La Académica conquista la Copa de Portugal

La Académica se ha hecho con su segundo título de copa, gracias al tempranero gol de Marinho, en una final en la que la ha sabido imponer su eficacia ante el mayor talento del Sporting.

La Académica conquista la Copa de Portugal
Académica
1
0
Sporting
Académica: Ricardo, Cedric, João Real, Abdoulaye, Hélder Cabral; Adrien, Melo (Danilo), David Simão (Flavio), Marinho, Diogo Valente, Marinho (Rui Miguel) y Edinho
Sporting: Rui Patricio, João Pereira, Onyewu, Polga, Elias (Izmailov), Schaars, Carrillo, Insúa (André Martins), Diego Capel, Matías Fernández y Van Wolfswinkel
MARCADOR: 1-0. Marinho, min. 3.
ÁRBITRO: Paulo Baptista
INCIDENCIAS: Estadio Nacional de Portugal (Oeiras)

Portugal ha dado por cerrada la temporada, en cuanto a competiciones de clubes se refiere. Lo ha hecho además bajo un ambiente festivo, sin incidentes en una final de copa que ha coronado a la Académica como campeón ante una afición enloquecida.

La Académica no presentaba ninguna sorpresa en su equipo inicial, era el partido esperado por todos y Pedro Enmanuel apostaba a lo seguro. También lo hacía el Sporting, solamente era reseñable la suplencia de Izmailov, al que sus continuas lesiones han dejado el carril libre para que un Carrillo al alza sea titular. 

Pese a que acudía la Académica por quinta vez a una final de la Taça, y no lo hacía además desde la temporada 1968-69, no parecía un equipo novato.  Muy pronto marcó Marinho (minuto 3) y poco después, Edinho pudo doblar la ventaja. Todavía no se habían cumplido 10 minutos y el Sporting tenía que recomponerse y dar un paso adelante.

El Sporting al fin tomó la iniciativa, pero la Académica se cerraba bien y presionaba la salida del balón, de manera que Matías debía retrasarse demasiado para recibir, prácticamente hasta la línea de centrales. Carrillo y Capel tenían presencia por la bandas pero no parecía suficiente.

Van Wolfswinkel en el minuto 60 tuvo la primera opción de peligro para el Sporting, tras una jugada de Carrillo, pero los de Pedro Enmanuel estaban cómodos, podrían quedarse esperando toda la primera mitad, todo el partido incluso.

Es cierto que el Sporting tiene mucho talento, esa era la gran ventaja ante los "Estudiantes". Pedro Enmanuel encontró la clave al cortar la circulación del balón a jugadores como Capel, Carrillo o Matías. Elías y Schaars podían respirar, pero Cedric, Diogo Melo, Cabral asfixiaban a los jugadores más creativos.

La segunda parte comenzó siendo una copia de los primeros minutos del partido, la única diferencia fue que no llegó el gol. Edinho tuvo hasta tres ocasiones claras en menos de 10 minutos, dos de ellas increíbles.

El Sporting, que había dado entrada a Izmailov por Elías, puso en el campo toda la mordiente que podía. Sa Pinto buscaba un mediocentro con más calidad, de esta manera era más fácil que el balón circulara.

Con este conexto llegó la primera ocasión clara en favor de los "leones", Ricardo pudo con con Van Wolfswinkel, pudo ser el empate, pero la Académica no dejaba de tener opciones.

En el minuto 15, el Sporting dominaba el partido, lo hacía con un dibujo muy arriesgado.4-2-3-1. El peligro terminó llegando por la banda de Diego Capel, que buscaba sin pausa a Van Wolfswinkel. Sa Pinto tocó la otra banda, la izquierda la de Insúa, que fue sustituido por Martins. 

Abdoulaye, infranqueable, ha jugado una fantástica final.

El tramo final del partido llegaba a dos velocidades: La Académica encontraba la forma de darle calma al juego. Adrien era capaz de hacerlo cada vez que entraba en contacto con el balón. Por su parte, el Sporting iba, quizás, a una velocidad de más. 

Con Jeffren en juego desde el minuto 31, el Sporting se jugaba la última carta. Capel seguía dando lo máximo desde su costado, pero no encontraba quien rematara. Las mejores opciones llegaban a balón parado.

Los últimos minutos los jugó el Sporting con Onyewu como delantero pero la suerte estaba echada, pese a las dos claras ocasiones que tuvo Jeffren.

Venció el equipo más eficaz, quizás quien supo jugar mejor el partido, llega así el segundo título de la historia de la Académica.

Por su parte, el Sporting cierra una temporada que ha tenido sus momentos de brillantez, pero que deja un sabor amargo en la boca de todos.