. Entró De Rossi en el campo en sustitución de Tachtsidis, reapareció después de su lesión y tampoco fue él capaz de remediar el juego anodino y sin profundidad de su equipo. En la ocasión más clara de la segunda parte, Florenzi cabeceó a puerta cuando ya se iba a cumplir el tiempo añadido, el remate lo pudo desviar Romero en una excelente parada. El arbitro no dio tiempo para más y no dejó sacar el córner que se produjo en la jugada, curioso detalle siendo que exactamente faltaban 2 segundos para el término del tiempo extendido, con el posterior y lógico enfado de los pesos pesados de la Roma.

La Sampdoria con este punto se mantiene arriba en la tabla, colocándose 3º con 10 puntos, siendo una de las sorpresas de este inicio de la Serie A italiana. La Roma por su parte vuelve a tropezar en casa y se coloca 7ª con 8 puntos, su próximo compromiso frente a la Juventus será importante para comprobar el nivel real del equipo.

Ficha técnica:
AS Roma : (4-3-3): Stekelenburg; Taddei, Burdisso, Castan, Balzaretti; Marquinho, Tachtsidis (64′ De Rossi), Florenzi; Lamela, Destro, Totti
Sampdoria : Romero; Berardi, Gastaldello, Rossini, Costa; Munari, Maresca, Obiang; Estigarribia (50′ Icardi) ,Pozzi (32′ Krsticic), Eder (79′ Soriano)
MARCADOR: 34′ Totti, 1-0; 64′ Munari, 1-1
ÁRBITRO: Mazzoleni di Bergamo
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 5ª jornada de la Serie A disputado en el estadio Olímpico de Roma.