Dinamarca se lleva el partidazo de la jornada

Dinamarca se lleva el partidazo de la jornada

Mikkel Hansen fue el conductor y Anders Eggert y Michael Knudsen los ejecutores de una Hungría en la que brilló de forma espectacular Gabor Csaszar.

Hungría
25 27
Dinamarca

Espectacular encuentro el que hemos vivido para cerrar la primera jornada en el balonmano masculino en Londres 2012. El partido prometía emociones fuertes y no decepcionó en absoluto. A priori se presentaba un duelo de grandes cañoneros con pasado y ¿presente? blaugrana, con Mikkel Hansen y Laszlo Nagy.

El partido comenzó con un duelazo en la dirección de ambas selecciones, Csaszar en Hungría y Hansen en Dinamarca, con el extremo Eggert aprovechando cada balón en estos primeros minutos en los que marcó 4 goles. Pero no podían parar a la dupla Nagy-Csaszar que dinamitó la defensa danesa llevando el marcador hasta el 8-5 a los 15 minutos, lo que obligó al primer tiempo muerto danés.

Reaccionó entonces Dinamarca tras el tiempo muerto con un parcial de 0-3, liderados por una primera línea con 3 diestros que dio mayor movilidad y dificultó muchísimo el trabajo del 6-0 húngaro. El parcial de estos 15 minutos fue de 3-8 con una Hungría en la que Ilyes y Nagy apenas entraban en juego, además el capitán del Barça vio la segunda exclusión justo antes del descanso.

 

Tras el descanso hubo reacción húngara hasta igualar el encuentro con un parcial de 6-3 liderados por Csaszar, el joven Lekai, que apareció tras el descanso por un desaparecido Ilyes, y sobre todo Mocsai dio alas al equipo magiar. Dinamarca respondía con grandes acciones de sus hombres de primera línea. Buenos minutos de Sondergaard y Hansen todo el partido buscando asistir a sus compañeros, de lo que se beneficiaron Eggert y Knudsen.

Apareció entonces Facekas en la portería húngara y disparaba a los hombres de Lajos Mocsai hasta el 23-21 a falta de poco más de 7 minutos, Csaszar conectaba con todos, con Lekai, Zubai, Mocsai, Harsanyi, haciendo disparar las alarmas en Dinamarca y obligándola a pedir tiempo muerto.

3 asistencias consecutivas de Hansen al pivote, 2 de ellas de siete metros y otra la aprovecha Knudsen. Además de eso 2 exclusiones consecutivas de Zubai y Mocsai destrozaron las opciones de Hungría.

Una pérdida de Nagy ponía el 23-25, respondían Csaszar y Zubai por Hungría a los golpes de un espléndido Knudsen.

Un blocaje defensivo sobre Nagy y un siete metros transformado por Eggert cerró el mejor partido de la jornada con el 25-27 final.

Dinamarca muestra que es favorita a las medallas y Hungría que es una de las outsiders de la competición que puede dar más de una sorpresa, hoy estuvieron muy cerca de ello.

Ficha técnica:
Hungría: Facekas, Ilyes, Nagy 2, Csaszar 8, Harsanyi 4, Zubai 2, Mocsai 2, Lekai 3, Gulyas 1, Ivancsik 1, Schuch 1, Pérez.
Dinamarca: Landin, Cleverly, Eggert 9, Lindberg, Svan Hansen, Sondergaard 3, Mogensen 2, Markussen 1, Spellerberg 1, Nielsen 1, Knudsen 6, Hansen 4, Boesen.
MARCADOR: Marcador cada 5 minutos. 2-1, 5-4, 8-5, 8-8, 9-10, 10-13. 13-16, 17-18, 19-19, 21-21, 23-24, 25-27.
ÁRBITRO: Los árbitros franceses Lazaar y Reveret excluyeron con 2 minutos a Nagy 2, Pérez, Zubai, Schuch y Mocsai por parte húngara y Mogensen 2, Nielsen 2 y Knudsen por parte danesa.
INCIDENCIAS: Último partido de la primera jornada masculina de balonmano de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.