A la sexta el Inter ganó en casa

A la sexta el Inter ganó en casa

La Fiorentina puso el fútbol en la primera parte, pero pagó muy caros los errores de su defensa • Milito y Cassano adelantaron a los ‘nerazzurri’ y Rômulo acortó distancias antes del descanso • Después, los ‘viola’ no supieron atacar a una seria defensa local y acumulan tres partidos sin ganar.

FC Inter
2 1
AC Fiorentina

Después de que la jornada pasada el Milan consiguiera romper la maldición del estadio de San Siro, hoy le tocaba al Inter demostrar si para ellos también había llegado la hora de conseguir la primera victoria en casa de la temporada. Para ello tenían la obligación de vencer sobre uno de los rivales más en forma de la Serie A, la Fiorentina, que venía de hacer un gran partido contra la Juventus en el que sólo de milagro no salió con los tres puntos de ese encuentro.

La buena actuación de los viola en el Franchi contra el líder influyó para que Vincenzo Montella no tocara absolutamente nada en el once que salió a jugar contra el Inter. Aquel día, la Fiore consiguió frenar el juego fluido y peligroso de la Vecchia Signora y, además, desarrolló un fútbol colectivo de gran nivel que tan sólo la mala suerte evitó su victoria. Por su parte, Stramaccioni tenía varios problemas. El primero y el más grave es la lesión de Wesley Sneijder que se ha perdido hoy el primer partido del mes que estará fuera. La solución fue más valiente de lo esperada. Quitó a un hombre del trío del centro del campo y añadió a Philippe Coutinho para acompañar a Antonio Cassano y Diego Milito.

La idea, aunque pareciera atrevida, tenía incluida una sensación de inferioridad ya que hacía al equipo ceder el dominio al rival sin complejos para después tratar de robar y salir rápidamente a la contra, la mayoría lanzadas por el más veloz de los de arriba, Coutinho. La seriedad de los centrocampistas, hoy sí en concordancia en los objetivos con los defensores, supo frenar el juego alegre fiorentino y además conseguía hacer daño al contraatacar.

La diferencia entre esta Fiorentina y la de otros días fue la falta de frescura de sus hombres más importantes en la medular: Borja Valero y David Pizarro. El chileno no consiguió lucir su habitual omnipresencia y sobre todo le faltó la fuerza para regresar y parar las contras interistas. Por su parte, el ex del Villarreal realizó el que puede ser su partido más flojo desde que es jugador viola, sin que su presencia supusiera un respiro para sus compañeros, además de perder varios balones peligrosos en campo propio que provocaron ocasiones claras para el Inter.

Milito y Cassano sentencian

Tampoco ayudó la mala noche de Gonzalo Rodríguez. Primero cometió un penalti infantil al golpear con el brazo alzado un centro de Javier Zanetti, que transformó Milito. Después, ya en la segunda parte, entró a destiempo por detrás a Nagatomo cuando el japonés lo superó y se fue a la calle. Los mejores minutos de la Fiorentina fueron después del gol del ‘Príncipe’. Ljajic y Jovetic crearon muchos espacios entre la defensa nerazzurra, sobre todo sobre Samuel, aunque también es cierto que no encontraron en casi ningún momento a Handanovic. En esos momentos, cuando peor estaba el Inter, Ranocchia se adentró en campo rival, sirvió a Cambiasso y éste dejó pasar para que llegara a un solitario Cassano. ‘Fantantonio’ marcó su cuarto gol en lo que va de temporada, el mejor arranque de su carrera.

Aunque Rômulo pudo acortar distancias poco antes del descanso, Montella reaccionó tras el descanso introduciendo a Matías Fernández por Ljajic. Un cambio que en el césped no respondió en ningún momento a las expectativas del entrenador de la FIore, que perdió el balón, dejó de crear ocasiones y lo único que no cambió fue lo negativo, las contras del Inter. Aun así, el Inter no fue capaz de matar el partido y cuando Montella decidió apostar el todo por el todo con Luca Toni por Cuadrado, el Inter sufrió en el tiempo de descuento para mantener esta primera victoria del curso en casa. A la sexta tuvo que llegar la vencida ante una Fiorentina que aunque su apuesta es valiente y elegante, lleva tres partidos sin ganar. 

Ficha técnica:
FC Inter: Handanovic; Ranocchia, Samuel, Juan Jesus; Nagatomo, Gargano, Cambiasso (Mudingayi, min. 82), Zanetti, Coutinho (Álvarez, min. 71); Cassano, Milito (Guarín, min. 86).
AC Fiorentina: Viviano; Roncaglia, Rodriguez, Tomovic; Cuadrado (Toni, min. 70), Romulo, Pizarro, Borja Valero (Migliaccio, min. 82), Pasqual; Ljajic (Matías Fernández, min. 46), Jovetic.
MARCADOR: 1-0, min. 17: Milito. 2-0, min. 34: Cassano. 2-1, min. 40: Rômulo.
ÁRBITRO: Antonio Giannoccaro (Lecce). Amonestó a Samuel, Ranocchia, Cambiasso y Guarín por el Inter y a Matías Fernández, Roncaglia y Jovetic por la Fiorentina. Expulsó a Gonzalo Rodríguez por doble amarilla.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 6ª jornada de la Serie A disputado en el estadio Giuseppe Meazza de Milán.