El Milán golea sin despeinarse

Dos goles en propia puerta por parte del Pescara fueron mucha ayuda para el equipo rossonero, que no necesitó desplegar su mejor versión para golear al Pescara. (Foto: AFP)

El Milán golea sin despeinarse
El faraón El Shaarawy, goleador de la tarde y de la Serie A. (AFP)
Milán
4 1
Pescara
Milán: Amelia; Sciglio, Zapata, Yepes, Constant; Montolivo, Nocerino, Ambrosini; Pazzini (Niang, min. 82), Robinho (Boateng, min. 60), El Shaarawy (Muntari, min. 89).
Pescara: Perin; Capuano, Balzano, Terlizzi, Modesto, Togni; Nielsen, Bjarnason, Weiss (Celik, min. 46); Vukusic (Jonathas, min. 64), Abbruscato (Quintero, min. 74).
MARCADOR: 1-0, min. 1, Nocerino. 2-0 min. 51 Abbruscato pp. 2-1 min. 56 Terlizzi. 3-1 min. 79 Jonathas pp. 4-1 min. 81 El Shaarawy
ÁRBITRO: Giannoccaro ITA Amonestó a: Modesto (min. 40), Togni (min. 50), Yepes (min. 56)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 17º jornada de la Serie A italiana disputado en el Estadio Guiseppe Meazza de la ciudad de Milán entre el equipo local, el AC Milán y el Pescara.

Fácil victoria la conseguida por el equipo de Allegri en la tarde de hoy. El equipo milanista llegaba al encuentro tras cinco partidos ganados, lo que demuestra que está en plena recuperación tras el desastroso comienzo de la temporada liguera.

Por su parte el Pescara, tras cinco derrotas en las seis últimas jornadas, buscaba un buen resultado tras haber vuelto a la senda de la victoria en su último encuentro frente al Genoa.

Poco tardó el encuentro en tomar la dirección esperada. No habían transcurrido ni si quiera los primeros sesenta segundos, cuando Antonio Nocerino colocaba el 1-0 en el marcador. El encuentro se tornaba imposible para el Pescara desde su mismo nacimiento.

Tras el sobresalto inicial, el partido se tornó inamovible durante toda la primera parte, ya que el Milán buscaba la portería contraria pero sin mucho empeño mientras que el Pescara era incapaz de lograrlo.

Los primeros 45 minutos pasaron sin mayor novedad y con el resultado de 1-0 se llegó al tiempo de descanso.

La segunda mitad comenzó de igual manera, con un juego aburrido en ambos lados de la cancha y que hacía presagiar una segunda parte presidida por el bostezo, pero en el minuto 51 llegó de nuevo el gol. Esta vez fue Abbruscato el que coló el cuero en su propia portería dando mayor ventaja al Milán, que se encontraba con un 2-0 en el marcador sin apenas haber hecho nada.

Tan solo 5 minutos después el Pescara reducía distancia en el marcador con un gol de Terlizzi, que hacía que las dudas llegaran al Guiseppe Meazza con los habituales momentos de bajón a los que el Milán ha acostumbrado a sus aficionados esta temporada.

Fueron minutos de dominio y peligro por parte del Pescara, mientras el Milán trataba de defender su renta en el marcador hasta que en el minuto 79 el Pescara de nuevo volvía a introducir la pelota en su propia meta. Esta vez fue Jonathas el que regalaba un nuevo gol a su rival, haciendo imposible la remontada.

Tras este gol, el Pescara se lanzó desesperadamente al ataque ya que no tenía nada que perder y sí mucho que ganar, lo que hizo que el Milán lograra realizar muy buenas contras creando mucho peligro con la velocidad de sus delanteros. En una de ellas, El Shaarawy hizo el 4-1 definitivo logrando además afianzarse en la primera posición de la tabla de goleadores.

Tras este resultado, el Milán queda ubicado en la séptima posición con 27 puntos mientras que el Pescara ocupa la decimo octava posición con 14.