La Lazio se pone segunda con muy poco

Un gol de Hernanes en la primera parte dio la victoria a una Lazio que adelanta al Inter y se coloca segunda a ocho puntos de la Juventus. Los de Petkovic aprovecharon una de las pocas ocasiones del partido y aguantaron las débiles embestidas de los locales. La Sampdoria, en caída libre.

La Lazio se pone segunda con muy poco
Sampdoria
0 1
Lazio
Sampdoria: Romero; Berardi (De Silvestri, min. 58), Gastaldello, Rossini, Costa; Munari, Krsticic (Soriano, min. 45), Obiang, Poli; Icardi (Pozzi, min. 68), Eder.
Lazio: Marchetti; Konko, Biava, Dias, Radu; Mauri (Ciani, min. 88), Hernanes (Cavanda, min. 82), Ledesma, González, Lulic; Klose (Floccari, min. 90).
MARCADOR: 0-1, min. 31, Hernanes.
ÁRBITRO: Rizzoli. Amonestó a: Lulic (min. 41), Soriano (min. 46), Biava (min. 66), González (min. 76) y Obiang (min. 80).
INCIDENCIAS: 18ª jornada del campeonato italiano de fútbol. Luigi Ferraris, Génova.

Se está acostumbrando la Lazio a ganar, o al menos no perder, sin realizar un esfuerzo excesivo. Así, como hacen los grandes, los de Petkovic se han llevado alegrías últimamente contra Parma, Bolonia, Siena y, hoy, en el estadio de la Sampdoria.

Un solitario tanto de Hernanes a los 30 minutos permitió a los visitantes vivir de rentas durante la hora restante. Y no es que tuviesen problemas para aguantar el resultado, ya que los ataques del rival carecieron de peligro y sensatez.

A decir verdad a las embestidas locales les faltó Maresca. El centrocampista con más capacidad de construcción de la Sampdoria se perdió el choque por lesión y los 'blucerchiati' nunca se encontraron entre tanta pérdida inexplicable y tanto pelotazo errático.

Gol y tres puntos

Para más inri, enfrente tenían a un conjunto que exprime los errores del rival. En uno de ellos Lulic no encontró demasiada oposición en Berardi para conquistar la línea de fondo y enviar el esférico al punto de penalti. Hasta allí llegó la manopla de Romero, que se estiró para impedir el remate de Klose. Sin embargo su rechace habilitó a Hernanes, que disparó a bocajarro y desbloqueó el encuentro.

Fue la única ocasión clara de la que dispusieron ambos equipos. La Lazio, porque no necesitaba nada más, la Sampdoria porque no daba para más. Delio Rossi, que se estrenaba como técnico de los locales, introdujo atacantes que poblasen el área visitante con la esperanza de que algún balón en buen estado cayese por allí. Sin embargo el problema estaba en el centro del campo, donde Obiang era el encargado de confeccionar las jugadas de peligro. El resultado fue escandaloso, ninguna ocasión en prácticamente todo el partido. Ser delantero de la Sampdoria frustra. 

Ahora la Lazio es segunda. Por encima sólo tiene a la Juventus, aunque eso sí, demasiado lejos. La Sampdoria, por su parte, continúa jugando con fuego y mantiene la diferencia de dos puntos sobre el descenso. Delio Rossi tiene trabajo, pero necesita a Maresca.