Denisov y Kerzhakov, relegados al equipo filial

Denisov y Kerzhakov, relegados al equipo filial

Motín en el Zenit. Spalletti castiga a dos de los pesos pesados del equipo y de la selección rusa por actos de indisciplina mandándoles a entrenarse con los reservas. El centrocampista encabeza las quejas de algunos rusos del equipo en referencia a los salarios de Witsel y Hulk. Este último supera el límite salarial fijado por la entidad.

La situación del Zenit no es la más adecuada últimamente en los resultados y se ha visto afectada además por un problema extradeportivo. Denisov ha sido relegado junto a Kerzhakov al equipo reserva. El centrocampista no jugó ni un solo minuto ante el Krylya Sovetov, el pasado fin de semana y el exsevillista fue sustituido en el descanso. El club ha hecho oficial un comunicado en el que confirma la decisión de relegar a Denisov al filial por negarse a jugar ante el Krylya, haber dado un ultimátum al Zenit y reclamado que su contrato fuera revisado. El motivo de las quejas del futbolista, al que le apoyan varios rusos del equipo, tiene que ver con los salarios de Witsel y Hulk. Al parecer ambos futbolistas son los que más cobran del equipo.

El límite salarial de la plantilla está en 5 millones de euros por temporada y el brasileño recibió 10 millones con su llegada al Zenit, además de los 5 quilos que estipula que debe recibir por campaña (con todo cobra 6,5 millones al año). Por ello, Denisov se negó a jugar en Samara y reclamó reunirse con la directiva para tratar el tema. El capitán de la selección rusa ha querido dejar claro que no pretende cobrar más y se queja que los nuevos fichajes perciban el triple que el resto de los jugadores.

El técnico del equipo, Spalletti, también habló sobre el tema en la rueda de prensa posterior al último encuentro: “La situación está agitada porque hay alguien que la quiere agitar y por razones que no lo merecen. Las ideas de esta gente son erróneas”.

Con respecto a la relegación de Kerzhakov, el club ha hecho oficial otro comunicado en el que confirma que el delantero se entrenará con el filial de forma indefinida, al igual que Denisov, por “conducta de indisciplina”. El atacante internacional fue titular ante el Krylya y fue sustituido en  el descanso, algo verdaderamente extraño.

Con Advocaat como entrenador del Zenit, Anyukov, Arshavin y el propio Denisov ya fueron relegados a las reservas. La última indisciplina en un club ruso no acabó muy bien. Fue la situación vivida por el Dinamo Moscú con Semshov y Voronin, sus dos mejores jugadores, que arrastra sus consecuencias hasta el día de hoy. Semshov sigue en el Dinamo, mientras que Voronin ha vuelto a Alemania.