EEUU gana el oro (107-100) ante una España absolutamente inmensa

Partido inolvidable en el O2 Arena de Londres donde al team USA le costó sudor y sangre doblegar a una España titánica. La selección plantó cara hasta los dos últimos minutos y dominó el encuentro durante varias fases del juego. MVP Kevin Durant (30 puntos) fue el mejor de los norteamericanos, mientras que Pau (24) y Navarro (21) volvieron a demostrar su liderazgo en una final. Segunda plata olímpica consecutiva para una selección española de leyenda.

EEUU gana el oro (107-100) ante una España absolutamente inmensa
Getty images

La generación de oro del baloncesto español se quedó en plata, pero dio una auténtica lección de jugar a este bello deporte. Hicieron un partido excelso, concentrado y agresivo en defensa, muy acertado en ataque. Tras imponerse claramente en el segundo cuarto, la Ñ aguantó hasta el final la imponente potencia de fuego de unos EEUU que repiten  oro. Nuevo duelo para la historia.

 

USA dispara, pero España subsiste

 

España mantuvo el tipo en un primer cuarto impresionante en que los americanos mostraron una clarividencia tremenda desde la larga distancia (7/10 en triples). Duelo de pistoleros entre Navarro (más Bomba que nunca) y Kobe Bryant. Durant picaba desde los flancos, mientras que la Ñ respondía con una buena defensa y ataques selectivos. Calderón hizo una antideportiva que demostraba la enorme intensidad con la que se estaba jugando, retando al team USA cara a cara.

 

Tras la entrada de Ibaka (que dio más rapidez e intimidación), España se puso 18-16. El festival de jugadas individuales de los norteamerianos les fue dando la ventaja. Los nuestros se iban cargando de faltas y las rotaciones entraban en juego. El cuarto culminaba con 35-27. Una ensalada de tiros en que pudimos aguantar el imperioso ímpetu con el que salió USA.

 

Somos la Ñ

 

El segundo parcial de España fue simplemente maravilloso. LA defensa siguió a un nivel excelso, y comenzamos a jugar más en equipo gracias a las buenas aportaciones del Chacho Rodríguez y Llull. Navarro seguía su particular orgía de puntos (19 en la primera mitad) y la superioridad de los americanos desapareció.

 

El tributo por tanta intensidad fue la cuarta falta personal de Marc. Tuvo que salir Espartaco Reyes para seguir dando un clinic de defenda estática, pero también cargándose con personales. Pese a ello, tanto un eléctrico Rudy Fernándes (magnífico con 12 puntos y buen tiro exterior), como un Pau batallador y acertado en absorber juego y boblar  balones, seguían dominando a la bestia

 

España ganó el parcial 31-24, una gesta en sí misma, y superó con casta todos los retos que proponía el rival, calentando el partido dentro y fuera de la pista. Los nuestos terminaron con un parcial imperial de 7-0 y al descanso con 58-59. Partido abierto y anotación de mareo para un duelo por todo lo alto, en el que ambos rivales dejaban claro que son los mejores del Mundo.

 

Aún soñando con el oro

 

El tercer cuarto comenzaba con la misma determinación por ambos bandos. Defensas frenéticas y un gran ritmo de juego, que España sabía mantener con honor. Incluso se terminaba algún pick and roll con mates explosivos de Pau, más grande que nunca. Power se fue haciendo con la pintura explotando su superioridad de centímetros, y España aún mantenía leves ventajas en el marcador.

 

Los yankis respondían con buenas jugadas individuales. Atrapados como una mosca en la telaraña de las cambiantes zonas españolas, comenzaron a explotar su físico superior y corrieron la cancha en sus habituales pases de quaterback. Pero su habitualmente infalible estrategia fue aguantada durante muchos minutos por el saneado balance ataque-defensa de la Ñ.

 

Estábamos jugando de libro. Pases rápidos, intensidad defensiva, ayudas en ataque y determinación en los tiros. La Durántula (ya llevaba 27 puntos) seguía inoculando su veneno con tiros rápidos desde cinco metros y Bryant volvía a pedir todos los balones. Duelo de titanes con un team USA asolutamente volcado en el partido, que Pau y cía respondían rompiendo la zona y matando.

 

Final de cuarto con un impresionante 83-82 (24-24 en el parcial). Todos los jugadores muy enchufados y baloncesto de élite entre dos pesos pesados que se estaban abriendo las cejas a base del mejor baloncesto. Y el sueño del oro todavía vivo.

 

Y los sueños, sueños son

 

USA comenzaba 7-2 el último cuarto y forzaba el tiempo del factor pijo Scariolo. La prepotencia de los americanos salía a relucir tras un piquete de ojos de Lebron a Pau sin la menor disculpa. El veneno de la Durántula comenzaba a hacer su efecto, mientras seguía enchufando de manera alienígena. 93-86 a falta de seis minutos y otro tiempo del engominado Scariolo.

 

LA Ñ frenó su anotación, entrando en una dinámica de tiros más estáticos y defensas rivales muy fuertes, donde EEUU rozaba la falta en cada marca. Con el beneplácito de los árbitro,s el team USA dominaba en torno a los ocho puntos. Pero los españoles no se rendían nunca, forzando pérdidas rivales y subiendo al ataque con una fe ciega en sí mismos. Rudy palmeaba una contra y forzaba el tiempo muerto rival. Coach-K y sus pupilos no conseguían doblegar a su mejor rival de la última década.

 

Tras un enorme mate de Marc, Lebron James respondía con un triple estratosférico. Eso, sumado a una más que dudosa falta en ataque de Pau ponía al team USA nueve puntos arriba: su mayor diferencia en todo el encuentro. Pese a ello, a falta de menos de dos minutos para la conclusión seguíamos en el partido, y estábamos haciendo un encuentro totalmente inconmensurable.

 

Navarro no encontró un triple que pudo haber sido la última esperanza y los yankis agotaron sus últimas posesiones, conscientes de que tenían el partido y el oro en la mano. Rudy era eliminado por faltas tras volver a partirse la cara contra los mejores atacantes del mundo y poco después culminaba el partido. Hasta el último segundo los nuestros forzaron faltas para que no corriera el crono y seguían haciendo su trabajo en ataque. Concentración, coraje, esfuerzo y calidad máxima para batallar hasta el final.

 

 

Histórico resultado definitivo de 107-100 para los EEUU, tras un duelo pletórico, magnífico, de baloncesto puro entre las dos mejores selecciones del siglo XXI. Oro para el team USA y una plata más brillante que nunca para la Ñ.

 

MVP Durant y resto de protagonistas

 

Kevin Durant fue finalmente el MVP de los Juegos y terminó su impresionante actuación con 30 puntos y 9 rebotes. La Durántula tiene un tiro relampagueante, armando el brazo desde muy arriba con precisión quirúrgica. Eso, sumado a su agilidad natural y rapidez en las contras, le han convertido en un arma letal para todo enemigo.

 

Lebron James (19 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias) y Kobe Bryant (17 puntos) le acompañaron en un triunvitaro de killlers que se mostró insuperable.

 

Por parte de la Ñ nuevo partido pletórico de Pau Gasol (24 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias) en el que percutió contra la defensa americana al mismo tiempo que abría espacios y asistía con criterio a sus compañeros. El de Sant Boi ha vuelto a hacer unos Juegos de leyenda.

 

Su eterno compañero Juan Carlos Navarro (21 puntos, 4/9 en triples) ha ido de menos a más en la competición. Ha superado el dolor y convivido con una terrible fascitis plantar para sobreponerse y volver a pasar de los veinte puntos, lo que es el hábitat natural de este excelso tirador.

 

Marc Gasol (17 puntos), Rudy Fernández (14 puntos, 6 rebotes) y Serge Ibaka (12 puntos, 9 rebotes) tampoco perdieron la cara al partido e hicieron buenos números frente a las bestias pardas que tenían delante.

                                                                                                                                                

EEUU 107 (35+24+24+24): Chris Paul 11(), Kobe Bryant (17), Lebron James (19), Kevin Durant (30), Tyson Chandler (2) -Quinteto inicial- Deron Williams (6), Russel Westbrook (3), Carmelo Anthony (8),  Kevin Love (9), James Harden (2), Andre Iguodala (-). Entrenador: Mike Kryzeswki.

 

ESPAÑA 100 (27+31+24+18): Calderón (-), Juan Carlos Navarro (21), Rudy Fernández (14), Pau Gasol (24), Marc Gasol (17) -Quinteto inicial- Sergio Rodríguez (-), Sergio Llull (5), San Emeterio (-), Serge Ibaka (12); Felipe Reyes (-),Víctor Sada (-). Entrenador: Sergio Scariolo.

 

ÁRBITROS: Cristiano Maranho (BRA), Michael Aylen (AUS), Christos Cristodoulou (GRE). Rudy Fernández fue eliminado por faltas.

 

PABELLÓN: O2 (Greenwich Arena) de Londres. 20.000 personas abarrotando las gradas.

 

INCIDENCIAS: Final Olímpica de la competición en baloncesto masculino. Reedición de los courrido hace cuatro años en Pekín, con similar resultado. EEUU gana su segundo oro consecutivo, y la Ñ revalida plata.