Comienza la Segunda Liga en Portugal con la novedad de los filiales

Seis equipos filiales se sumarán a otros dieciséis en una competición heterogénea en cuanto a perfiles de los clubes en competición, sin claros favoritos y con una sobrecarga de partidos inusual en esta competición.

Comienza la Segunda Liga en Portugal con la novedad de los filiales
Imagen propiedad de la Liga de Futebol Profesional de Portugal (LPFP)

Once de agosto, 16.15 horas. Día y hora señalada para que comience la Segunda Liga de Portugal, que se ha despojado de la marca comercial que la acompañaba en los últimos años (Liga Orangina) y que también pierde el nombre que habitualmente ha adoptado para el mundo del fútbol portugués: Liga de Honra. En todo caso, es el equivalente a la Segunda División española, o a la Championship inglesa. Una competición de fútbol profesional integrada en la Liga Profesional de Fútbol de Portugal (LPFP).

Estamos ante una temporada de cambios en la competición. Cambios que son protagonizados por dos hechos singulares: la competición pasa de dieciséis a veintidós equipos, lo que supone que de treinta jornadas se pase a cuarenta y dos. Sumando la Taça da Liga, donde participan dieciséis equipos de Segunda Liga, más la Taça de Portugal, nos encontramos con una calendario muy recargado para los dieciséis clubes no filiales. Y precisamente por la presencia de filiales pasa la segunda novedad singular de esta competición. Competirán seis filiales: Oporto B, Benfica B, Sporting B, Vitoria de Gumiaraes B, Marítimo B y Sporting de Braga B. Una medida que genera controversias, pero que a buen seguro que va a aportar una mayor vistosidad de la competición.

Con tal carga de partidos y jornadas, el calendario se tiene que “estirar” al máximo y esto conlleva que los futbolistas de las veintidós plantillas de la Segunda Liga no tendrán vacaciones de navidad, porque durante las fechas navideñas, habrá fútbol de Segunda Liga en Portugal.

No se puede considerar que haya un favorito muy definido en la lucha por el ascenso, pero lo cierto es que la historia o las recientes apariciones en la Liga Zon Sagres, son hechos que nos marcan que equipos como Os Beleneneses, Feirense, Naval, sean potencialmente aspirantes al ascenso.

Hay un grupo de equipos que serán incógnitas, marcadas por el rigor presupuestario, y que comienzan la competición con la idea de “llegar hasta donde se pueda, pero sin pasar apuros”. En este grupo pueden entrar equipos como Leixoes, Santa Clara, Trofense, Penafiel, Desportivo Aves, Arouca y Oliveirense. Nos obstante la reciente primera fase de la Taça da Liga, ha mostrado el potencial de equipos como Santa Clara y Desportivo Aves.

Un último grupo de puede considerar como el de los equipos que tendrán como objetivo claro la permanencia en la categoría, y hacer un papel digno en la competición, desde el asentamiento en la categoría. Estos son el Atlético Clube de Lisboa, Portimonense y Sporting de Covilha, estos dos últimos repescados para competir en Segunda Liga tras los descensos por motivos económicos de Varzim y Uniao de Leiria, clubes que por méritos deportivos tenían derecho propio a competir en Segunda Liga. Los algarvianos de Portimao, y los serranos de Covilha han tenido que diseñar equipos competitivos, una vez repescados. Veremos hasta donde llegan este año. Y el último club  que nos queda es el Clube Desportivo Tondela, una entidad casi octogenaria que debuta en las categorías de fútbol profesional con la intención de tener una temporada tranquila, disfrutar de la competición y asentarse. El distrito de Viseu está de fiesta y más aún el municipio de Tondela.

Lo que parece más o menos claro, es que la presencia de seis equipos filiales, puede ser el elemento que marque el signo de la competición para los dieciséis restantes. Lo que se gane o se pierda ante los grupos filiales, marcados por futbolistas de perfil técnico y con un mayor punto de calidad, será determinante para definir ascensos y descensos.

Mañana se levanta el telón en Restelo, en el lisboeta barrio de Belém. Será el momento para que los veteranos, las jóvenes promesas, los futbolistas revelación y los fichajes exóticos, entren en juego en una disputada competición marcada por las novedades.