Análisis JJOO: Gran Bretaña

Pequeño análisis sobre la selección de Gran Bretaña, una selección de reciente creación para disputar los Juegos Olímpicos de Londres y que es relativamente desconocida.

Análisis JJOO: Gran Bretaña
Mark Hawkins en un partido de la selección de Gran Bretaña contra Israel

Si hay alguna selección que afronta con especial ilusión su participación en los Juegos Olímpicos es la de Gran Bretaña. Una selección que no tenía equipo en 2005, que fue cuando Londres fue elegida para organizar los Juegos Olímpicos y que se ha tenido que crear para que su desafío en las Olimpiadas se hiciera efectivo. Hay que decir que el equipo nacional ya existía en 1962 y que jugó competiciones internacionales desde 1972 hasta 1984. Desde entonces el combinado británico no existía y conseguir jugadores de balonmano en Gran Bretaña no era tarea fácil, por lo que para crear una selección, un año más tarde, se elaboró el programa ‘Sporting Giants', el cual también sirvió para captar jugadores para otros deportes desconocidos o con pocas fichas federativas en la isla como el voleibol o el remo.

Era un proyecto ambicioso, pero para que fuera sólido se jugó con la doble nacionalidad, por eso nos podemos encontrar jugadores con nacionalidad danesa, alemana, francesa, sueca o noruega, es decir, países con gran tradición al balonmano. Los jugadores son amateurs, por lo tanto, no cobran nada, a excepción de la estancia y las dietas.

El balonmano es desconocido para los británicos, aunque reconocen que se ha avanzado mucho en los últimos años, de hecho en una encuesta realizada por Sport Inglaterra demuestra que el número de gente que juega al balonmano se ha multiplicado por seis en tan sólo tres años.

La carrera de la selección británica es escasa. No tienen mucha tradición. Nunca ha jugado un Mundial ni un Europeo, ya que nunca ha llegado a clasificarse. No logró jugar el XXII Campeonato Mundial de Balonmano 2011 de Suecia ni el X Campeonato Europeo de Balonmano de Serbia 2012.

Entre sus victorias podemos destacar las de los partidos contra la selección de Italia o Bulgaria. Ante combinados españoles ha amistosos y los resultados dicen mucho del potencial de la selección. Hace dos años se enfrentó a la selección gallega en el pabellón de  As Travesas y el resultado fue de 34-22 a favor de los gallegos. Mientras tanto, el año pasado, jugó contra el Cuatro Rayas Valladolid en el Torneo Internacional de Morbi'hand en Vannes (Francia) con un resultado favorable a los castellanos por 36-21.

En cuanto a los jugadores es un grupo que está muy unido, a pesar de entrenar en muchas ocasiones separados, pero que se encuentra ilusionado y motivado ante su participación en unas olimpiadas, como así recoge el jugador Mark Hawkins: ”Es un absoluto honor ser seleccionado para la selección masculina de balonmano y jugar los Juegos Olímpicos. Las palabras no pueden describir la sensación, es la cima de la carrera de cualquier deportista y es un privilegio estar en condiciones de competir en ese escenario, además de ser mi tierra natal”.

Dragan Djukic, su entrenador, comenta que “fue la decisión más difícil de mi vida, porque nuestros jugadores han invertido los últimos seis años de su vida en el programa de GB”. La selección está formada por catorce jugadores más Nicolás Satchwell, que será el reserva, de tan sólo 20 años.

1 PARKER Jesper. 28 años. Ik Savehof. Portero

3 WILLIAMS Ciaran. 24 años. Salford. Pivote

4 PRIETO Sebastian. 25 años. Viking Stavanger. Extremo

7 MOHR Christopher. 22 años. Odder. Pivote

12 WHITE Robert. 29 años. HB Valence. Portero

13 EDGAR Sebastien. 21 años. Lys Nimes. Extremo

14 LARSSON Steven. 31 años. Drammen. Lateral

15 HARE Martin. 22 años. Viking Stavanger. Lateral

16 SATCHWELL Nicholas. 21 años. RTV 1879 Basel. Portero

18 McMILLAN Daniel. 29 años. Odder. Pivote

20 HAWKINS Mark. 26 años. UMF Afturelding. Extremo

21 McDERMOTT Christopher. 23 años. UMF Afturelding. Pivote

22 GARNHAM Robin. 24 años. Fram Larvik. Pivote

27 PEARCE John. 24 años. Braband. Extremo

28 VINCENT Gawain. 22 años. Nantes. Lateral