La invencible Juve no afloja

Nueva victoria para la Juve de Conte que se llevó el derbi turinés ante un Novara que se pudo marchar con una goleada sino hubiera sido por la mala puntería de los jugadores bianconeros, en especial de Giaccherini. El extremo italiano tuvo tres claras ocasiones de gol (dos mano a mano con el portero Ukjani) que no supo resolver.

La invencible Juve no afloja
Pepe y Quagliarella le dieron la victoria a la Juve ante el Novara (2-0).
Juventus
2
0
Novara
Juventus: Buffon; Lichtsteiner, Barzagli, Chiellini, De Ceglie; Marchisio, Pirlo (35' s.t. Pazienza), Giaccherini; Pepe, Quagliarella (32' s.t. Matri), Del Piero (19' s.t. Estigarribia).
Novara: Ujkani; Morganella, Dellafiore (21' p.t .Paci), Centurioni, Ludi, Gemiti; Marianini (10' s.t. Porcari), Radovanovic, Rigoni; Rubino (32' s.t. Mazzarani), Meggiorini.
MARCADOR: 1-0, min.4, Pepe; 2-0, min.75, Quagliarella.
ÁRBITRO: Gervasoni. Amonestó a Marianini, Centurioni y Giaccherini.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 16 de la Serie A. El Juventus Stadium albergó a 24 mil espectadores.

Pero Giaccherini a pesar de sus errores fue de los jugadores más incisivos de la Juve. A pesar de la gran cantidad de críticas que se está llevando por parte de la afición bianconera, que no las tienen todas consigo con el exjugador del Cesena, lo cierto es que Giaccherini gusta y mucho a Conte.

Su gran trabajo en el campo, recuperando balones y su manera de desbordar y de ganar la partida a sus marcadores por velocidad, gracias a su físico escurridizo, le han convertido en el jugador número doce para Conte junto a Esigarribia. Ambos empezaron la temporada con la etiqueta de suplentes de Krasic y Elia y lo cierto es que han acabado teniendo más protagonismo que el serbio y el holandés, gracias a la entrega, el sacrificio y la lucha que aportan sobre el terreno de juego.

Conte decidió volver al 4-2-4 con las bajas de Vucinic, Vidal y Bonucci, pero el esquema fue variando en distintas fases del encuentro con la inclusión de Giaccherini como tercer mediocampista interior junto a Pirlo y Marchisio. También apostó el entrenador juventino por dar entrada en el once a Del Piero y Quagliarella, dejando en el banquillo a Matri.

Todo lo que Conte había pedido a sus jugadores antes del encuentro, el marcar un gol rápido para que el partido no se atascara lo recibió a los cuatro minutos de partido, cuando un gran centro de De Ceglie fue enviado a la red en el segundo palo por Simone Pepe.

Nuevamente el extremo italiano se encargó de abrir la lata y conseguir su quinto gol en el campeonato, que atestiguan el gran momento de forma en el que se encuentra el exjugador del Udinese. La Juve dominó la posesión de balón durante todo el partido y apenas dejó maniobrar a un Novara que se encerró en defensa, dejando solos en ataque a Meggiorini y Rubino.

Los bianconeros pudieron irse al descanso con una mayor ventaja, pero el gran problema de esta Juve (junto el de defender las acciones a balón parado) es el poco rendimiento que se sacan a las muchas ocasiones que tienen los de Conte en cada partido. Ni Marchisio, ni Giaccherini, ni Del Piero, ni Pepe, ni Quagliarella pudieron batir nuevamente al portero del Novara.

Aunque el problema verdadero sería el no crear ocasiones, bien tiene Conte en encontrar remedio a las infinitas oportunidades desaprovechadas por sus jugadores a lo largo del campeonato, sino quiere que acaben convirtiéndose en un verdadero problema, aunque a la labor del entrenador juventino hasta la fecha no se le puede poner ningún pero.

La Juve vuelve a ser líder, con dos puntos de ventaja sobre el Milán y a expensas de lo que haga el Udinese, que de ganar al Lazio empataría con los bianconeros. El gran objetivo de la afición juventina, el de ser campeón de invierno, está cerca de cumplirse, cuando solo quedará el partido contra el Udinese el próximo miércoles, en el que se prevee un duelo a muerto por el liderato.

Hasta la fecha ningún equipo ha sabido hacer morder el polvo a la Vecchia Signora, que se muestra autoritaria en defensa, impenetrable en el mediocampo y letal en ataque. Destacar el gran partido de Paolo De Ceglie que ocupó el puesto del sancionado Bonucci y relegó a Chiellini al centro de la zaga. Además de su gran asistencia en el primer gol de Pepe, el lateral zurdo se dejó el alma en el campo y cubrió su banda a la perfección.

 

En las dos únicas oportunidades en las que el Novara llegó a los dominios de Buffon, el número uno bianconero ejerció de salvador, con dos paradas antológicas. En la primera la jugada estaba anulada por falta al portero, pero Buffon tuvo una agilidad para sacar una mano fuera de lo normal.

Ya en la segunda mitad, Gigi apareció nuevamente para sacar una mano antológica tras un cabezazo de Rubino que se dirigía a las redes. Como dijo Conte al final del partido, Buffon sigue siendo el número uno del mundo en su puesto y muchos de los puntos conseguidos por la Juve esta temporada, se los deben al gigante de Carrara.

La Juve no consiguió cerrar el partido hasta el minuto 75 de partido, cuando apareció Quagliarella para alejar los fantasmas surgidos tras su lesión y para batir a Ukjani con un poderoso cabezazo a la salida de un corner que envió a la escuadra. La felicidad del delantero de Castellmare se prodigó entre todos sus compañeros y entre toda la afición juventina, que volvía a ver un gol del delantero italiano, un año después.

Tras la lesión de rodilla sufrida por Quagliarella la pasada temporada que le hizo perderse toda la segunda vuelta del campeonato y parte de la primera, el punta se había mantenido en el huracán del "mercato" siempre empujado a abandonar Torino, pero el gol conseguido hoy debería empezar ya a acabar con su maldición y devolverle a su status de delantero letal y espectacular que la Juve disfrutó parte de la temporada pasada.

Tras el gol Conte lo sustituyó por Matri, como minutos antes había hecho con Del Piero y Estigarribia. Al capitán bianconero se le sigue resistiendo el gol esta temporada y eso que hoy tuvo dos ocasiones claras para marcar. Una la envió fuera por poco y en la otra Pepe tardó demasiado en darle un balón que acabó sacando en línea de gol la defensa del Novara, cuando "Pinturicchio" ya estaba con la caña a punto para empujar el balón a la red.

Con Estigarribia y Matri la Juve volvió al 4-3-3 con Pepe formando el tridente atacante y con Pirlo, Marchisio y Giaccherini en la línea de tres del mediocampo. Los minutos fueron pasando y la Juve de manera cada vez más tímida seguía en el campo del Novara tocando y tocando, pero sin resolver.

En los minutos finales Conte decidió dar descanso a Pirlo y dio entrada a Pazienza. El exjugador del Milán recuperó el nivel que le había faltado en los últimos dos partidos, quizás porque el cansancio hizo mella en sus piernas o quizás porque el Novara hoy no le ató en corto como si hicieron otros equipos.

Liderato para la Juve que continúa invicta haciendo historia y los bianconeros que ya se preparan para afrontar el último partido del año, donde se jugarán el liderato en el Stadio Friuli ante el Udinese el próximo miércoles. Tras la huelga de la primera jornada, el Calcio reanudará este miércoles lo que se paró en agosto, con el partidazo de la jornada, que dictaminará al campeón de invierno.