Análisis JJOO: Serbia

Análisis JJOO: Serbia

Pequeño análisis de la selección serbia que llega a sus segundos Juegos Olímpicos (con esta denominación), tras su participación en Sidney 2000, donde logró la cuarta plaza. En esta ocasión, el conjunto balcánico llega a Gran Bretaña con un verdadero equipazo repleto de estrellas que darán muestra del buen balonmano que saben practicar

Yugoslavia, Serbia y Montenegro, y ahora, Serbia. Varias denominaciones pero siempre un nivel de balonmano que roza lo excepcional. La celebérrima escuela yugoslava de los años 80 que dio lugar hasta a una jugada que servidor practicó en sus años de deportista. Vujovic, Vukovic o Basic son nombres propios del mundo del balonmano que nunca serán olvidados.

Durante los años de la república yugoslava, cuando el comunismo dominaba la parte oriental del viejo continente, el balonmano, como tantos otros deportes, tuvo su época dorada en el país del mariscal Tito. Entre 1972 y 1988 disputó todas las fases finales de los Juegos Olímpicos, conquistando dos oros olímpicos, en el primero de ellos, en Múnich, y en 1984. En la primera de las finales, la víctima fue la selección vecina de Checoslovaquia a la que derrotó por 16-21. Mientras que en 1984, sus rivales (también políticos) fueron los jugadores de la República Federal Alemana a los que arrebataron el oro tras el 18-17 con el que concluyó la final.

En Seúl 1988 también lograron una importante medalla, en esta ocasión de bronce, conseguidaen la final de consolación que disputó contra Hungría y que se llevó por 27-23. En 1976 y 1980, Yugoslavia también estuvo presente en las Olimpiadas, consiguiendo diploma olímpico, al conquistar la quinta y la sexta plaza, respectivamente. Bajo la denominación de Serbia y Montenegro, tras la desintegración de la república comunista, no sería hasta el año 2000 cuando lograría clasificarse para unas Olimpiadas.

En Sidney, los serbios se quedaron a las puertas de las medallas, tras caer en la final por el bronce contra España por 22-26. Antes habían pasado por encima de conjuntos de la talla de Francia, aunque en semifinales cayeron frente a la que, a posteriori, sería la campeona olímpica, Rusia.

En el resto de campeonatos, a nivel de selecciones, el balonmano mostrado por los serbios no ha sido comparable al de sus compatriotas de los años 80 y es que su mejor posición en un Campeonato de Europa se ha producido en este último torneo, del que, además, fueron anfitriones, al caer en la final frente a Dinamarca, por 21-19. También cabe reseñar un tercer puesto en el Europeo de 1996, disputado en España.

Por otra parte, en los campeonatos del mundo, solo dos terceros puestos, conseguidos en 1999 y 2001, han permitido que los serbios pisen el pódium en el mayor campeonato, a nivel de selecciones, del mundo del balonmano. En el resto de participaciones, la decepción fue la protagonista de la experiencia balcánica.

Una primera línea que da miedo

Para estos Juegos Olímpicos de Londres, el combinado dirigido por el extraordinario Veselin Vukovic consiguió el pase para los Juegos Olímpicos de Londres en el Preolímpico disputado en Alicante y en el que se enfrentó al equipo español, además de a Polonia y Argelia. Tanto la selección nacional como el siete balcánico lograron el billete para Londres. También hay que recordar que el enfrentamiento entre ambas, en la primera fase de grupos, constituirá el debut de los dos conjuntos nacionales.

En cuanto a la plantilla que Vukovic ha diseñado para Londres, encontramos pocas novedades en relación a la que logró la medalla de plata en el pasado campeonato de Europa. En la portería, el sobresaliente Darko Stanic intentará que sus porcentajes bajo los palos sean parecidos a los que auparon a su selección a la plata del pasado Europeo. A su lado, Marjanac buscará hacerse con un hueco en un equipo en el que uno de los indiscutibles es el cancerbero del Metalurg.

En el extremo izquierdo, Ivan Nikcevic, el ex jugador del Cuatro Rayas Valladolid y del Fraikin Granollers estará solo. Un seguro de garantías tanto en el contraataque como en el juego posicional. En el otro extremo, Markovic y Prodanovic buscarán hacerse con un hueco en el siete inicial de Veselin Vukovic. Dos pesos pesados manejarán los seis metros del ataque balcánico. Alem Toskic y Bojan Beljanski son los dos elegidos para el pivote serbio.

La primera línea serbia es más que sobresaliente. En el lateral izquierdo, Sesum, Rnic y el todopoderoso jugador del Kiel, Momir Ilic, darán buena cuenta de la calidad de lanzamiento del siete serbio. En el centro, el veterano ex jugador del Ademar, Dalibor Cutura, comparte posición con Vuckovic y Manojlovic. Sin embargo, con este último, en ataque, el cuadro de Vukovic pierde mucho; la verdadera especialidad del jugador del Cimos Koper es la defensa. Por último, Marko Vujin e Ivan Stankovic serán los laterales derechos serbios en Londres.

Una fuerte defensa 6-0, con Manojlovic en el centro, junto al lanzamiento exterior de jugadores como Vujin, Ilic, Sesum o Cutura, serán las principales bazas del conjunto balcánico en estos Juegos Olímpicos en los que se pueden consolidar como uno de los mejores equipos del continente europeo.

1. MARJANAC, Dragan. 27 años. Portero. Bern Muri

5. SESUM, Zarko. 26 años. Lateral izquierdo. Rhein Neckar Löwen

6. VUJIN, Marko. 27 años. Lateral derecho. THW Kiel

7. NIKCEVIC, Ivan. 31 años. Extremo izquierdo. Wisla Plock

9. MANOJLOVIC, Nikola. 30 años. Central. Cimos Koper

11. TOSKIC, Alem. 30 años. Pivote. Celje Pivovarna

12. STANIC, Darko. 33 años. Portero. Metalurg

13. ILIC, Momir. 30 años. Lateral izquierdo. THW Kiel

15. MARKOVIC, Dobrivoje. 26 años. Extremo derecho. Vardar Pro

17. PRODANOVIC, Rajko. 26 años. Extremo derecho. Pick Szeged

20. RNIC, Momic. 24 años. Lateral izquierdo. Göppingen

22. BELJANSKI, Bojan. 26 años. Pivote. Göppingen

23. VUCKOVIC, Nenad. 31 años. Central. Melsungen

25. CUTURA, Dalibor. 37 años. Central. Sporting Lisboa

26. STANKOVIC, Ivan. 30 años. Lateral derecho. Creteil