Un solvente Dundee United vence por la mínima al Celtic

Los locales hicieron lo justo para ganar y plantearon un partido defensivamente perfecto. El Celtic no supo aprovechar las pocas ocasiones de las que dispuso y se mostró muy falto de ideas ofensivamente. Un gol de Scott Robertson a la salida de un córner marcó la diferencia. El Dundee United se acerca a Europa y el Celtic ve roto su objetivo de acabar la temporada ganando los cinco últimos partidos.

Un solvente Dundee United vence por la mínima al Celtic
Dundee United
1
0
Celtic
Dundee United: Pernis, Neilson (Watson, min.66), Dillon, Gunning (Kenneth, min.82), Dixon; Flood, Rankin, Robertson, Ryan, Mackay-Steven (Russell, min.68); Daly.
Celtic: Forster, Lustig, Mulgrew, Rogne (Wanyama, min.54); Matthews, Brown (McGeouch, min.70), Ledley, Commons, Izaguirre; Hooper, Stokes (Watt, min.45).
MARCADOR: 1-0, min.20, Robertson.
ÁRBITRO: Ian Brines (ESC) amonestó a Wanyama (min.61) y Rankin (min.83).
INCIDENCIAS: 37a jornada de liga en la Scottish Premier League disputada en Tannadice Park (Dundee, Tayside) ante 1500 espectadores.

El partido en Tannadice Park significaba mucho para el equipo local. Los hombres de Peter Houston aspiran a Europa. La derrota en Ibrox el pasado (5-0) implica que los Arabs no puedan llegar a la zona Champions, pero la Europa League aún era posible si ganaban los dos partidos restantes. El Celtic llegaba con el orgullo de campeón a defender, con la intención de superar los puntos conseguidos la temporada pasada. Los visitantes optaron por un 3-5-2, con Izaguirre y Matthews abiertos en bandas y Commons de media punta por detrás de los delanteros.

El partido careció de ritmo durante la primera parte. Las combinaciones por parte de ambos equipos en los primeros compases del encuentro fueron erráticas, el balón acababa demasiadas veces en saque de banda o en poderío del contrario gracias a pases defectuosos. A partir del minuto 10 el Celtic se fue haciendo con el control del juego, el espacio del que disponía Commons entre el medio y los puntas fue bien aprovechado por el escocés para nutrir de pases a Hooper, el inglés pero no estuvo acertado, o prefirió asistir a la segunda línea en lugar de buscar el chut.

Con un dominio leve del Celtic que no se transformaba en ocasiones, el Dundee United consiguió adelantarse en el marcador. Un córner de Mackay-Steven fue rematado por Robertson al fondo de las mallas. El medio se encontraba totalmente solo y aprovechó la ocasión para anotar su sexto gol de la temporada. La relajación del Celtic en el gol fue evidente. La primera ocasión clara del Celtic llegó con un chut de Hooper desde fuera del área que Pernis rechazó, el irlandés Sean Dillon envió el balón a córner.

La relajación del Celtic en el primer gol fue evidente

El bagaje ofensivo del Celtic creció a medida que se acercaba el descanso, Commons chutó desde fuera del área con acierto, pero el portero eslovaco del Dundee United Dusan Pernis envió a córner. El Celtic sacó rápido y habilitó a Stokes para que chutara sólo con un pase desde la izquierda, pero el balón pasó inexplicablemente por debajo de las piernas del irlandés, quién no pudo aprovechar la clarísima ocasión. El primer tiempo acabó con una victoria momentánea de un Dundee United que supo aprovechar la única ocasión de la que dispuso ante un Celtic lento, poco brillante y víctima de la relajación.

En el descanso Lennon dio entrada a Tony Watt, el juvenil que debutó en Motherwell hace unas semanas con dos goles en menos de diez minutos. El escocés entró en el lugar de Anthony Stokes, totalmente ausente en el partido de hoy. El cambio dio sus frutos en los primeros minutos, pues Watt remató de cabeza a portería cuando tan solo llevaba unos segundos en el terreno de juego, por suerte para los locales, Dusan Pernis atrapó con seguridad. El segundo tiempo fue un quiero y no puedo visitante. El Celtic dispuso de casi un 70% de posesión, pero no mostró ningún tipo de recurso para romper la defensa local. Los balones largos y centros al área fueron siempre bien defendidos y despejados por la defensa local. Dillon, Kenneth, Neilson o Watson estuvieron siempre en el centro de la zaga para repeler el poco peligro que creaba el Celtic. El Dundee United, durante la segunda parte, defendió con todo, con Jon Daly como única referencia arriba, el Celtic fue incapaz de travesar tan poblada barrera. Los locales incluso pudieron adelantarse en el marcador, cuando una gran contra de los Arabs fue finalizada por el extremo Mackay-Steven, el balón marchó fuera por poco.

El Celtic fue incapaz de travesar la línea defensiva local

En el 70 Lennon intentó dar un soplo de aire fresco al juego de su equipo. Dylan McGeouch entró en el lugar del capitán Scott Brown, muy útil en partidos que requieren entrega pero prácticamente nulo cuando el peso del juego debe recaer totalmente sobre el medio campo del Celtic. El juvenil McGeouch es uno de esos jugadores en los que el fútbol escocés confía para resurgir. Su técnica, aceleración y calidad destacan por encima de su fuerza o juego aéreo, junto a Forrest o Tony Watt, es una de las rarezas de un fútbol escocés que espera que hombres como él sean cada vez más comunes en un territorio falto de peloteros que les guíen hacia la luz de los triunfos, hacia el final de la caverna en la que se encuentra sumido el balompié de un país que antaño dispuso de grandes talentos como Jimmy Johnstone, Kenny Dalglish o Dennis Law. La ocasión más clara del Celtic llegó a través de una pared entre Hooper y Commons en la frontal que el inglés acabó mandando fuera por poco. La única ocasión realmente peligrosa vino de una jugada combinada, pero el Celtic no aprendió la lección, siguió mandando balones al área, recogió los rechaces y … mandó más balones al área. La desesperación no se apoderó de los Bhoys, que estuvieron cantando y celebrando durante la mayoría del partido el campeonato liguero conseguido por su equipo, hoy no era día para enfadarse. El juego del equipo, pero, no estuvo a la altura. Las ganas estuvieron, pero la astucia y la inspiración no se presentaron hoy a Tannadice Park. El Dundee United defendió hábilmente en el córner del Celtic para que pasasen los últimos minutos de un encuentro que contó con un equipo que supo aprovecharse de sus pocas virtudes, frente a otro que no se preocupó demasiado en demostrar todo su potencial.

El Dundee United se acerca a la Europa League

Con este resultado el Dundee United se acerca a la clasificación a la Europa League, una competición donde cayeron el año pasado al perder por los goles fuera de casa ante el Slask Wroclaw polaco. Los hombres de Peter Houston querrán llegar de nuevo a Europa y mejorar esa efímera participación. El Celtic ha empezado perdiendo 7 partidos este año, de los que solo ha podido remontar uno. Habrá quién lo achaque a la falta de carácter de los jugadores, puede ser, aunque hoy, como desde hace ya varias semanas, no era un partido para valorar las posibilidades del equipo de Neil Lennon. Su próximo reto será a finales de julio, cuando las eliminatorias de la previa de la Champions acechen, ahí se verá si realmente el castillo del equipo blanquiverde es sólido, o si se ha construido gracias al humo que representa ganar cada semana en una competición donde ahora mismo no tienen rival.