Las guerreras, leyenda de bronce

España y Corea lucharon hasta el límite por conseguir la medalla de bronce. En un interminable partido las guerreras olímpicas han logrado el mayor galardón conseguido por el balonmano femenino español en unos Juegos Olímpicos.

Las guerreras, leyenda de bronce
Las guerreras, leyenda de bronce

Las selecciones de balonmano femenino de España y Corea llegaban dispuestas a luchar a muerte por hacerse con la medalla de bronce. Después de la desilusión de no alcanzar entrar en la final, la derrota no entraba en los planes de ninguno de los dos equipos.

Las guerreras olímpicas dominaron los primeros minutos del partido, pero como si fuera un maleficio o una mala costumbre adquirida, una vez más aparecieron los errores ya asiduos en estos juegos. Despistes en defensa y continuas pérdidas de balón, cinco en tan solo diez minutos. Aprovechando los momentos de desconcierto e imponiendo sus electrizantes ataques, las coreanas empataban el marcador.

Jorge Dueñas pedía a las suyas más circulación de balón en ataque y mayor movilidad en defensa. Los consejos fueron escuchados y se consiguió un parcial de 6-0 que volvía a poner a las españolas por delante en el luminoso.  

Tras llegar al descanso igualadas, se inició la segunda mitad  con una defensa más adelantada,  intentando evitar los rápidos pases en circulación de las asiáticas que tanto daño nos estaban haciendo.

Los mejores minutos de las españolas dejaban a las coreanas cuatro goles por debajo. Parecía que el despegue era definitivo, pero los altibajos en el juego y una selección de Corea que no estaba por la labor de entregarse ponían el suspense.

Poco a poco la diferencia se recortaba. Kang Jae Won, seleccionador coreano, solicitaba tiempo muerto buscando dar aire a sus jugadoras.

Dos lanzamientos consecutivos desde los siete metros errados por España volvían a sembrar de dudas el futuro. Un final de partido no apto para cardiacos se avecinaba.

Corea igualaba el marcador a falta de cuarenta segundos y Dueñas pedía tiempo muerto para preparar una última jugada que resolviese el duelo. Los nervios hicieron a nuestras guerreras disparar a portería demasiado pronto y el fallo permitía el contragolpe coreano, que afortunadamente se quedó sin tiempo cuando de resolver justo cuando una de  sus jugadoras se disponía a lanzar a portería.

Empate y prórroga para el partido más largo e igualado del campeonato

Diez minutos para escribir la historia de la lucha por una medalla que ninguna de las dos selecciones estaba dispuesta a perder. Ninguno de los equipos lograba imponerse. Cada ataque quería asegurarse, cada jugada defensiva era una lucha cuerpo a cuerpo. El luminoso señalaba un 28-28 cuando la prorroga tocaba a su fin y nos conducia a una segunda.

La historia se resistía a ser escrita, las guerreras olímpicas merecían un final de leyenda y para ello también aparecía Ciobanu, la portero suplente, deteniendo cuatro lanzamientos de siete metros.

Último minuto de la segunda prórroga. España un gol arriba. Corea presiona en toda la pista, pero España marca. Suena la bocina, todo había terminado. Nuestras guerreras de leyenda, guerreras de bronce.

 

FICHA TÉCNICA:

COREA DEL SUR (29): Ju; Woo (4), Ryu (4), Choi (4, 2p), Cha Youn Kim (3), Gwon (7, 1p) y Jo (5, 2p) -equipo inicial- Moon (ps), On A Kim (-), Migyeong Lee (-), Cheongshim Kim (-), Sim (-), Jung (2) y Eun Bi Lee (-).

ESPAÑA (31):Navarro; Alonso (3), Mangué (4), Aguilar (4), Nely Carla Alberto (5, 2p), Eli Pinedo (2) y Begoña Fernández (5) -equipo inicial- Ciobanu (ps), Marta López (-), Barnó (-), Beatriz Fernández (4, 1p), Cuadrado (4), Amorós (-) y Elorza (-).

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS:

1-3, 4-4, 6-5, 10-6, 11-11 y 13-13 (Descanso)

14-16, 17-20, 19-21, 22-23, 23-23 y 24-24 (Final)

26-27 (1ª parte prórroga)

28-28 (2ª parte prórroga)

29-30 (1ª parte segunda prórroga)

29-31 (Final segunda prórroga).