Liderato "encarnado" e igualdad

Benfica coge el relevo del Oporto en el liderato del campeonato portugués. SC Braga muestra su solvencia en el derby “minhoto” y Sporting no pasa del empate.

Liderato "encarnado" e igualdad
Lima, bigoleador para colocar al Benfica en el liderato, celebra uno de los goles en Mata Real junto a sus compañeros. Foto: terra.com.pe

Igualdad, mucha igualdad, parece que puede ser la tónica general del campeonato de la Liga Zon Sagres, si hacemos el balance de las cinco primeras jornadas. Igualdad, pero con un matiz: en dos grupos claramente fraccionados. Así, es como se ha revelado hoy la jornada liguera, tras el cierre de la misma en jornada dominical. Dos grupos que si bien aún no son definitivos, marcan claramente las pautas del campeonato: Un grupo de aspirantes al título con Benfica, Oporto y SC Braga, y a partir de ahí, con el resto, todos los equipos en competición, que están en una horquilla, del cuarto clasificado (Académica) al colista (Beira Mar), de cuatro puntos.

Benfica logró vencer con una imagen desdibujada sobre el terreno de juego de Mata Real, en Paços Ferreira, gracias al oportunismo de Lima, que aprovechó los errores e imprecisiones en el área defensiva local. Una mala tarde de los castores, hasta entonces invictos, en la portería y en la aplicación defensiva, que no perdonaron las águilas. Solvencia sin brillantez en la victoria del equipo de Jorge Jesús, que está echando de menos en la parcela constructiva, las figuras de Javi García y Witsel.

Oporto, en uno de los desplazamientos más cortos de la temporada, y más cómodo, en el que los adeptos portistas de pueden desplazar en Metro Ligero, desde el Estadio do Dragao, hasta Estadio dos Arcos en Vila do Conde (poco más de treinta kilómetros), los blanquiazules se dejaron un punto contra el Río Ave. Un rival, el verdiblanco, que remontó el 0-1 inicial (Miguel Lopes) con el que los portistas se marcharon al vestuario, gracias a un doblete de Tarantini, el primer gol tras aprovechar un error en la salida de la pelota desde la zaga del Dragao, y el segundo, con un certero chut que se coló sin ninguna posibilidad de éxito para Helton. Un postrero gol, una vez más de Jackson Martínez, salvó los muebles del Oporto cerca de la desembocadura del río Ave, que da nombre al equipo de Vila do Conde, en el Atlántico.

Sporting de Braga, tenía una prueba complicada esta semana, con el desplazamiento más esperado de la temporada para los adeptos bracarenses. Nada menos que el derby “minhoto” contra Vitoria de Guimaraes. Veinticinco kilómetros separan Braga de Guimaraes, y las autoridades lusas habían declarado el partido de alto riesgo, por ser uno de los partidos que más pasión despierta en el norte del país. El partido se presentó con una primera parte igualada, pero los muchachos de Peseiro se impusieron en la segunda mitad, con una imagen sobre el césped del Don Alfonso Henriques, que despierta una razonable ilusión entre la afición del SC Braga. Éder y Hugo Viana asestaron los golpes que tumbaron a los locales. La segunda parte del SC Braga, ha sido, posiblemente, lo mejor que se haya visto en esta jornada a los que actualmente son los tres aspirantes al título.

Otro partido de cercanías es el que se jugó en Alvalade. Veintiocho kilómetros separan Estoril de Lisboa. Y para los adeptos amarillos, fácil desplazamiento en Cercanías desde Estoril, hasta la estación de Cais de Sodré en Lisboa, para coger el metro, la línea verde y llegar hasta Alvalade. Y casi con esa misma facilidad, se presentó el equipo de fútbol de la ciudad del Casino y del circuito de velocidad, en Alvalade, con un 0-2 gracias a los goles de Steven Victoria, en un claro penalty a Luis Leal, y el segundo gol del propio Luis Leal, que se encuentra en un estado de forma extraordinario. Con la cara del mismo color de la camiseta de su eterno rival, los adeptos sportinguistas parecían resignarse al papel de un equipo que ni es efectivo, ni despierta pasiones con su juego. Sin embargo, una vez más, como ya ocurriera la última jornada contra Gil Vicente, la garra del Leao destrozó las ilusiones amarillas, a base de zarpazos comandados por un gran Izmailov en un arrebato final. Viola y Van Wolfswinkel igualaron en marcador, y un soberbio Vagner bajo los palos de la meta del Estoril, impidió que el equipo del joven entrenador Marco Silva hiciese arruinado el camino de regreso a la ciudad del Casino.

El resto de la jornada, nos deja una victoria clara y sin sombras de los “estudiantes” de la Académica, que se presentaron en Funchal, resolvieron en la primera mitad, e impidieron que el Marítimo tuviera una mínima posibilidad de recuperar algún punto. 0-2, con goles de Wilson Eduardo y Marinho. Ahora son los chicos de Pedro Emanuel, los que lideran el grupo, del “resto de la Liga”.

Otro dato de la jornada: primera victoria del Nacional de Madeira, que ha encontrado en el Algarve el rumbo de los tres puntos y sale de puestos de descenso; precisamente donde cae el Olhanense que en su “exilio” al Estadio del Algarve, entre Faro y Loulé, ha caído a los puestos de descenso. Un gol del venezolano Rondón en el minuto noventa ha posibilitado que la rehabilitación de los blanquinegros haya sido completa (1-2).

El Beira Mar es el colista, en solitario, con tres puntos en el casillero, y único equipo que no sabe lo que es ganar en la Liga Zon Sagres. Hoy tuvo su oportunidad contra el Vitoria de Setúbal, pero los aveirenses dirigidos por Ulisses Morais, no cogen el rumbo marcado en verano por el empresario iraní Pishyar, con destinos europeos para la temporada 2013/14, y no han pasado del empate (1-1).

Por último, el partido con más movimientos en el marcador (Gil Vicente-Moreirense), se ha visto en un estadio, el Cidade de Barcelos, que aún no había visto goles en los dos partidos anteriores, por sendos empates a cero goles de los gilistas contra Oporto y Vitoria de Setubal. Los ajedrezados verdiblancos han llegado a Barcelos con ganas de reponerse de los dos últimos resultados, sin victoria. En un partido vibrante, con alternancias en el marcador, se ha llegado a un 4-3 definitivo con un gol de Halisson para Gil Vicente.

Para la próxima jornada, Benfica y SC Braga reciben a los colistas, Beira Mar y Olhanense respectivamente, y el partido de la jornada será en el Estadio del Dragao con uno de los clásicos de Portugal: Oporto-Sporting Clube.