Justo reparto de puntos

Partido atractivo en su primer acto donde Denis, desde los once metros, contrarrestó el gol inicial de Muriel. Empate final que dejó contentos tanto a unos como a otros y les permite irse de vacaciones con tranquilidad en la clasificación.

Justo reparto de puntos
Atalanta
1 1
Udinese
Atalanta: Consigli; Bellini, Lucchini, Stendardo; Raimondi, Carmona, Cigarini, Peluso; Bonaventura, De Luca (Moralez); Denis.
Udinese: Brkić; Angella, Danilo, Domizzi; Basta, Pinzi, Pereyra, Badu, Pasquale; Fabbrini (Di Natale); Muriel (Lazzari)
MARCADOR: 0-1, Min.33, Muriel; 1-1, Min.39, Denis(P).
ÁRBITRO: Marco Guida. Amonestó a los locales Carmona y Moralez. Por parte del cuadro visitante vieron cartulina amarilla Danilo, Muriel, Pinzi y Domizzi.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimoctava jornada de la Serie A. Unos 20000 espectadores se dieron cita en el Stadio Atleti Azzurri.

Recibía el Atalanta al Udinese en el Atleti Azurri ante un gran ambiente en las gradas. Los de Bérgamo, que venían de sucumbir ante la Juventus, quisieron desde un principio adueñarse del balón ante un Udineste que esperaba y se mostraba cauto, agazapado, siendo consciente de que llegaría su ocasión. 

Comenzaba el partido con el conjunto de Colantuono presionando mucho, haciendo acto de presencia constante en campo contrario y obligando al conjunto bianconeri a golpear en largo, facilitando las tareas de recuperación de la zaga local. Combinaba bien el cuadro local, llegando con facilidad hasta tres cuartos de campo donde, unas veces por la falta de clarividencia en el último pase, y otras por la buena actuación defensiva a lo largo de todo el encuentro del conjunto de Guidolin, naufragaban las jugadas una tras otra. 

No fue hasta cumplido el primer cuarto de hora cuando Brkic tuvo que aparecer por primera vez. Carmona ponía una falta lateral que, tras remate algo forzado de De Luca, obligaba a intervenir al cancerbero visitante. Respondía el Udinese por medio de Basta quien, tras regatear a dos contrarios, ponía un balon seco, raso, preciso, que se paseaba por el marco de Consigli. El partido se abría y ambos equipos parecían sentirse agusto con ese guión, a una buena falta de Bonaventura respondía Badu tras un centro preciso de Fabrini al que, llegando en carrera y con potencia, remataba de cabeza abajo, picándola, provocando el susto a la afición local con un balón que salía rozando el palo. Sería pasada la primera media hora cuando llegaría el primero de la tarde. Pasquale ponía un centro preciso desde la izquierda al segundo palo donde aparecía Muriel, tras ganar la espalda a los centrales, para rematar de forma acrobática y establecer el 0-1. 

Lejos de bajar los brazos el conjunto local reaccionó y buscó el empate. Nada más sacar de centro, un balon medido de Cigarini era rematado por Raimondi llegando desde segunda línea. Cinco minutos después era Peluso quien ponía un balón desde el flanco izquierdo que se paseaba por la meta de Brkic. Estaba encerrando el conjunto local a los bianconeri. Fruto de ello llegaría el empate local, corría el minuto 39 cuando Marco Guida señalaba los once metros tras un agarrón de Domizzi, German Denis asumiría la responsabilidad y, tras engañar al arquero, subía el empate al luminoso con el que se llegaba al descanso.

La segunda parte comenzaba con sobresalto para el conjunto de Guidolin. No había pasado un minuto cuando Domizzi no se entendía con Pasqueale y dejaba el balón franco para que Denis siriviera atrás y De Luca solo, en boca de gol, a bocajarro, perdonara el segundo, el rechaze del meta visitante le caía a Denis que golpeaba y con el portero batido y la grada celebrando el segundo, Badu aparecía y salvaba en boca de gol. El Atalanta seguía dominando ante un Udinese que se mostraba inoperante, que no se encontraba agusto sobre el terreno de juego y no conseguía hilar dos pases consecutivos. Sería Bonaventura al cuarto de hora del segundo período cuando, tras rematar de cabeza, hacía de nuevo intervenir a un Brkic muy inspirado durante toda la tarde. Desde ese momento y sobretodo debido al carrusel de cambios en poco tiempo realizado por ambos técnicos, el partido bajo de ritmo y ambos parecieron con un empate que luciría en el marcador hasta el final.