Mo Farah se proclama campeón de Europa de 5000 metros

Los españoles, lejos de las medallas. El terceto de obstáculos se clasifican para la final.

La suerte no ha sido tanta para los españoles durante la jornada vespertina como por la mañana. En la final de 5000 metros, donde se podía esperar el primer metal, Javier Alves ha sido el mejor posicionado acabando décimo. Por su parte, Manuel Penas -que correrá también los 10.000 metros-, terminó duodécimo. La cara amarga llegó de la mano de Jesús España, que sin poder haber preparada el evento por culpa de una lesión, llegó vigésimo a la meta. El británico Mo Farah se proclamó campeón de Europa por segunda vez consecutiva, siendo este sus tercer metal tras los de 2006 y 2010. Su tiempo, 13'29''91, el más rápido desde 1990.

En lo que concierne a las otras pruebas, la española Auri Lorena Bokesa daba la sorpresa al clasificarse para la semifinal de 400 metros a primera hora de la tarde. Lo hacía gracias a su tiempo de 53''23. Seguidamente, los tres españoles que participaban en las series de 3000 metros obstáculos, Víctor García, Abdelaziz Merzougui y Antonio Jiménez Pentinel, se han metido en la final del próximo viernes con facilidad.  Los dos primeros entraron por puestos mientras Penti, siendo quinto en su serie, entró por tiempos. No corrieron la misma suerte los dos representantes de altura, Simón Siverio realizó tres nulos sobre 2,19 metros mientras Miguel Ángel Sancho lo hizo sobre los 2,23 metros.

Entre los internacionales, Lemaitre y Saidy Ndure se distanciaron de sus rivales en semifinales y serán los grandes favoritos en la final, mientras las féminas Olesya Povh y Verena Sailer han sido las más destacadas, estando sus tiempos por debajo de 11''20. Por otro lado, el local Ari Mannen se convirtió en el único que pasó directamente a la final de jabalina con una marca mayor a 83 metros, ya que ninguno de los favoritos, Vesely, Pitkämäki y Thordkilsen han superado esa distancia que se pedía. La final, mañana a las 17h45, será el plato fuerte junto al hectómetro, que cerrará la jornada.