El Rangers, a la Third Division

La votación de los clubes de la SFL no dejó lugar a ningún tipo de duda. 25 de las 30 entidades votaron en contra de la integración de la Newco a la First Division. Estamos a la espera de la reacción del entrenador Ally McCoist y del propietario Charles Green. McCoist declaró a Sky Sports poco después de la decisión que el club "seguirá adelante, como siempre". Green ha mostrado su respeto por la decisión tomada y a modo de conclusión ha dicho "estaremos contentos de participar en cualquier división". La integridad del fútbol escocés ha quedado demostrada con la unidad de los clubes, quienes han decidido actuar de acuerdo con los deseos de sus aficionados. Ahora la SPL intentará llevar a cabo un plan alternativo para incluir al Rangers en segunda división.

El Rangers, a la Third Division
El futuro de la Newco se encuentra, de momento,en las catacumbas del fútbol escocés.

El Rangers jugará la próxima temporada en la Third Division, la categoría más baja del fútbol escocés. Así lo han decidido la mayoría de los clubes de la SFL que han votado este mediodía. Treinta clubes estaban llamados a votar si querían la Newco en First o en Third Division, la respuesta ha sido rotunda: 25 han votado que el destino de los Light Blues la próxima temporada sea la Third Division. Con ello, 35 de los 42 clubes que integran el fútbol escocés se han manifestado en contra de un trato de favor para el Rangers. Cabe recordar que el Gretna desapareció por problemas económicos y el Livingston fue descendido de la First a la Third Division después de entrar en administración y no poder pagar las deudas que tenía.

"El Rangers es una gran institución, pero eso no significa que deban recibir un trato diferente a los demás" Henry McLelland, Annan Athletic chairman

Desde la SPL se ha insistido durante los últimos meses en el aspecto económico del caso: la pérdida del Rangers significaría aparentemente un gran impacto económico hacia los otros clubes. Estos, a pesar de la presión a la que han sido sometidos, han decidido votar según lo que han decidido sus asociaciones de aficionados. Uno de los propietarios más vehementes ha sido el del Annan Athletic, Henry McLelland: "Cuando el Gretna estaba en problemas, la SFL dejó claro que, para la integridad del fútbol escocés, el Gretna tenía que ir a la Division Three. Sucedió lo mismo con el Livingston. El Rangers es una gran institución, pero eso no hace que deban recibir un trato diferente a los demás". El Annan Athletic es un equipo de la cuarta división escocesa y, por lo tanto, posible rival de la Newco esta temporada.

La SPL ha estudiado la creación de una SPL 2, en la que incluirían al Rangers y a los equipos de la First Division que se quisieran unir, de esta forma lograrían crear una segunda división alternativa en la que tener a la Newco. De esta forma facilitarían el regreso del equipo a la élite del fútbol escocés, algo que consideran primordial para el futuro económico del fútbol del país. La revisión de los contratos televisivos por parte de Sky podría ser un golpe duro a las ya de por sí débiles finanzas de los equipos escoceses. Según algunos dirigentes como Neil Doncaster o Stewart Regan, este golpe podría ser fatal para algunos clubes, que desaparecerían en caso de darse esta reducción de los contratos pactados con Sky. Sin embargo, esto son meras especulaciones que no han conseguido cambiar el voto de los dirigentes de la mayoría de clubes de la SFL.

"No tenemos control sobre la SPL, pueden hacer lo que quieran (...) Hay que tener en cuenta como reaccionarían (los aficionados) si la integridad de nuestro fútbol es desafiada" Jim Ballantyne, presidente de la SFL

El presidente de la SFL, Jim Ballantyne, ha destacado la unidad que ha habido en los clubes de todas las categorías para mantener la integridad del balompié escocés, y la importancia moral que esto debería tener para la SPL: "No tenemos control sobre la SPL, pueden hacer lo que quieran con sus propias reglas, pero es importante tener en cuenta lo que ha decidido una aplastante mayoría. Las pérdidas financieras asustan, pero ignoran totalmente el punto de vista de los aficionados. Hay que tener en cuenta como reaccionarían estos si la integridad de nuestro fútbol es violada. ¿Quién ha estudiado las consecuencias financieras si los aficionados dejaran de ir al fútbol? Los clubes conocen los cálculos económicos por un bando, pero hay que estar preocupado con estos otros cálculos en la dirección contraria. La de la SFL ha sido una decisión valiente, no me ha sorprendido".

Esta noticia puede ser la definitiva para el futuro futbolístico del Rangers, ahora la pelota está en el tejado de la Scottish Premier League, que debe decidir si tira adelante su plan de SPL2 o si finalmente acepta la voluntad de una aplastante mayoría de aficionados escoceses. El culebrón del Rangers aún no ha acabado.