Gro Hammerseng ha vuelto

Gro Hammerseng ha vuelto

La fantástica jugadora noruega, volvió a jugar al balonmano, tras haber estado apartada de las pistas por su maternidad. Tras un proceso de puesta a punto, por fin, podremos volver a disfrutar de Gro Hammerseng en el mundo del balonmano.

Los aficionados del Larvik noruego en particular, así como los del balonmano femenino en general, están de enhorabuena. Gro Hammerseng ha vuelto tras haberse apartado de la práctica del balonmano para ser madre. Hace días, aquí mismo, hablábamos de lo que suponía ser madre en el ámbito del deporte de élite. La fantástica jugadora nórdica es un claro ejemplo de lo que la maternidad implica dentro del deporte de alta competición, aunque, bien es cierto, Noruega está a años luz en ese aspecto, si lo comparamos con España.

Gro reconoció que a los 10 días de dar a luz ya empezó a hacer algo de carrera continua, buscando una tonificación que, evidentemente, había perdido con el proceso del embarazo. Esos primeros días fueron una agonía, viendo como apenas podía alargar su ejercicio más allá de los 5 minutos, pero era consciente de que la tenacidad y constancia eran la única forma de volver al punto de origen previo a su maternidad. También, hay que reconocer, el Larvik no solo no ejerció presión alguna sobre la jugadora a la hora de plantearse el regreso a las canchas, sino que ha facilitado el proceso. La ayuda de un preparador físico y un fisio, amén del sacrificio de Gro Hammerseng, hicieron el resto, para que hoy, de nuevo, podamos disfrutar de la potente jugadora noruega en las pistas. Además, la propia Gro reconoce que este parón le ha venido bien en lo que respecta a su forma de jugar y entender el balonmano, ya que ha aprovechado para analizar su juego en busca de mejorar en la medida de lo posible el mismo.

Gro Hammerseng es una jugadora nacida en 1980 en Gjovik, Noruega. En su localidad natal empezó a jugar al balonmano a la edad de los 10 años y fue el primer equipo en el que militó para, cinco años después, hacerlo en el Raufoss (solo una temporada) y Vardal. Allí, y a la edad de 17 años, dio el salto a la profesionalidad, precisamente en el Vardal. Es tanta la calidad que atesora Gro y el futuro que deja entrever que, acaba convirtiéndose en la capitana del equipo, a pesar de su juventud. Su progresión es increíble y a los 20 años la selección de Noruega descubre el potencial de Gro Hammerseng en el año 2000. En el 2003 ya sería la capitana de la selección nórdica. Ese mismo año, abandona su país para fichar por el Midjtylland danés, buscando nuevos retos en su vida.

Mejor jugadora de balonmano en 2007

En 2004, con su selección, se proclama Campeona de Europa siendo elegida además como la mejor jugadora del torneo. En ese momento, Gro Hammerseng ya estaba en lo más alto del balonmano femenino europeo, o lo que es lo mismo, mundial, ganando un título importante con su selección y gozando además del reconocimiento en el ámbito personal. En lo más alto de su carrera, el infortunio también visitó a Gro, en forma de grave lesión de rodilla que le apartó durante toda la temporada en el 2005. Un añito en el infierno, para regresar a la élite, ya completamente recuperada, un año después, y alzarse con el Campeonato de Europa de selecciones en 2006, una Medalla de Plata en el Mundial del 2007 y el Oro Olímpico en Pekin 2008. Precisamente, en el 2007, fue elegida como mejor jugadora de balonmano, un nuevo galardón a título individual que encumbraba su impresionante trayectoria. En el año 2010, repitió título en el Campeonato de Europa de selecciones.

Ese mismo año, 2010, Gro Hammerseng regresó a su país y fichaba por el Larvik, con el que se proclamaría Campeona de Europa de clubes en 2011, frente al Itxako, en una de las mejores finales de los últimos años, como aquí recordamos.

Amén de reconocer el potencial balonmanístico de Gro Hammerseng, y estar ante una de las mejores jugadoras de la última década, estamos ante un icono de la homosexualidad dentro del deporte profesional. Gro reconoció abiertamente mantener una relación sentimental con una compañera de profesión, Katja Nyberg. Ahora, comparte equipo y relación con Anja Edin, ambas ligadas al Larvik hasta el 2014. Algo muy difícil de ver en el deporte de élite, pero que Gro lo anunció con la misma naturalidad en que debe ser comprendido.

Foto portada: Balonfemme.blogspot