José Francisco Belman: "La mejora del fútbol en Portugal ha sido sustancial en todos los aspectos"

Durante la última semana el CD Nacional de Madeira ha vivido cambio de entrenador y a modo de transición, José Francisco Belman se ha hecho más visible en el fútbol portugués por dirigir los entrenamientos del primer equipo desde la destitución de Caixinha, hasta la llegada de Machado. Belman se ha destapado como un tipo familiar, ilusionado con la carrera de portero que emprende en los Cadetes del Real Madrid su hijo Javi, y con la ilusión de lograr una Copa de Portugal con el CD Nacional. Confirma que le gustaría entrenar a Casillas, Neuer o Rui Patricio, y destaca que de todos los entrenadores que ha tenido ha aprendido algo.

José Francisco Belman: "La mejora del fútbol en Portugal ha sido sustancial en todos los aspectos"
José Francisco Belman, entrenador de porteros del CD Nacional de Madeira. Fotografía: cdnacional.pt

Hablar de José Belman (Málaga, España, 1971), puede suponer que los lectores menores de 20 años tengan poca idea de quien hablamos, y para quienes ya seguían el fútbol español de los 90,  les  puede empezar a sonar más si hablamos del  Málaga, Balompédica Linense, Deportivo de la Coruña, Real Zaragoza, Real Valladolid o Hércules. Los más intensos aficionados al futbol portugués, sabrán perfectamente que es un guardameta español, que pasó parte importante de su carrera en la plantilla del Nacional de Madeira, concretamente siete temporadas entre 2001 y 2008, momento de su retirada como futbolista en activo. Para muchos, puede ser un eterno portero suplente, pero lo cierto es que ha aprendido el oficio junto a grandes porteros, como Fernando Peralta, Liaño, Cedrún, Juanmi, Falagán, Konrad, Irigoytia, César Sánchez, Jason Brown, Toño, Hilario, Diego Benaglio, Bracalli, y en su palmarés consta una Recopa de Europa, aquella del Real Zaragoza en el año 95, con un gol espectacular de Nayim en París. También ha aprendido de entrenadores tan dispares como David Vidal, Arsenio Iglesias, José Peseiro o Víctor Fernández. Y cierto es también que ha vivido la metamorfosis de equipos en los que ha militado, como el caso del Deportivo de la Coruña, previo al SuperDépor, el Real Zaragoza de la Recopa y un fútbol que enamoraba, dirigido por Víctor Fernández, o el Nacional de Madeira, donde llegó en Segunda División, con José Peseiro, y con el que ha llegado a ser 5º en el campeonato de Primera División de Portugal, y a jugar competiciones europeas. Una dilatada carrera, en la que se incluye un paso por la Championship (2000) en las filas del Gillingham.

Un caso singular, de futbolista emigrante español, que ha vivido el fútbol español, el británico y el portugués.  Actualmente, desde que se retiró de la práctica del fútbol, es entrenador de porteros. La primera toma de contacto con los banquillos fue en la UD Algarrobo, de la categoría provincial de Málaga, donde debutó como primer entrenador en la 2008/2009. Desde 2010 hasta la actualidad, es el entrenador específico de porteros en el Nacional de Madeira, independientemente de quien sea el cuerpo técnico. Con motivo de la destitución del técnico blanquinegro, Caixinha, y hasta la contratación de Manuel Machado como entrenador, José Francisco Belman ha actuado como entrenador interino del primer equipo del Nacional de Madeira dirigiendo alguno de los entrenamientos en la última semana.

En su vida privada, destaca la tranquilidad con la que vive en Madeira, y la pasión por su familia. Uno de sus hijos, Javi, es portero en las categorías inferiores del Real Madrid.

Amablemente nos atiende en esta entrevista exclusiva para los lectores de Vavel.com.

1.  Usted es malagueño, pero lleva más de media vida fuera de su tierra natal: Coruña, Zaragoza, Alicante, Inglaterra, Madrid, Madeira… ¿Cómo ha marcado su vida el cargar con la maleta por tantas ciudades y lugares diferentes?

Evidentemente marca en todo porque es duro dejar todo lo que has vivido desde tu niñez: amigos, familia…etc.

2.  Y con diez años de perspectiva insular, entre Madeira e Inglaterra ¿A veces echa de menos el continente?

Se echa de menos sobre todo la familia porque es lo que más fuerza te da cuando las cosas no van tan bien. Ellos siempre están ahí.

3. ¿Qué aspectos más positivos destaca de vivir en Madeira?

Tranquilidad, calidad de vida, un club que conozco bien y donde trabajo muy a gusto y con buenos medios.

4.  ¿Cómo se vive la crisis que afecta a España y Portugal, desde su perspectiva, afincado en Madeira, como español, y ciudadano residente en Portugal?

Con preocupación porque afecta a la calidad de vida y desestabiliza el crecimiento de ambos países.

5. ¿Cómo es un día normal para José Belman, entrenador de porteros del Nacional de Madeira?

Pues de lo más cotidiano. Con una gran diferencia: con enorme satisfacción porque adoro mi trabajo y a mi familia, claro. En definitiva, me levanto para ir a mi trabajo, después llego a casa para comer y por la tarde como buen padre juego con mi hijo Carlitos de casi cinco años y por la noche suelo hablar con mis otros dos soles, que están en Madrid: Javi que juega como portero en el Real Madrid Cadete B y Adriana que el fútbol no le gusta mucho pero le encanta hacer deporte.

6. Usted probó fortuna fuera del fútbol español, cuando pocos futbolistas españoles lo hacían, justo en el momento en el que la burbuja del fútbol estaba en lo más alto. ¿Qué le parece la evolución del fútbol en ese sentido, pasando España y Portugal a ser países exportadores de talento futbolístico?

Está claro que en mi auge futbolístico la idea de emigrar no se me pasaba por la cabeza. Pero el fútbol evoluciona y no solo el fútbol, los futbolistas son más competitivos y mejores. La importancia de la edad no es un dicho, es una realidad, asi que valoré la posibilidad de emigrar porque me permitía seguir en primer nivel aunque fuese en ligas con menos importancia a nivel europeo.

7. Ha tenido compañeros de vestuario que han acabado siendo entrenadores, como Djukic, Álvaro Cervera, Poyet, Jokanovic, Esteban Vigo… ¿Se nota ya en el vestuario qué futbolistas pueden acabar siendo entrenadores por su personalidad y liderazgo?

Sin duda el carácter de un jugador es una denominación de origen de cara a lo que pueda ofrecer luego como entrenador, o en otras facetas, una vez dejada la práctica del fútbol.

8.  Repasando su trayectoria, son muchos los nombres importantes que han compartido con usted vestuario. ¿Qué entrenador le ha marcado más? ¿De qué portero ha aprendido más? ¿Y cuál es el futbolista de campo que más le ha gustado?

Juan Miguel Fernández (Juanmi) fue un entrenador que tuve en Liga Nacional de Juveniles que me marcó y sin duda sin él no hubiera llegado al futbol profesional. 

De todos los entrenadores he aprendido alguna cosa. Me considero una persona humilde y respetuosa. Aprendo de todos, porque siempre hay algo que se puede adquirir si se sabe mirar con perspectiva positiva.

Santi Aragón, sin duda. Su juego se apreciaba como arte, gracias a su excelente potencial técnico.

De todos los entrenadores he aprendido alguna cosa

9. ¿Qué club, en los que ha militado como futbolista o entrenador profesional, le ha marcado más, haciendo un balance global de éxitos, trato de la afición, prensa, trato del club, potencial, objetivos, etc…?

Decir uno seria injusto. Ya en el CD Málaga,  me formé y fui internacional Sub-16, 17 y 18. En el Real Zaragoza B fui el portero menos goleado de España en todas las categorías senior y con el primer equipo conseguí una Recopa de Europa y ser subcampeón de la Supercopa de Europa. Ya con el Nacional de Madeira conseguí el ascenso a Primera División después de años en categorías menores,  y al segundo año en Primera, una presencia en competición Internacional (UEFA). Como entrenador otra presencia en Europa y el prestigioso Torneo Ramón de Carranza, el cual como jugador (Real Zaragoza) no conseguí. El trato a nivel de afición y prensa siempre ha sido excelente.

10. ¿Cuál es su mejor recuerdo como portero? ¿Y en su carrera como entrenador de porteros?

Mi debut en Primera División con el Zaragoza, parando un penalti sustituyendo por expulsión al bueno de Andoni Cedrún.

Tres eliminatorias de la Copa de Portugal en la tanda de penaltis hasta llegar a semifinales donde perdimos injustamente contra Sporting de Lisboa. Fue un trabajo bien recompensado.

11.  De los porteros actuales ¿A qué tres porteros de máximo nivel le gustaría entrenar, por sus condiciones?

Casillas, Neuer, Rui Patricio.

Los tres porteros a los que le gustaría entrenar: Casillas, Neuer y Rui Patricio

12.  ¿Cómo ha evolucionado la figura del portero en el fútbol actual desde sus inicios en el fútbol profesional a finales de los 80?

Bueno, siempre se dice que se evoluciona en bien del espectáculo, pero parece que el objetivo es mirar dentro del área: mayores porterías, porteros si poder tocar la pelota con las manos ante la cesión de un compañero… En fin, somos objetivo de la FIFA cuando se habla de mejorar el  espectáculo. Aún así creo que todo lo que ayude a ello me parece bien.

13. Es de suponer que Funchal es una ciudad que respira fútbol. Con menos de 120.000 habitantes, muy similar en ese dato a Jaén (por buscar una similitud española), cuenta con tres equipos de fútbol profesional: Nacional de Madeira y Marítimo en Liga Zon Sagres y Uniao de Madeira en Segunda Liga. ¿Hay relación, entre profesionales, dentro de un espacio reducido y tres clubes profesionales?

Pues la verdad que no mucho. Parecemos escuderías de Fórmula Uno. Guardamos nuestras estrategias en todos los sentidos. Es algo que no ayuda mucho pero es así, la rivalidad es máxima.

Los equipos de Madeira parecemos escuderías de Fórmula Uno. Guardamos nuestras estrategias en todos los sentidos

14.  ¿Existe mucha rivalidad entre aficiones? ¿Cómo respira en Funchal esa rivalidad?

La rivalidad es máxima. La rivalidad a nivel deportivo es a muerte, pero socialmente es civilizada.

15.  Centrándonos en su papel como entrenador de porteros en el Nacional de Madeira, por sus manos pasan todos los días tres tipos de portero diferentes. Un joven de la casa, Rui Silva, el joven portero montenegrino Vladan, que ya es una realidad pese a su juventud, y un portero más experimentado, Gottardi, que llegó a Europa al Uniao de Leiria, cuajando un nivel excelente bajo los palos.  ¿Qué destaca de los porteros del Nacional? ¿Cree que tienen margen de mejora y lograrán dar el salto a clubes con mayores aspiraciones, incluso fuera de Portugal?

Destaco sobre todo la competitividad que muestran en el día a día y la capacidad de asimilar para mejorar. Por supuesto que siempre hay margen de mejora. Unos consiguen mejorar antes y otros después, pero siempre en la vida hay margen de mejora, porque si no, nunca se podrían  batir los records en el deporte.

16.  Nacional de Madeira ha comenzado el campeonato de Liga con cierta irregularidad, en función de las expectativas creadas durante el verano y por el potencial de su plantilla ¿Cuál es el objetivo del Nacional?

Conseguir un puesto en la Liga que nos permita competir en Europa la  próxima temporada.

El objetivo de Nacional es clasificarse para competiciones europeas

17. Tras la sexta jornada, es el segundo equipo más goleado del campeonato y ha recibido goles en todos los partidos ¿Cree que es necesaria más confianza y tiempo para que el equipo termine de encajar todas las piezas?

Sin duda, pero en el mundo de la competición de alto nivel no se espera por nadie y si no hay resultados, los demás te pasan.

18.  ¿Cómo ha vivido el trabajo técnico junto a Pedro Caixinha y Helder Batista, primer y segundo entrenador, hasta su destitución?

Fácil, porque mi trabajo tiene autonomía propia en todos los sentidos sin quitar el comportamiento global a nivel de equipo.

19. ¿Piensa que el fútbol portugués de clubes ha bajado un escalón a nivel global, en cuanto a calidad y potencial?

Al contrario; llegué a este campeonato en 2001 y sin duda, desde ahí hasta la actualidad, la mejora ha sido sustancial en todos los aspectos. Actualmente la salida de jugadores que marcaban diferencia en la Liga Zon Sagres puede ser un hándicap pero aun así hay jugadores que tomarán el relevo sin duda y pronto sonarán con fuerza como posibles salidas hacia grandes equipos.

20. ¿Qué tres futbolistas destacaría de la Liga Zon Sagres de Portugal?

James (Porto), Rodrigo (Benfica), Andre Martins (Sporting).

De la Liga Zon Sagres destacan: James, Rodrigo y Andre Martins

21. ¿Le gustaría volver a trabajar en España? ¿Y alguna otra liga europea, que no sea la española o portuguesa?

Sin duda. Prefiero España sobre todo porque soy una persona muy familiar y tengo todo en España y me encantaría seguir de cerca la evolución de Javi Belman, mi hijo que actualmente es portero en el Real Madrid (Cadete B). El campeonato inglés también estaría bien.

22. ¿Se embarcaría en alguna aventura exótica, como entrenar fuera de Europa?

Como entrenador principal, un sí rotundo. Como entrenador de porteros dependería sobre todo de lo económico.

23. ¿Cuál el máximo logro que le gustaría conseguir con el Nacional de Madeira formando parte de su equipo técnico?

Ganar la Copa de Portugal.

Con Nacional de Madeira me gustaría ganar la Copa de Portugal

24. ¿Cómo ha vivido tras la destitución de Caixinha, la dirección interina de los entrenamientos del CD Nacional?

Con incertidumbre y tristeza, ya que se comentaba la posibilidad de Caixinha no continuase desde hace un par de días y después con la destitución... Tristeza porque quieras o no, después de meses trabajando en sintonía, se crea un ambiente un tanto afectivo y de buena dinámica deportiva. Un ilusión enorme coger los mandos del futbol profesional aunque sea interinamente. Solo decir que pensé más en el primer entrenamiento en su elaboración que en una semana de trabajo especifico de porteros. Ojala vuelvan mas ocasiones y de manera permanente.

25. ¿Qué esperas de esta nueva etapa que se abre en el CD Nacional con Manuel Machado como Director Técnico? 

Éxitos, claro, tanto a nivel individual como colectivos. Si se trabaja bien y hay paciencia será más fácil llegar al éxito. Eso es algo que personalmente me caracteriza.

Muchas gracias a José Belman, y al Nacional de Madeira por atender a esta entrevista y darnos todas las facilidades.