Bonito espectáculo en Coimbra

Los locales se dejaron ir cuando tenían a Covilhã perdido y a falta de un gol para evitar la tanda de penaltis. Finalmente Makelele resolvió para el Académica una tanda de penaltis donde Ricardo y Batista fueron protagonistas. Edinho puso su firma en el partido con dos goles que sirvieron para igualar la eliminatoria. (sapo.pt)

Bonito espectáculo en Coimbra
Pedro Emanuel, técnico de Académica (sapo.pt)
Académica de Coimbra
2
0
S.C. Covilhã
Académica de Coimbra: Ricardo; João Dias, Flávio, Hélder Cabral (Magique min. 12 (Cleyton min. 25)), Rodrigo Galo, Bruno China (N'Gal min. 85), Makelele, João Real, Marinho, Cissé, Edinho
S.C. Covilhã: Jorge Batista; Gaspar, Rocha, Fabrício, Edgar, Adriano (Pimenta min 57), Grilo, Dani Matos (Samuel min. 77), Nené (Filipe Fernandes min. 90), Tarcísio, Gilberto
MARCADOR: 1-0 min. 31 Edinho; 2-0 min. 72. Penaltis: 1-0 Cleyton; 1-1 Tarcísio; 2-1 Edinho; 2-2 Gaspar; 3-2 Makelele
ÁRBITRO: Rui Costa (POR). Amonestó a Gilberto (min. 35), Bruno China (min. 45), Grilo (min. 57), Samuel (min. 78), Cleyton (min. 80) y Gastpar (min. 81).
INCIDENCIAS: Estadio Cidade de Coimbra. Partido de vuelta de la segunda fase de la Taça da Liga de Portugal.

Uno puede imaginar que se trata de algo más que un partido, se trata de dos personas que se tienen aprecio mutuo, dos equipos que respetaron la eliminatoria dejando dos buenos partidos y buscando la victoria. Imaginar que uno de los entrenadores no veía los penaltis de su equipo, que estaba tras su banquillo con los brazos abiertos y mirando al cielo con cada fallo de los suyos. Visualizar a un jugador, llamémosle Edinho, que va a animar a sus compañeros cuando fallan uno de los tantos penaltis que se fallaron. Imaginen que el entrenador que no miraba los penaltis se acerca a su afición al quedar eliminados y les dice que no pudo hacer más.

Porque el partido de hoy en el Cidade de Coimbra dejó bastantes detalles para el recuerdo, de esos que consiguen que un deporte atraiga nuevos adeptos. La pena, que la hubo y más tratándose de una eliminatoria, fue la falta de público y la falta de paciencia en la elaboración de juego. Edinho marcó dos goles de distinta factura, pero cuando tocó abrazar al rival, fue directo hacia Grilo. El hombre que erró el penalti definitivo y que deja al Académica en la siguiente ronda de una competición que los universitarios quieren convertir en otra copa de fiesta y disfrute, intentando repetir la gesta de la campaña pasada en la otra copa, la de Portugal.

En el transcurso de los noventa minutos de juego, se dieron dos situaciones bien distintas, sorprendiendo que los locales se relajaran tras el segundo gol en lugar de ir a por el tercero y evitar la lotería final. Durante casi una hora de encuentro, el Covilhã aguantó y pudo hacer más daño, pero como en la ida, no encontró puerta y fue el delantero universitario quien aprovechó un balón suelto en el área para poner a los suyos por delante. Hay que insistir en que no fue fruto del juego, un balón largo que nadie consigue bajarlo con claridad y Edinho aprovechó para hacer el primero en su cuenta.

Después de esa hora de juego, a los visitantes se le hizo largo el partido, empezaron a notar la diferencia de físico y de calidad. El recuerdo de un partido de ida donde el Académica debió salir goleado también pudo pesar los suyo. Los huecos empezaron a aparecer, los locales se fueron arriba y los visitantes achicaban como podían, estando a punto de hacer un gol en un par de llegadas al contragolpe. Sin embargo, y debido a la falta de paciencia de ambos a la hora de elaborar, fue nuevamente Edinho quien puso el 2-0 tras rematar un centro, que iba más al bulto de jugadores de Coimbra que a la cabeza del delantero.

Luego bajó el ritmo del partido y se terminó con veinte minutos de aburrimiento para dar paso a la emoción de los penaltis, donde los porteros se convirtieron en protagonistas al parar nueve entre ambos. Finalmente fue Makelele quien puso a Académica por delante y Grilo quien vivió la amargura de fallar el que dejaba a Covilhã fuera de la Taça da Liga, pero su equipo puede irse con la cabeza alta después de la gran eliminatoria que han hecho, donde el conjunto de Pedro Emanuel tuvo que quemar todas sus naves para voltear el mal resultado, e imagen, dados en la ida.