Musa hunde al Rubin Kazan

El conjunto moscovita venció al cuadro tártaro (2-0) y se lanza a la caza del Anzhi. Tras su derrota frente al Dinamo, los de Slutskiy han sumado dos victorias consecutivas y han mostrado su mejor nivel desde el inicio de la temporada. En pleno Tourmalet, los capitalinos presentan su candidatura al título. El nigeriano provocó el penalti del primer gol y anotó el segundo. Los de Kazan han perdido la mitad de sus partidos.

Musa hunde al Rubin Kazan
CSKA
2 0
Rubin Kazan
CSKA: Akinfeev; M. Fernandes, Ignashevich, V. Berezutskiy, Nababkin; Wernbloom, Elm (Neftullin, min. 76); Tosic (Mark González, min. 87), Honda (Mamaev, min. 82), Cauna; Musa.
Rubin Kazan: Ryzhikov (Arlauskis, min. 46); Kaleshin, Kuzmin, Sharonov, Marcano, Ansaldi; Karadeniz, Orbaiz, Natcho, Eremenko; Kasaev (Rondón, min. 65).
MARCADOR: 1-0, min. 69, Elm (p). 2-0, min. 82, Musa.
ÁRBITRO: Aleksandr Egorov amonestó a Ignashevich y Cauna del CSKA, y a Orbaiz, Kasaev y Marcano. Expulsó por doble amarilla al español.
INCIDENCIAS: 8,764 espectadores en el Khimki Arena de Moscú.

Si bien hace tres semanas nadie contaba con el CSKA como candidato al título, dos jornadas después el club de Moscú si se presenta como una alternativa real al Anzhi o al Zenit para la corona exsoviética. Dos buenas victorias, en el campo del Spartak y en casa frente al Rubin, han confirmado la evolución de un equipo que estaba descartado por la lucha Champions desde el tercer partido de liga. Una racha de ocho triunfos en los últimos nueve encuentros y, por encima de todo, las buenas actuaciones frente a moscovitas y tártaros, dos de los principales rivales por Europa, han cargado de confianza a un conjunto que se enfrentará a Terek Grozniy y Lokomotiv en las dos próximas fechas.

A ocho jornadas del parón, el CSKA se mantiene segundo. Nadie saldrá campeón antes del invierno, pero probablemente muchos de los candidatos estén ya descartados en la primavera. Si se mantiene a este nivel, los de Slutskiy seguramente partan con muchas opciones de llevarse el título. Más aún con la recuperación de Doumbia, los posibles fichajes que realice el club en invierno (quizá Matías Suárez) y la no participación en competición europea (Zenit, Anzhi, Spartak y Rubin probablemte sigan vivos en Champions y Europa League, y tengan que reservar esfuerzos de cara a sus aspiraciones continentales). La eliminación en la previa de la UEL por parte del AIK Stockholm, que casi fuerza la salida de Slutskiy, puede terminando beneficiando al club. Por otro lado, el renovado Rubin de Berdyev no levanta cabeza. Lleva dos derrotas consecutivas y no se muestra tan sólido como debería. Tiene una de las mejores plantillas de la PLR pero queda a 11 puntos del liderato.

El CSKA ha ganado 8 de los últimos nueve encuentros y se mantiene segundo a dos puntos del líder

El triunfo del CSKA sobre el Rubin fue una victoria de madurez. Sin tener mucha más posesión que los tártaros, uno de los conjuntos más sólidos de la PLR, el cuadro moscovita logró dominar el encuentro. Con mucha solidez y asociación, los de Slutskiy generaron bastantes ocasiones de peligro y maniataron a un rival que pese rondar el área rival, nunca dispuso de situaciones claras de gol.

Rubin, defensa de tres y sin Rondón

Berdyev varió su habitual 4-5-1 por un esquema con una defensa de tres (o de cinco según se entienda). Marcano, Sharonov y Kuzmin formaron la línea defensiva, y Kaleshin y Ansaldi actuaron como carrileros en una disposición táctica novedosa. El Rubin salió sin un delantero puro (Rondón y Davydov fueron suplentes, y Dyadyun está lesionado), con Kasaev como falsa referencia. El experimento no le función al técnico musulmán. Por su parte, Slutskiy recuperó el doble pivote sueco (Wernbloom-Elm) y adelantó a Cauna a la línea de mediapuntas por la baja de Dzagoev. A falta de puntas clásicos, Musa volvió actuar como 9. Lo volvió a bordar.

Musa es un extremo reconvertido a delantero por las lesiones de Doumbia y Necid. Como 9, se está saliendo

La primera parte fue realmente igualada. Ni uno ni otro hicieron méritos suficientes para ir por delante. Seguramente a los puntos habrían ganado los locales. Con toque y mucha determinación, el CSKA tomó el centro del campo (si es que lo hubo). Fue un primer acto de ida y vuelta pero sin apenas ocasiones claras. Un uno contra uno que le detuvo Ryzhikov a Musa fue la mejor ocasión de los primeros 45 minutos.

Musa, otra vez

Los locales arrancaron la segunda parte mucho más incisivos y el Rubin comenzó a retroceder. En seguida se sucedieron acercamientos del CSKA, que terminó por ganar el partido gracias a Musa. El nigeriano llegó el pasado invierno procedente del VVV Venlo de Holanda. Desembarcó en Moscú como un extremo joven y rápido con mucha proyección. Un puñal en la banda que fue titular desde su llegada pero que terminó relegado al banquillo. Un pollo sin cabeza. Con la lesión de Doumbia y Necid, Slutskiy lo reconvirtió a 9 (el único actualmente del equipo). Por su movilidad, velocidad y sus continuos movimientos a banda se ha convertido en una gran solución. Nunca destacó especialmente por su olfato goleador, pero en Moscú si se está destapando en este sentido. Con el gol de ayer, ya suma 5 tantos desde que fue designado delantero. Incluso está anotando con su selección.

Ayer volvió aparecer. Pese a que no anotó hasta que el partido estuvo roto, los constantes arrastres de centrales y su pelea arriba le permitieron disponer de ocasiones y habilitar a sus compañeros. Forzó el 1-0 tras robar un balón en el área a Marcano, quién cometió penalti sobre el nigeriano y vio la primera amarilla. Minutos más tarde vio la segunda y sufrió una expulsión que rompió el partido por completo. Elm se encargó de anotar. Ya en el 82’ el propio Musa cerró el encuentro. Recibió de Honda, sobrepasó al portero con un buen regate y anotó. Otra vez el nigeriano dio la victoria al CSKA.

Con el triunfo, los moscovitas se mantienen en la segunda posición a dos puntos del Anzhi. Los daguestanís volvieron a exhibirse con un gran partido ante el Spartak y vencieron sobre la bocina con un gol de Insaurralde en propia portera. El Terek Grozniy, próximo rival del CSKA, sigue tercero a dos puntos de los capitalinos. Por su parte el Rubin se hunde en la tabla y cae hasta la octava posición. Ha ganado seis partidos y ha perdido otros seis y está a 11 del líder.

(foto: PFC-CSKA.com)