Nacho Cáceres brilla en Rotterdam y se mete en la lucha por los Juegos

Suerte dispar entre los españoles: Cáceres, con marca personal, gana muchos enteros en una carrera donde por momentos se rozó un nuevo récord del mundo. Pedro Nimo sufrió y acabó enfadado y decepcionado en París. La única mujer, Maria José Pueyo, abandonó en la ciudad holandesa.

Nacho Cáceres brilla en Rotterdam y se mete en la lucha por los Juegos
Cáceres se mete de lleno en la lucha por los Juegos

Jornada muy intensa y con varios frentes abiertos la que se presentaba este domingo, con cuatro maratones por disputarse, todas ellas con representación española. Rotterdam, París, Viena y Milán, escenarios de la lucha por conseguir la mínima olímpica de la Federación Española de Atletismo que les permita tener opciones de cara a formar parte del equipo de maratón de Londres este verano. Pero no todos los atletas han salido bien parados y algunos han dicho adiós a los Juegos.

El protagonista ha sido el catalán Nacho Cáceres, que defendiendo los colores del F.C.Barcelona  ha realizado una carrera inteligente y magistral en Rotterdam, donde el clima y una liebre como Castillejo le han permitido acabar en 2 h 11’ 58”. A quién las circunstancias no le han ayudado es a Pedro Nimo, que pese a acabar en 2 h 14’ 12”, se mostraba muy enfadado después de la carrera y donde ha sufrido mucho con el fuerte viento y el frío. En Milán, con un clima también muy adverso, Javier Díaz Carretero ha acabado en 2 h 16’, con lo cual no ha conseguido la mínima. Por último, en Viena, Iván Galán se ha retirado en el km 23. Entre los atletas solo había una mujer, María José Pueyo, que ha abandonado en la segunda parte de la carrera, también en Rotterdam.

Además de la presencia española, las maratones también dejaron récords y un reinado absoluto por parte de los atletas africanos. La disputa más intense se vivió en Rotterdam, donde por momentos se rozó un nuevo récord del mundo. Ganó el etíope Adhane con una marca de 2 h 04’ 47”, a poco más de un minuto del récord mundial, por detrás de Getu Fekele y del favorito Moses Mosop, tercero.

Maratón de Rotterdam

Con tres, la maratón de la ciudad holandesa era la que acogía más atletas españoles. En poco tiempo se formó un primer grupo liderando la prueba, todos ellos de raza negra. Al paso por el km 15, los corredores iban por debajo del tiempo que consiguió Makau en Berlín el año pasado.  Por detrás del grupo de favoritos, un segundo grupo que lideraba Carles Castillejo, el único con plaza asegurada para Londres y que le hacía de liebre a su amigo Nacho Cáceres.

Carles Castillejo fue una liebre perfecta para Cáceres, que acabó muy entero

En todo momento Castillejo andaba entre los primeros del grupo perseguidor, incluso al paso por la media maratón, donde el corredor de Rubí miraba constantemente hacía atrás viendo como Cáceres hacía un poco “la goma”. El ritmo era quizá demasiado exigente. Pero nada más lejos de esto, ya que a partir de ese momento  y sin la ayuda de Castillejo, el pequeño corredor se fue hacia adelante, manteniendo un buen ritmo que le permitiría llegar noveno de la general con una gran marca de 2 h 11’ 58”. Un minuto antes llegaba el ídolo local, Raymaekers, sexto y primer europeo.

La corredora María José Pueyo acabó retirándose mientras que el otro atleta español en liza, Miguel Ángel Gamonal, acabó en 2 h 15’ 40”, aunque no hay confirmación oficial.

No solo el ganador masculino, Adhane, realizó una gran carrera, dejando atrás  al favorito y campeón de la maratón de Chicago,  Mosop, sino que también en la carrera femenina hubo una gran marca. Tiki Gelana, con un sprint final superlativo, vencía en 2 h 18’ 57”. 

Maratón de París

Pedro Nimo: "Estoy muy jodido"

Con mucho viento y frío se presentaba la maratón de la capital francesa, que también fue sede de la supremacía africana en la distancia. Y con récord pues Stanley Biwott paró el crono en 2 h 05’ 11”, nuevo récord de la prueba. La sorpresa fue la tercera posición de Sisay Jisa, que con el dorsal 42, no contaba ni muchos menos entre los favoritos. En mujeres, la vencedora Tirfi Beyene también superó el récord de la prueba.

Pedro Nimo, quién ya tenía la mínima asegurada y buscaba mejorar la marca, sufrió mucho pese a la ayuda de Lolo Penas y acabó en 2 h 14’ 12”. El atleta mostró instantes después su enfado: “Mis botes (del avituallamiento) se esfuramon desde el km 20, control anti-doping y ni os cuento ciertas cosas en el mismo…estoy muy jodido”. 

Gebrselassie y Radcliffe, en Viena

Maratón de Viena

La atención en la ciudad austríaca estaba puesta en el duelo que debían mantener en la media maratón dos campeones, el etíope Haile Gebrselassie y la británica Paula Radcliffe. Pese a salir unos minutos antes la británica, Gebrselassie acabó ganando la prueba mientras que Radcliffe también lo hizo en categoría femenina.

El único español Iván Galán tuvo que abandonar en el km 23, por causas que se desconocen.

La maratón la ganó el corredor keniano Henry Sugut, también con récord de la prueba (2 h 06’58”). 

Maratón de Milán

La edición de este año estuvo condicionada por la lluvia y el mal tiempo. Javier Díaz Carretero, único español, acabó en 2 h 16’. La prueba la ganó el keniano Kiprugut con el peor registro de las cuatro maratones (2 h 8’ 39”).

Con este escenario, Nacho Cáceres se situa con la tercera mejor marca, a un segundo del registro que consiguió José Carlos Hernández en Barcelona. Mucha igualdad y solo una maratón por disputarse, la de Hamburgo, con la presencia de Pablo Villalobos y Ricardo Serrano.  En mujeres, tras el abandono de Pueyo, sigue siendo una incógnita quiénes irán a Londres.