El tacón de Jackson decide el clásico

El Porto salió con la clara intención de ser el dominador del balón y del tempo del partido. El primer gol del encuentro llego en el minuto 9 de partido fue obra del Colombiano Jackson Martínez tras controlar un balo con la rodilla tras un pase de Danilo..

El tacón de Jackson decide el clásico
Porto
2
0
Sporting de Lisboa
Porto: Helton; Danilo, Maicon, Otamendi y Alex Sandro; Fernando, Lucho y João Moutinho; James, Varela y Jackson
Sporting de Lisboa: Rui Patrício; Cédric, Boulahrouz, Rojo, Insúa; Schaars, Elias, Marat Izmailov; Carrillo, Pranjic y Wolfswinkel
MARCADOR: Gol 9 Jackson 82 penalti James

Por fin llego el clásico que todo los amantes del fútbol Portugués esperábamos, se enfrentaban el Porto el vigente campeón y dominador de esta Liga Zon Sagres en los últimos años y Sporting de Lisboa que llegaba después de una semana para olvidar. Hablar de un clásico en igualdad de condiciones sería faltar a la verdad.

Porto llegaba crecido a este clásico, después de lograr el pasado miércoles una victoria importantísima ante el todo poderoso equipo parisino del PSG en Liga de Campeones, por lo contrario, Sporting llegaba con una derrota por 3-0 en la Europa league y posterior destitución del técnico portugués Sa Pinto y el reto para Océano da Cruz de sacar algo positivo en la visita más complicada de toda la liga

El Porto salió con la clara intención de ser el dominador del balón y del tempo del partido. El primer gol del encuentro llego en el minuto 9 de partido fue obra del Colombiano Jackson Martínez  tras controlar un balón con la rodilla tras un pase de Danilo a la espalda de la defensa y anotar el primer gol de tacón sin dejarla caer, toda una genialidad. Poco minutos más tarde en el 16 se producía el primer cambio del partido, cambio obligado se retiraba por lesión de Maicon y  entraba en su lugar el joven central francés, Mangala

Tras el gol el Sporting estiró las líneas y llegó mas creando superioridad por banda izquierda con Izmailov como principal baza en ataque, pero no era suficiente para lograr poner en apuros la portería Helton, que seria al descanso con un el 1-0 en el marcador.

Tras el descanso el equipo visitante salía con la intención de presionar más arriba para dificultarle la salida de balón al Porto, pero sin demasiado convencimiento sabedor que en un enfrentamiento cara a cara poco o nada podía hacer en el día de hoy, y el descaste sufrido podría ser demasiado para tan poca recompensa. Los locales más cómodos con el paso de los minutos empezaron a disponer de varias ocasiones para poner el 2-0 en el marcador primero Jackson y más tarde Lucho que tuvo la mejor ocasión del partido, con un penalti más que dudoso que se produciría en el borde del área derecha tras un forcejeo pitaba la pena máxima, para asombro de todo el banquillo visitante y sin mayor suerte que la de errarla, Lucho desperdicio la ocasión de poner el 2-0 en el marcador en el minuto 55.

Porto seguía llevando el domino del juego y una contra en el minuto 77 por la derecha del colombiano James obligaría al defensor argentino Marcos Rojo a recurrir a una acción más propia de fútbol americano que del balompié, lo derribaría con un “placaje” cuando el 10 de Porto ya se marchaba para encarar la portería de Rui Patricio, lo que le costaría la segunda tarjeta amarilla y posterior expulsión.

Tras la expulsión el Sporting se echó para arriba tiro de orgullo y fue cuando dispuso de las mejores ocasiones del encuentro hasta el punto de rozar el 1-1 tras un falta botada por el croata Pranjić que obligo a Helton ha tener que estirarse y mandar a córner en lo que fue la mejor ocasión del encuentro para los hombres de Oceano da Cruz.

Cuando el partido parecía que iba a quedar listo para sentencia con el 1-0 un balón que salía rechazado por el larguero tras un remate de Mangala, lo luchaba Jackson con defensor holandés Boulahrouz,  el árbitro no dudaría y  volvió a pitar una nueva pena máxima más que dudosa acompañada de una tarjeta amarilla. Esta vez el encargado en lanzarlo fue  el talentoso número 10 y motor de este equipo tras la marcha de Hulk el colombiano James que anotaría el 2-0.

Tras 6 jornadas disputadas,  el Sporting ya duerme a 8 puntos del Porto y sin ninguna sensación de ser capaz recuperarlos y mucho menos en poder plantarle cara a lo largo de esta liga. Por su parte el Porto sigue su ritmo, líder en su grupo de liga de campeones, y líder en la competición domestica.