Nada ni nadie puede con Kilian Jornet en Zegama

El catalán vuelve a ganar la carrera tras 3 h 56’ 06” y una intensa lucha con Luis Alberto Hernando, segundo. Pese al clima adverso, el campeón se queda a solo dos minutos del record de la prueba. En mujeres, Oihana Kortazar revalida el título por delante de Núria Picas y Emilie Forsberg.

Nada ni nadie puede con Kilian Jornet en Zegama
Con este ya son cinco las veces que Kilian cruza primero la meta de Zegama

En las horas previas ya se preveía una jornada difícil en Zegama. A la ya de por sí exigente y dura carrera se le tenía que sumar un esperado temporal que amenazaba en convertir la edición de este año en una edición pasada por agua, como ya lo fuera en el año 2010, por ejemplo. Y así fue. La lluvia saludaba a los participantes antes de tomar la salida e incluso en Aizkorri la nieve hacía acto de presencia.

Unas condiciones climatológicas que no inquietaron al máximo favorito, el catalán Kilian Jornet, que por quinta vez ganó la carrera y revalidó el título del año pasado. El catalán, como en él es habitual, se situó desde el principio de la prueba en los puestos de cabeza para tener un mayor control de la carrera y que nadie le pudiera sorprender. En Aratz, a 1400 metros y antes de llegar a la mitad del recorrido, Kilian ya lideraba la prueba junto a Luis Alberto Hernando. De hecho, el burgalés ha sido el hombre que ha acompañado al catalán en la mayoría del recorrido. Tercero iba el americano Max King y por detrás un grupo formado por Owens, Tòfol y Troillet.

La lucha entre Kilian y Hernando permaneció intacta hasta poco antes del paso por Andraitz, en el kilómetro 31. Allí el catalán ya le sacaba tres minutos al burgalés, un tiempo que no hizo más que aumentar en los últimos once kilómetros, casi todos de bajada y donde Kilian se aprovechó de su habilidad descendiendo. Más que por quién se llevaba la victoria, la incógnita estaba en saber si el mejor corredor de montaña del mundo conseguiría superar el record de la prueba, en manos del británico Robb Jebb (2005) cuando paró el crono en 3h 54’ 18”. Finalmente el catalán llegaría dos minutos después, en 3h 56’ 06”. 

Luis Alberto Hernando acabó segundo a poco más de cuatro minutos. En tercer y cuarto lugar entraron Tom Owens y Michael Lannes respectivamente. Pese a los buenos registros, la carrera fue muy dura –sobre todo por culpa del clima -, hecho que se demostró con la llegada de algunos de los primeros clasificados como Max King, Tòfol Castañer o Fulvio Dapit, llegando totalmente exhaustos. Además, otros grandes atletas quedaron lejos de las primeras posiciones, como Gustavo Reyes (26º), Nick Clark (38º), el campeón la semana pasada de la Transvulcania Dakota Jones (40º) o Nemeth Csaba (54º).

 

Dominio español en mujeres

Oihana Kortazar revalidó, al igual que Kilian Jornet, el título del año pasado con mucha autoridad. La corredora vasca impondría desde el primer momento su ritmo y no cedería la primera posición hasta la línea de meta, tras 4h 52’ 30’’. En segundo lugar llegó la catalana Núria Picas, refrendando su gran momento de forma después de vencer en la Transvulcania la semana pasada. Cerró el podio la sueca Emilie Forsberg, entrando a pocos segundos de Núria.

Algunas ausencias

Finalmente varios fueron los corredores de elite que decidieron no tomar la salida de la Zegama de este año pese a estar previamente inscritos. Ya sea por el mal estado del recorrido y las difíciles condiciones climatológicas, por la participación de algunos en la Transvulcania el sábado pasado o por otros motivos, la cuestión es que corredores que debían pelear directamente por la victoria como Miguel Ángel Heras o Sebastien Chaigneau lo vieron desde la barrera. El americano Kupricka, como ya avanzó Vavel en la previa, tampoco corrió ya que aún no se encuentra recuperado de su lesión. En mujeres Anna Frost, campeona de la Transvulcania, decidió no participar ya que consideró que una semana era demasiado poco tiempo para recuperarse bien.