Los Angeles Galaxy, campeones de la MLS

La liga estadounidense llega a su fin, y ve como por fin el ingles David Beckham consigue ganar el trofeo con su club, Los Angles Galaxy.

Los Angeles Galaxy, campeones de la MLS
David Beckham, campeón de la MLS con su equipo, Los Angeles Galaxy.

El Home Depot Center de Los Angeles sirvió de escenario en la noche de ayer para la gran fiesta del futbol estadounidense. Los Angeles Galaxy, el mejor equipo de la liga regular, recibía a unos Houston Dynamo que habían terminado segundos en la conferencia este pero que se habían desecho en los play offs de los pesos pesados de su conferencia, Sporting Kansas City y Philadelphia Union.

Los Angeles partía como favorito al título debido a su condición de locales basada en su liderato de la liga regular; liderato que ha ido desde el principio hasta el final, con un gran juego desplegado por el equipo angelino. Una condición de favorito que se vio acentuada aún más cuando en verano fichaban procedente de la Premier League al irlandés Robbie Keane para susituir al colombiano Juan Pablo Ángel, cuyo rendimiento en los Galaxy fue decepcionante.

Houston, por su parte, ha tenido una racha mucho más irregular, estando incluso en algunas jornadas fuera de la zona de play offs. Sin duda alguna, la labor de Dominic Kinnear, desde el ecuador de la temporada hasta esta final es algo digno de elogio. Como nota anecdótica podemos decir que con un gol en la liga regular y apenas 4 partidos testimoniales, un español, Sergio Contreras "Koke" (actualmente en las filas del Rayo Vallecano) ha contribuido a que Houston este en la final.

Los Angeles partía con un once de gala, con todos su hombres preparados. Sin embargo, Houston se presentaba con la baja por lesión de su mejor jugador, Brad Davis, el máximo asistente de la MLS. Esto hacía más favorito si cabe a Los Angeles.

Durante la primera parte el dominio de Los Angeles fue incontestable por parte de Houston. Los locales gozaron de varias ocasiones, pero Adam Cristman no estuvo acertado en ninguna de ellas.

Le segunda parte empezó tal como acabo la primera. Los Angeles seguía rondando el gol. De hecho, Robbie Keane vio como le anulaban un gol por fuera de juego (que no era) en el minuto cincuenta y seis.

Esto parece que despertó a Houston, que se acercó timidamente a la porteria defendida por Saunders, pero solo fue un espejismo que no duró más de diez minutos ya que en el minuto setenta y uno Landon Donovan, el héroe americano, recibe un buen pase entre lineas de Keane y cruza el balón ante Hall lo suficiente para ver como se cuela por el fondo de las mallas.

Kinnear intentó revolucionar el partido dando entrada a varios hombres de ataque, pero no lo consiguió y no pudo evitar que los Angeles Galaxy terminaran ganando el partido. De esta forma, David Beckham, consigue en la temporada de su despedida su primer trofeo con los americanos y Bruce Arena, entranador de los angelinos, consigue su tercera MLS Cup. Landon Donovan fue nombrado MVP de la final.