Temas del momento:
Connect with facebook

Zequinha: "Necesitaba volver de esta manera"

Entrevista exclusiva. En un gran momento actual, Zequinha ha atendido a Vavel para comentarnos su estancia en las filas del Larissa, pero también para echar la vista atrás y hablar acerca de su carrera en Portugal.

Zequinha: "Necesitaba volver de esta manera"
Zequinha está pasando un momento excelente en las filas del Larissa.

Si hay un momento fundamental en la carrera de un futbolista es el paso adelante que supone debutar en el fútbol profesional. El contador de todo lo conseguido mientras se forma parte de los equipos juniors vuelve al cero en el momento de debutar y asumir esto nunca es fácil.

Ni siquiera lo fue para una de las más firmes promesas de Portugal en los últimos años, Zequinha. Nacido en 1987, su paso por las cantera del Setúbal y la del Porto fue tan fulgurante que le llevó a ser internacional por todas las selecciones inferiores de Portugal.
 
Sin embargo Tras pasar or equipos como Gondomar, Penafiel o Gil Vicente, no debutó en la primera división hasta la temporada 2009-10 en las filas del Olhanense. En este club no se asentó, en parte, por la gran competencia que encontró: Paulo Sergio (actualmente en el Guimaraes), Uka (en el Braga) y Castro (en el Sporting de Gijón).  
 
Tras una fugaz experiencia en el Fátima, donde jugó a un buen nivel en una situación muy complicada, Zequinha está buscando el éxito en las filas del Larissa, club histórico que tiene el  título de campeón de la copa en 2007, como éxito más reciente.
 
A continuación os dejamos con la entrevista que hemos llevado a cabo en exclusiva: 
 
Pregunta: Leí la noticia que publicó Djalmir, su antiguo compañero en el Olhanense, pensé, "Zequinha ha vuelto"... 
 
Respuesta: Tras estar tres meses parado debido a una operación de cartílago, he vuelto, sí. Y además he marcado 3 goles en 5 partidos que fueron muy importantes para el Larissa. Me siento muy feliz por volver de esta forma. Hace mucho tiempo que lo necesitaba. 
 
Djalmir es para mi uno de los mejores profesionales y mejor persona que he conocido en el mundo del fútbol. Como suele decirse: "Djalma en mi equipo juegas fácil". 
 
Zequinha marcó 430 goles jugando en la cantera del Vitoria de Setúbal.
 
P: Siempre ha sido muy ofensivo, pero veo que su estadística de goles es más alta que otras temporadas, ¿es ahora un jugador más directo?
 
R: En realidad continuo igual que en Portugal, pero allí jugaba casi siempre en la banda y en el Larissa, también lo hago de delantero que es una posición que conozco bien, ya que en donde me he desenvuelto durante toda mi etapa de formación. 
 
P: Se formó en la cantera del Setùbal y la del Porto, llegando a ser internacional en todas las categorías inferiores de Portugal, ¿qué recuerda de su época de formacion?
 
R: Tengo muy buenos recuerdos. En Setúbal, por ejemplo, llegué a alcanzar una cifra que aún nadie ha superado, ya que marqué 430 goles en mi etapa de formación. Tras esto llegó la propuesta de ingresar en el Porto, llegando a ser una contratación muy elevada, teniendo en cuenta que tenía entonces 16 años.  
 
Una vez allí, sabía que tenía la responsabilidad de demostrar que valía lo que pagaron por mi pase, así que esto fue una gran motivación. Me encantó  formar parte de esta gran institución, es diferente al resto de los clubes.
 
P: No me resisto a tratar el tema. Más o menos de esta etapa, se corresponde una imagen que en su momento dio la vuelta al mundo. Se trata de su expulsión en el mundial sub-20 de 2007 (le quitó la tarjeta roja que el árbitro pretendía mostrar al actualmente jugador del Villarreal B, Mano, por lo que fue también expulsado), en esa ocasión su carácter le jugó una mala pasada, ya que tras esto fue sancionado…
 
R: Esto paso hace muchos años, para mí es el pasado y todo lo que hice fue por mi selección, ya que jugábamos los octavos de final del mundial, faltaban tres minutos y perdíamos 3-0 con Chile.  Fue un acto irreflexivo, que penalizó  mi carrera posterior. Era muy joven y de los errores se aprende. Gracias a dios, ahora soy un jugador mucho más maduro.
 
 
P:  Sin duda fue un momento muy difícil, pero en general, ¿ha sido duro llegar a ser un jugador profesional?
 
R: Claro que sí, es bastante duro. hay que cumplir con muchas reglas y no podemos actuar como cualquier persona, pero cuando se ama este deporte todo se hace más fácil y con el paso del tiempo si un jugador tiene calidad y sobre todo suerte es posible llegar a ser profesional.
 
P: Creo que el mundo del fùtbol profesional es muy duro, hay jóvenes jugadores que tienen demasiada responsabilidad y están siempre en el punto de mira, ¿ha sentido esta  presión?
 
R: Está claro que en los primero partidos, cierto nerviosismo es normal, pero con el tiempo maduramos y todo se vuelve más fácil de lidiar. Para mi no fue demasiado difícil, pero hay jugadores que no consiguen superar la presión y no vuelven a alcanzar el éxito en su vida profesional. 
 
"Hay jóvenes jugadores que no superan la presión que supone el fútbol profesional"
 
P:  Debutó en la primera división en las filas del Olhanense, formando parte de un grupo fantástico de jóvenes jugadores: Castro, Ukra, Hugo Ventura, Tengarinha, J. Gonçalves... también Rabiola, que nos explicó que era el mejor de todos como futbolista y compañero. Pese a que hizo buenos juegos (como frente al Benfica), no tuvo mucha continuidad. ¿Qué falló?
 
R: Comencé muy bien el campeonato, con confianza, pero con el paso de las jornadas dejé de ser una opción. En su momento lo viví como una injusticia, pero son cuestiones que forman parte de la vida de un futbolista profesional.
 
No quiero dejar de acordarme de Rabiola (Feirense), un gran jugador y gran amigo mío. Se merece todo lo bueno. 
 
 
P: En la mitad de la temporada siguiente, 2010-2011, en el Fátima volvió a un buen nivel…
 
R: Tras estar 6 meses parado en Olhão, tuve la oportunidad de volver a la competición en un equipo de la segunda división portuguesa y para mí fue una buena experiencia, ya que, conseguí llegar al nivel que deseaba. Estoy muy agradecido al o G.D Fátima.
 
P: Tras disputar toda su carrera en Portugal, ha recalado en el Larissa,  ¿qué le llevó a aceptar el reto de jugar en el extranjero?
 
R: En todos los sentidos fue una buena propuesta  y he llegado a un club con historia en Grecia y en Europa. Fue por eso por lo que decidí arriesgarme a dejar mi país.  
 
P: Pese a que aún tiene 25 años, en su carrera ha pasado por momentos muy importantes, ¿qué es lo mejor que ha vivido en su carrera?
 
R: Mi mejor momento en el pasado fue cuando con 16 años fui llamado por Luis Felipe Scolari  para entrenar con la selección absoluta de Portugal. 
 
P: Si ese fue su mejor momento, ¿cual es el partido más importante que ha jugado?
 
R: Para mí todos los partidos son importantes, quizás eso depende de como encara cada jugador encara los partidos. Yo no diferencio si juego contra un equipo grande o pequeño, para mi no existe algo así.
 
 
P: Ha comentado acerca de Scolari, también coincidió con Jorge Costa, que creo que va a ser un técnico muy importante, ¿como son en el trato cercano?
 
R: Con Scolari no tuve demasiado contacto, pero en termino profesionales me pareció un técnico muy competente. En cambio, con Jorge Costa, además de ser un gran entrenador es una gran persona. Sabe entender a los jugadores, porque también jugó como profesional a un nivel muy alto y todo se vuelve más fácil. 
 
P: Entonces, ¿cual ha sido su mejor entrenador?
 
R: Joaquim Mota, entrenador en el Vitória de Setúbal, aprendí mucho con él. Desde que soy profesional, elijo a Jorge Costa. 
 
P: ¿Qué se plantea para el curso 2012-13? ¿Es posible volver a Portugal?
 
  
R: Ahora mismo no pienso en esto, solamente espero acabar bien esta temporada   y si es posible marcar más goles, lo que vendrá después, ya se verá…
 
P:  ¿Que cree que le depara el futuro?
 
R: Es obvio, soy un jugador que ambiciona, siempre quiero más y busco
cumplir mis sueños.  
 
P: ¿Y cuales son? 
 
R: Mi mayor sueño es ser reconocido a nivel europeo y hacer un buen contrato para ayudar a mi familia a tener una vida mejor.  
 
Zequinha se ha mostrado en la entrevista tal y como se comporta en el campo, sin rehusar ninguna pregunta, encarando, con la vista fija en el frente.
 
Agradecimientos: Djalmir Viera.