El BM Atlético de Madrid pasa por encima del Ademar

El conjunto dirigido por Talant Dujshebaev consiguió una cómoda victoria, por 32-24, frente a un desconocido Reale Ademar León que no tuvo su día en Torrevieja. El mejor del encuentro, y máximo goleador, fue el pivote Julen Aguinagalde, todo un quebradero de cabeza para la zaga ademarista que se marcha de la Costa Blanca con un mal sabor de boca

El BM Atlético de Madrid pasa por encima del Ademar
El conjunto leonés pagó cara su mala defensa en el primer tiempo.
BM Atlético de Madrid
35
28
Reale Ademar León
BM Atlético de Madrid: Hombrados, García Parrondo (4), Cañellas (4), Davis (2), Lazarov (5), Dinart, Jurkiewicz (2)(siete inicial) Antonio García Díez (ps), Entrerrios (3), Aguinagalde (9), Kallman (1), Edu Fernández (1), Markussen (4)
Reale Ademar León: Álamo, Baena (5), Antonio García (6), Stranovsky (2), Álvaro Ferrer (1), Ruesga (6), Krivochlikov (3)(siete inicial) Losert (ps), Iosu Goñi, Cutura (5)
ÁRBITRO: Bustamante López y Álvarez Mata excluyeron a Edu Fernández y Juan Andreu, en dos ocasiones, y, una vez, a Iosu Goñi, Álvaro Ferrer, Aguinagalde, Kallman y Felipe Borges
INCIDENCIAS: Tercero de los cuartos de final de la Copa del Rey de balonmano, disputado en el Pabellón Infanta Cristina de Torrevieja

El tercero de los cuartos de final de la Copa del Rey suponía la reedición de las semifinales de la Copa Asobal disputada el pasado diciembre en León. Allí, el equipo local lograba derrotar al magnánimo y renacido BM Atlético de Madrid por 28-27, con un genial Antonio García.

Pronto, muy pronto, veríamos cómo la defensa 5-1 con la que comenzó el choque el míster, Talant Dujshebaev, con David Davis en el avanzado, frenando los avances del lateral izquierdo que tanto daño hizo a los colchoneros en el partido que disputaron hace dos meses, atragantaría los ataques leoneses, cada vez con más asiduidad.

En los primeros momentos del encuentro, el pivote Rafa Baena hacía valer sus buenas dotes en la línea de los seis metros y era buscado por sus compañeros de la primera línea en cada uno de los ataques, posibilitando acciones claras que bien acababan en gol, o bien en siete metros.

Sin embargo, los problemas en el conjunto ademarista estaban en la zaga. Su 6-0, con dos bajas importantes como son Dipanda y Jaime González, pronto empezaría a hacer aguas, pese a tener dos grandes paladines en el centro de la defensa como Juan Andreu y Carou.

Los fallos defensivos, unidos a la nula actuación de los guardametas leoneses, que solo consiguieron dos paradas en todo el primer periodo, además de la potencia y efectividad del ataque del Atlético de Madrid en su conjunto, con Aguinagalde en el pivote como máximo goleador, permitieron al conjunto colchonero irse, en los primeros treinta minutos, a los 20 tantos. El siete de Talant Dujshebaev falló un solo tiro en todo el primer tiempo y fue en el minuto 26.

Asimismo, el cambio a 6-0 en la defensa rojiblanca provocó que el ataque ademarista se desvaneciese, dado que ya no se conectaba con tanta facilidad con el pivote de Estepona. Tampoco estuvieron especialmente finos, durante el primero periodo Ruesga y Antonio García.

Visos de mejora en el Ademar que se quedan en nada

Los segundos treinta minutos se iniciaban con un Ademar mucho más activo en defensa, con un ataque algo más dinámico, que propiciaba que el Atlético tuviera errores en ataque y lanzamientos menos cómodos que durante el primer tiempo. Pero todo fue un espejismo porque dos pérdidas en ataque del conjunto leonés, con los goles al contraataque de García Parrondo devuelven el dominio a los atlético, provocando que Isidoro Martínez solicitase tiempo muerto solo cinco minutos después de reanudarse el encuentro.

Ni siquiera una doble superioridad que tuvieron durante prácticamente dos minutos, con las exclusiones de Edu Fernández y Aguinagalde, les permitió entrar en la lucha por el partido. Solo algunas paradas de mérito por parte de Vicente Álamo y los goles de los, ahora sí entonados, Antonio García y Carlos Ruesga, hicieron que el Reale Ademar León maquillase el marcador. Los últimos cinco minutos del encuentro fueron aprovechados por Talant para dar minutos al joven portero suplente Antonio García Díez, que sustituye al lesionado Arpad Sterbik.

El BM Atlético de Madrid se medirá al ganador del cuarto de final que queda por disputar, mientras que los de Isidoro Martínez marchan para León con un sabor de boca más que amargo.

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 6-4,  9-7, 13-8, 17-11, 20-14 (Descanso) 22-15, 25-17, 27-19, 30-22, 32-25, 35-28