Al final, terceros

España no logra superar a Croacia y se las verá seguramente con Francia en cuartos de final tras acabar tercera en el grupo B.

Al final, terceros
Zlatko Horvat celebrando uno de los muchos goles encajados en transición hoy.
España
25
30
Croacia
España: Hombrados, Sterbik, Tomás 5, Ugalde 3, Rocas 2, Gurbindo 1, Maqueda 2, Mikel 2, Cañellas 4, Entrerríos 5, Aguinagalde 1, Gedeón, Viran.
Croacia : Alilovic, Losert, Cupic 7, Horvat 2, Strlek 2, Lackovic 7, Vukovic 2, Gojun, Duvnjak 4, Balic 1, Buntic 1, Vori, Kopljar 2.
MARCADOR: Marcador cada 5 minutos. 2-2, 5-3, 6-4, 8-6, 9-8, 10-11. 13-15, 15-16, 18-19, 20-21, 22-26, 25-30.
ÁRBITRO: Los árbitros alemanes Geipel y Helbig excluyeron con 2 minutos a los españolse Tomás, Maqueda y Gedeón y a los croatas Gojun y Strlek.
INCIDENCIAS: 5º partido del grupo B disputado en el Copper Box de Londres.

España cierra la primera fase de la competición con 6 puntos tras la derrota de hoy por 25 a 30 frente a los croatas que cierran esta misma fase invictos con 10 puntos. Los hombres de Valero Rivera se mantuvieron en el partido hasta los últimos 10 minutos, donde el poderío defensivo y los goles de contraataque croatas (8 en total), desmantelaron las opciones de victoria y de un más que posible cruce con Francia en cuartos de final.

Iniciaban el partido ambas selecciones con el 6-0 defensivo, aunque todos sabíamos que Goluza lo cambia a los 10 o 12 minutos del inicio. Inicio espectacular de España con un Raúl Entrerríos soberbio, toda la tarde, y Arpad Sterbik la diferencia se ponía en 3 goles a los 10 minutos obligando al tiempo muerto croata. Domagoj Duvnjak, que estuvo colosal todo el choque, fue el único que encontraba la forma de atacar la defensa española y los extremos croatas aprovechaban sus grandísimas asistencias. Dos goles en inferioridad disparaban hasta los 4 goles a España con lo que Goluza introdujo el cambio clave en el duelo, puso el 5-1 en defensa y dio entrada a Gojun en el centro, y poco a poco, fueron dándole la vuelta al encuentro. A base de transiciones rápidas y de acciones individuales de Lackovic empataban el partido a falta de tres minutos para el paso por vestuarios, Raúl, Víctor y Maqueda entre otros llevaban el peso del ataque. Una serie de pérdidas finales y de buenas finalizaciones a la contra de tanto Cupic como Horvat o Strlek, 10 a 11 para Croacia al intervalo.

Un muy buen inicio con 2 goles consecutivos de los laterales no fue más que un espejismo puesto que Croacia se pudo manos a la obra con el trabajo defensivo, a veces 5-1 otras 6-0, para recuperar el mando del partido. No se encontraba a Julen Aguinagalde y los extremos eran los que finalizaban las grandes acciones de Cañellas o Raúl. Muy poca participación de Balic en Croacia dado el partido espectacular que hizo Domagoj Duvnjak que, muy bien secundado por Lackovic machacaba todos los intentos de España para ponerse por delante en el marcador. A pesar de ello, se llegaba con empate a 21 tras 50 minutos. Un parcial de 3-0 para Croacia gracias a 2 contraataques conducidos por Duvnjak liquidaba definitivamente el partido a favor de los balcánicos y obligaba a España a conformarse con la tercera plaza, que muy posiblemente, le hará enfrentarse con Francia en cuartos de final, todo un desafío. Últimos minutos sin historia mayor que la típica dinámica de goles en ambas porterías para dejar un marcador final de 25 a 30 a favor de los hombres de Goluza.

Teniendo en cuenta las ausencias de Sarmiento o Maqueda (mediado el segundo tiempo) y los problemas físicos de Gurbindo que acabó el partido cojeando, y que España se enfrentaba al mejor equipo del torneo hasta el momento, la derrota por 5 goles no está fuera de la lógica. España se las verá, con casi total seguridad, con Francia en el primero de los cruces. Una Francia que no está al nivel de campeonatos pasados pero gozan de recursos ilimitados, tanto en ataque como en defensa, y obligará a los chicos de Valero a sacar lo mejor de si para luchar por las medallas. Croacia se las verá con Túnez en cuartos en lo que se presume el choque más desequilibrado de estos Juegos Olímpicos.