Jesualdo Ferreira, nuevo Coordinador Técnico del Sporting Clube de Portugal

La noticia que se había convertido en un rumor constante en el entorno del club de Alvalade, fue confirmada por el propio presidente de la entidad leonina, Godinho Lopes en declaraciones a la televisión pública portuguesa (RTP)

Jesualdo Ferreira, nuevo Coordinador Técnico del Sporting Clube de Portugal
El veterano Jesualdo Ferreira pondrá su conocimiento al servicio del Sporting CP (Foto: supersporting.net)

Manuel Jesualdo Ferreira, un trasmontano, nacido en Mirandela en 1946, con sesenta y seis años, será el encargado de coordinar toda la dirección futbolística del Sporting Clube de Portugal, desde los primeros escalones de la cantera en la Academia Sportinguista de Alcochete, hasta la gestión técnica de la primera plantilla de equipo portugués.

Según el propio Godinho Lopes, en sus palabras en la RTP, la posición de Vercauteren en el banquillo del primer equipo del Sporting, está salvaguardada, respecto a un posible solapamiento de funciones. Según el presidente del centenario club lisboeta, Jesualdo Ferreira asumirá un papel de protagonismo pleno en el club, llegándole a comparar con un “entrenador de todas las categorías del club”.

La parcela de trabajo respecto a Vercauteren está bien definida según confirma el presidente Godinho Lopes

También reconoció Godinho Lopes, que el primer contactado para cumplir estas funciones fue José Couceiro, el cuál no hace mucho, en 2010, ya cumplió esas mismas funciones gerenciales, antes de ser entrenador del primer equipo.

Jesualdo Ferreira es un hombre de fútbol con un amplio bagaje, que le ha llevado a ser una de las figuras estelares de los banquillos en Portugal. Más de treinta años de experiencia como entrenador, o bien cumpliendo funciones de dirección y coordinación técnica.

Sus inicios en los banquillos datan de 1981, cuando dirigió al Rio Maior. La década de los ochenta, vivió una constante entrada y salida en el banquillo del Torreense, al que dirigió durante cuatro temporadas de forma alternativa. Entre medias, dirigió al Silves, al Atlético CP, a la Académica de Coimbra (7º en la Liga Portuguesa), y su primer gran salto cualitativo al ser entrenador adjunto del Benfica, con Skovdhal y Toni, siendo subcampeón de Europa en la final perdida en Stuttgart ante el PSV de Hiddink, por penaltis tras el 0-0 final. Era el Benfica de Mozer, Veloso, Rui Aguas,… La siguiente temporada repitió en Benfica como adjunto de Toni, siento campéon de Liga. Regresó a Torreense en 1989 y de ahí su primera experiencia internacional como seleccionador de Angola, en 1991, en un paso efímero, para regresar al área de Lisboa para dirigir durante dos temporadas al otrora clásico Estrela de Amadora. En Amadora en la primera temporada, con José Mourinho de asistente, jugó Recopa, final de Supertaça, y acabó la temporada descendiendo, con un incipiente Paulo Bento en la manija del juego tricolor. La temporada siguiente en Estrela Amadora, supuso un rotundo fracaso con el equipo undécimo clasificado en Segunda División, con una gran plantilla: Hubart, Abel Xavier, Jordao, Chalana, Vata… Tras esta experiencia, encontró acomodo efímero en la Federación Portuguesa para dirigir a la selección sub-21 antes de regresar al Benfica, como adjunto de Toni, cayendo en Copa de Europa en cuartos de final ante una poderosa Juventus, campeona en esa edición (92-93). El campeonato de Copa de Portugal tras golear a Boavista (5-2), fue el título de la temporada para los encarnados. La siguiente temporada, nuevamente en Benfica y como adjunto de Toni, se consigue el campeonato de Liga y el equipo se queda en puertas de jugar la final de la Recopa, al quedar apeado en la semifinal por el Parma, por el valor doble de los goles en campo contrario.

Una nueva aventura fuera de Portugal: junto a Toni llega al Girondins de Burdeos en la temporada 94/95. Zinedine Zidane empezaba a despuntar con los “scapulaires”, pero la temporada acaba con un discreto séptimo lugar en la Liga Francesa. Tras este único año de Jesualdo Ferreira en Francia, vuelve a una aventura exótica como primer entrenador: el FAR de Rabat en la 95/96. La aventura en Marruecos no cuaja, y tal como sucedió tras la aventura de Angola en 1991, regresa a la nómina de la Federación Portuguesa, para volver a dirigir a la sub-21 entre 1997 y 2000. Dirige a Portugal en el Mundial sub-20 de Nigeria en 1999 donde España se proclama campeona del Mundo con Xavi y Casillas. Su papel es discreto, cayendo en octavos de final ante Japón. En Portugal destacaba Hugo Leal y Simao Sabrosa. En la temporada 2000-01, regresa a los banquillos de clubes portugueses. Se hace cargo del Alverca, que entonces militaba en Primera División, presidido por Luis Filipe Vieira, actual presidente del Benfica. El equipo consigue la permanencia, en un campeonato histórico al ser ganado por Boavista. Con Luis Filipe Vieira como director deportivo, llega también Jesualdo Ferreira a Benfica en el regreso a Da Luz en 2001-02. Un Benfica sin jugar competiciones europeas, por la nefasta temporada anterior, recurre al de Mirandela, que se alternará de nuevo con Toni en el banquillo. El resultado, más sequía de títulos encarnados. La temporada 2002-03, en el banquillo benfiquista vuelve a ser discreta, hasta el punto de que llega José Antonio Camacho para relevar en el banquillo a Jesualdo Ferreira, que quema así su última etapa con las águilas.

Ha pasado por los banquillos de los clásicos rivales del Sporting

En 2003 comienza el trienio con el SC Braga, empezando a forjar un equipo sólido que empieza a aparecer en Europa, y en los puestos de la Liga más cercanos a los grandes. No hay títulos, y las apariciones en UEFA son tímidas, pero el paso de Ferreira por el banquillo minhoto sirve para dar prestigio a la entidad norteña.

Decisión controvertida la que adopta en verano de 2006, cuando tras firmar con Boavista, rompe el acuerdo para firmar con el FC Porto, club con el que conseguiría los mayores créditos en el banquillo. Entre 2006 y 2010, consigue tres Ligas de Portugal, y dos Copas, domina el fútbol luso, pero en Europa no consigue superar los cuartos de final de la Champions League, encajando además una dolorosa goleada en Londres, 5-0 contra el Arsenal en su última temporada en el banquillo blanquiazul.

La temporada 2010-11 inicia una nueva aventura desembarcando en la Liga Española, en el exigente proyecto del jeque qatarí Abdullah Ben Nasser Al Thani con el Málaga, pero el fracaso es total, con el equipo sumando seis derrotas en nueve partidos, siendo destituido a primeros de Noviembre. Poco le duraría la inactividad, porque rápido emprendería la que ha sido su última aventura, en un nueva liga a orillas del Mediterráneo, nada menos que el Panathinaikos donde no consigue quitar el trono a su eterno rival, el Olympiakos. Dos segundos puestos en la Liga Griega, y sin ganar títulos, con una discreta aparición en la máxima competición contiental.

Seis países, catorce clubes, dos selecciones nacionales (Categorías inferiores en Portugal), en treinta y un años de carrera en organigramas técnicos, con especial incidencia en la labor desempeñada en FC Porto, y su pasado cercano al Benfica, especialmente de la mano de Luis Filipe Oliveira actual presidente de la institución encarnada, pueden generar recelos entre la afición sportinguista. Lo que es indudable es su amplísimo bagaje, del cual se espera nutrir el Sporting Club de Portugal, para diseñar el patrón de club que orientará el futuro deportivo de la entidad leonina, impregnada de una profunda crisis de resultados deportivos y con problemas financieros. Posiblemente el futuro del Sporting, tal como es su seña de identidad, pase por afianzar los activos de la cantera. Labor a partir de ahora que corresponderá a Jesualdo Ferreira.