Balonmano Noticias

Entrevista. Antonio Carlos Ortega: "El mayor reto deportivo que pude encontrar está en Veszprem"

Entrevista. Antonio Carlos Ortega: "El mayor reto deportivo que pude encontrar está en Veszprem"

En VAVEL.com hemos podido hablar con Antonio Carlos Ortega, flamante entrenador de uno de los equipos que más dará que hablar en Europa en esta temporada, el Veszprem húngaro. El míster malacitano responde a nuestras preguntas después de haberse instalado con su familia en la ciudad magiar

Problemas económicos, equipos que desaparecen, jugadores que emigran y entrenadores que buscan en el extranjero un club al que entrenar. Este es el caso de nuestro protagonista de hoy, Antonio Carlos Ortega, quien, tras dar sus primeros pasos en los banquillos en el ya desaparecido Antequera y, después de un año de parón, vuelve a las canchas, para entrenar a un histórico de Europa, el Veszprem.

Equipo, el húngaro, que se ha reforzado notablemente con el objetivo de hacer algo más en la Champions y arrasar en la liga de su país, con jugadores como Oneto, Ugalde, pero sobre todo, Lazslo Nagy. Ante una plantilla cargada de estrellas tendrá que lidiar el entrenador malacitano en el que la directiva magiar ha puesto todas sus expectativas. En VAVEL.com hablamos con él.

Pregunta: Muy buenos días, Antonio Carlos, ¿qué tal sus primeros días en Veszprem?

Respuesta: Acabamos de cumplir el primer mes de preparación en el equipo y solo puedo comentar cosas positivas tanto del equipo como del club.

P: ¿Cómo se está acomodando al país?

R: Todo perfecto, los españoles hemos empezado a dar clases de húngaro, que la verdad no resulta nada fácil. La temperatura está siendo muy buena, aunque veremos cuando llegue el invierno, que por aquí parece ser duro. En cuanto a la gastronomía, si echaremos en falta sin duda será el pescado de mar.

P: ¿Qué tal le han recibido en el equipo húngaro?

R: Yo creo que cuando llega alguien nuevo como entrenador todo el mundo parte de cero, y lo que quieren es agradar y tratar de convencer...

P: El húngaro es considerado uno de los idiomas más difíciles, ¿cómo se está comunicando  con los jugadores en estos primeros días?

R: De momento estamos trabajando en inglés y español. Estamos dando clases de húngaro, por lo que en un tiempo, podremos empezar a utilizar el magiar con los jugadores de aquí.

P: Tuvo ofertas, al menos de las que yo tenga constancia, de equipos italianos y de la selección rusa, ¿tuvo alguna otra?

R: La de la selección rusa no fue en firme, únicamente estuve entre los cuatro últimos candidatos. Al final de la temporada pasada si tuve algún ofrecimiento más.

P: ¿Se ha arrepentido en algún momento de no haber aceptado estas ofertas?

R: En absoluto, creo que el mayor reto deportivo que puedo buscar está donde me encuentro ahora mismo.

P: Últimamente estamos viendo un enorme peregrinar de jugadores marcharse a otros países ¿ve tan mal está la situación del balonmano español como para tener que irse a Hungría?

R: La situación es muy comprometida, creo que en España la situación de nuestro balonmano exceptuando a 3-4 equipos debiera de ser semi- profesional o semi- amateur como quieras llamarlo. Hay mucho que hacer. Se debe trabajar mucho, sobre todo en las partes directivas.

P: ¿Considera que la única (o casi única) solución para profesionales del balonmano como usted está en salir de España?

R: Como te comentaba antes, creo que en España ahora hay 3 ó 4 equipos que pueden ser profesionales, mientras que los jugadores de los demás equipo, creo que deberían compaginar el balonmano con los estudios o el trabajo.

P: ¿Cree, como se está comentando en los últimos tiempos, que la LNH francesa ha superado ya, en calidad, a la Asobal?

R: Creo que sí, pero lo que pasa es que el balonmano español tiene una riqueza táctica que en otras ligas no se ve y eso es algo muy importante.

P: ¿Cómo ve el balonmano húngaro y su liga?

R: Los jugadores de balonmano aquí son más reconocidos que en España; es un deporte con más afición que en nuestro país. En cuanto a la liga, aquí  todo el mundo dice que la liga es de dos, Veszprem y Pick Szeged, que desde hace diez años copan las dos primeras plazas, pero también es cierto que hay otros dos o tres equipos que han confeccionado buenas plantillas y pueden dar la lata a los dos “grandes” a lo largo de la temporada.

P: Muchos jugadores llegan al Veszprem procedentes del balonmano español, Ugarte, Oneto y, probablemente Nagy…¿Han sido peticiones suyas?

R: El fichaje de Laszlo era el primer objetivo del club, cuando yo empecé a negociar con el equipo; mientras que lo de Marco estaba prácticamente cerrado. Los otros dos sí que son fichajes solicitados. Tenemos un jugador nuevo más en plantilla, el Iraní Imán Jamali, que está siendo una grata sorpresa para todos.

P: Además de las nuevas incorporaciones, el conjunto magiar, tiene verdaderos jugadorazos y con la llegada de Nagy, el equipo puede llegar a tener problemas de ego. ¿Tiene miedo a que esto pueda suceder o tiene previsto algo en el caso de que ocurra?

R: Es cierto que la plantilla la forman grandísimos jugadores, en estos equipos el entrenador, además de trabajar bien lo referente al balonmano, debe de ser un buen gestor de grupos.

P: El Barça y el Veszprem ya llegaron a un acuerdo por Lazslo Nagy, ¿Cómo ha sufrido este tema tan difícil? ¿Cree que todas las partes han sabido llevarlo bien? ¿Influyó usted en la compra del jugador?

R: Creo que se llego a la mejor solución para todas las partes.

P: ¿Cree que la salida de uno de los principales puntales del Veszprem, Marko Vujin, puede tener repercusiones en el equipo?

R: El recambio natural el Laszlo, la gran apuesta del club, esperemos no echarle demasiado en falta.

P: ¿Tiene ya planificado el sistema de juego? ¿En qué se basará el Veszprem de Antonio Carlos Ortega?

R: Para mi los grandes equipos se forman de atrás hacia delante…Lo primero la defensa, después ya viene el ataque. La mejor defensa es un buen ataque, o eso dicen.

P: ¿Alguna petición de fichajes especial aparte de los que ya conocemos?

R: La plantilla a día de hoy está más que cerrada

P: ¿Le han marcado algún objetivo desde la cúpula del equipo húngaro? ¿Usted se marca algún objetivo para esta temporada? ¿Y a más largo plazo?

R: Está claro que el club ha hecho un gran esfuerzo para llegar más lejos en la Champions League. En cuanto a mí, lo que más me preocupa es gestionar bien el grupo y poder combinar a esas cualidades físicas tan grandes que tiene la plantilla con el trabajo táctico. Ese es mi principal objetivo.

P: ¿Se siente preparado para entrenar a un equipo de tan alto nivel como es el Veszprem?

R: Si pensase lo contrario, me habría quedado en casa.

P: ¿Considera la opción de volver en algún momento al balonmano español?

R: Por supuesto que sí. No me cierro ninguna puerta.

P: Hace más de diez años, un servidor vio su primer partido de balonmano en directo un España-Lituania en Guadalajara, usted jugaba en el extremo derecho, ¿en qué ha cambiado Antonio Carlos Ortega en todo este tiempo?

R: Pues en pocas cosas, pero muy importantes. Básicamente que dejé de ser jugador y pase a ser entrenador, además de que mi familia es más numerosa.

P: Más de un año parado, ¿cree que le ha servido para recargar pilas o puede llegar a ser un hándicap?

R: Más que para recargar pilas me ha valido para continuar actualizándome. He estado siguiendo otras ligas, que siempre he seguido, aunque ahora he podido hacerlo con mucho más detenimiento, además de que he podido acudir a las grandes citas balonmanísticas. 

P: Antes de ese año de parón, entrenó varios años en el Antequera, ¿con qué recuerdos vividos en el equipo de su tierra se queda?

R: Uno trata de eliminar los malos momentos que, por desgracia, fueron muchos la última temporada, todo en lo relativo al tema económico. Creo que tanto Xavi como yo hicimos un gran trabajo allí, creamos grandes grupos de trabajo y la verdad es que los problemas económicos lo rompieron todo. Estuvimos muy mal gestionados. El club seguiría adelante sin problemas si se hubiera actuado a tiempo.

P: ¿Cómo ha vivido la desaparición del conjunto andaluz? ¿Cree que se podría haber hecho más por salvar al equipo?

R: Es un equipo al que tengo mucho cariño, así que lo viví de forma dolorosa. Sin duda, se debieron tomar medidas antes.

P: Cambiando totalmente de tercio, usted fue parte importante de aquel Dream Team del Barcelona que conquistó 5 Copas de Europa consecutivas, ¿con qué momento se queda de su etapa barcelonista?

R: Yo creo que la temporada 99-00 en la que ganamos todas las competiciones, siete de siete, es imborrable para todos los que estuvimos allí, pero guardo innumerables recuerdos.

P: ¿Cree que algún equipo podrá igualar alguna vez esas cinco “Champions" consecutivas?

R: Todos los récords están para ser superados, pero creo que aún pasará mucho tiempo hasta que algún equipo lo pueda lograr. Es algo realmente complejo.

P: Valero Rivera era el míster de aquel equipo y ahora entrena a la selección ¿Cómo valora su trabajo con el equipo nacional? ¿Qué opina de toda la polémica en la que se ha visto envuelto con los convocados (y no convocados) para Londres y su agencia de representación?

R: Valero siempre ha sido un grandísimo entrenador y profesional. Como se ha visto en los juegos la línea del éxito al fracaso es tan fina…El final de los juegos fue completamente injusto para España. Lo de la agencia y entrenar es un tema muy delicado que, a mi modo de ver, tendría que estar muy claro por todas las partes.

P: En otro orden de cosas, ¿cómo ve el periodismo deportivo en la actualidad?

R: Considero que el periodismo deportivo es el periodismo más sano que hay, y, personalmente, es el que más me gusta.

P: ¿Qué le parece que un deporte con tanta afición como es el balonmano se vea minusvalorado por los grandes medios?

R: Es el gran hándicap que tenemos en España. Por desgracia el fútbol acapara todo en nuestro país.

P: Por cerrar, ¿ha leído alguna vez VAVEL.com o al menos lo conocía? ¿Cuáles son los medios que suele usar para informarse?

R: Si, os sigo por twitter. Desde Hungría utilizo mucho esta red social y os leo por ahí.

Muchas gracias, Antonio Carlos, mucha suerte en Hungría y hasta la próxima.

Saludos y gracias a vosotros.

Para cerrar la entrevista quería dar las gracias a Julen Mateo, profesional incansable del mundo del balonmano en general y del femenino en particular, sin el que esta entrevista hubiera sido prácticamente imposible. Gracias.