Análisis JJOO: Corea del Sur

Análisis JJOO: Corea del Sur

Resumen de la situación actual de la selección surcoreana de balonmano que disputará en Londres 2012, sus séptimos Juegos Olímpicos, los cuartos de manera consecutiva.

Corea del Sur, el único representante asiático en estos Juegos Olímpicos, se plantea el viaje a Londres más como un premio y un viaje para disfrutar que con algún objetivo en particular, dado que los rivales que le han tocado en el grupo B (el célebre grupo de la muerte) son de una calidad netamente superior a la de los surcoreanos.

Sin embargo no podemos olvidar que el equipo dirigido por Cho Young-Shin, es un histórico en las citas olímpicas habiendo disputado siete de las doce en las que se ha disputado y que ha tenido sonoros éxitos en este torneo. En especial en 1988, cuando siendo anfitriones en Seúl, se alzaron con la medalla de plata tras haber dado la sorpresa en su grupo y haberse clasificado como primera por delante de equipos potentes como Hungría o la República Democrática Alemana, además de Checoslovaquia, España o Japón.

En aquella ocasión, el líder del grupo se clasificaba directamente para la final en la que se encontró con una poderosísima Unión Soviética que la barrió del terreno de juego aquel 1 de octubre, por un contundente 32-25. Algunos de los jugadores más destacados de aquella selección surcoreana eran Kim Jae-Hwan, Oh Young-Ki o Shim Jae-Hong. Aquella medalla de plata fue, es y, seguramente, será, por mucho tiempo, el mayor hito histórico del balonmano, no solo en Corea del Sur, sino en toda Asia. No hay que olvidar tampoco que es el único equipo no europeo que ha logrado una medalla en balonmano en todos los Juegos Olímpicos disputados hasta el momento.

Antes ya había participado en Moscú 1984, logrando la undécima plaza, tras no conseguir ni una sola victoria en la fase de grupos, aunque el empate frente a Estados Unidos le sirvió para superar a Argelia entre los participantes. Cuatro años después de lograr la argéntea medalla los surcoreanos estuvieron a punto de hacer saltar la sorpresa, de nuevo, tras quedar terceros a un solo punto de la clasificación a semifinales.

Atlanta 1996 no contó con la presencia de los rápidos asiáticos pero en Sidney, cuatro años después sí que estuvieron representados, pero la calidad del grupo en el que quedaron encuadrados y la gran sorpresa que fue el representante africano, Egipto, les impidió entrar en los cuartos de final, pese a haber logrado una victoria frente a Cuba y un valioso empate frente a Alemania.

En Atenas volvieron los éxitos surcoreanos y el pase, como tercera de grupo, a los cuartos de final, donde la selección magiar acabó con el sueño asiático tras doblegarles por 30-25. En las últimas Olimpiadas, disputadas en Pekín, volvieron a hacer de las suyas, tras lograr el primer puesto en el grupo B, eliminando a selecciones de la talla de Alemania y quedando por delante de otras como Dinamarca o Rusia. Sin embargo, en los cuartos se toparía con España, que le vencería por 24-29 y que después conseguiría el bronce.

Y ahora, en 2012, Corea del Sur consiguió su clasificación para Londres gracias a hacerse con el Torneo Asiático de Clasificación que se disputó entre el 23 de octubre y el 2 de noviembre del pasado año 2011. En el campeonato, tras quedar primera de un fácil grupo se enfrentó en semifinales a Arabia Saudí, a la que eliminó por la mínima (21-22) y, después, se hizo con la final doblegando a Japón por 21-26.

Las dos características que mejor definen al juego de Corea del Sur son la agilidad y la velocidad. Ver a un equipo surcoreano, aunque es algo que se puede extrapolar a la gran mayoría de conjuntos asiáticos, da la sensación de ver un juego muchísimo más dinámico de lo que ya es el balonmano. El dinamismo, tanto de la pelota, como de los jugadores es muy alto y las características físicas de los jugadores hacen que los movimientos rápidos sean otra de las cuestiones más definitorias de su juego.

De entre todos los jugadores de la selección surcoreana sobresale uno: Yoon Kyung-Shin, quien fuera elegido mejor jugador del mundo en 2001. El lateral derecho, que ya cuenta con nada menos que 39 años, juega actualmente en el KHF, pero ha vestido las camisetas de conjuntos tan importantes como el Gummersbach o el HSV Hannover entre 2006 y 2008. Además, el veterano jugador surcoreano será el abanderado de su país en la gala de inauguración que tendrá lugar el próximo viernes en Londres.

1. LEE, Changwoo. 29 años. Portero. Chungnam

2. JEONG YI, Kyeong. 27 años. Central. Doosan.

5. PARK, Kyungsuk. 31 años. Pivote. Chungnam

7. JUNG, Suyoung. 26 años. Extremo derecho. Korosa

8. PARK, Junggeu. 28 años. Pivote. KHF

11. LIM, Duk-Jun. 31 años. Extremo izquierdo. Doosan

12. PARK, Chanyoung. 29 años. Portero. Doosan

13. LEE Jae Woo. 32 años. Lateral derecho. Doosan

17. YU, Donggeun. 26 años. Extremo derecho. Incheon

19. JEONG, Han. 24 años. Extremo izquierdo. Incheon

20. PAEK,Won Chul. 35 años. Lateral izquierdo. Korosa

22. KO, Kyungsoo. 27 años. Lateral izquierdo. Chungnam

33. EOM, Hyowon. 25 años. Central. Army

77. YOON, Kyung Shin. 39 años. Lateral derecho. KHF

88. JUNG, Jinho. 26 años. Pivote. Korosa