"El destino baraja las cartas pero somos nosotras las que jugamos"

Raquel de la Cruz, jugadora del Cleba León, nos plantea una reflexión acerca de las lesiones que el cuadro leonés está sufriendo y que tan mermado ha dejado al equipo.

"El destino baraja las cartas pero somos nosotras las que jugamos"
Foto: León Noticias

¿Qué es la suerte? La suerte es una palabra que las personas usamos para justificar algún acto según nuestra conveniencia. En ella distinguimos dos tipos, la buena y la mala. ¿Podríamos decir que en el Cleba tenemos mala suerte con las lesiones? Yo creo que no. Hablar de mala suerte sería excusarnos o refugiarnos en algo tan abstracto que no nos dejaría ver con claridad la realidad.

Es cierto que tenemos una enfermería amplia, pero no es algo que nos pille ahora de sorpresa. La gran parte de las lesiones vienen arrastradas de la temporada pasada y con algunas de ellas contábamos. Alicia sigue recuperándose de su larga lesión, Alba tiene numerosas operaciones en su rodilla y todavía necesita tiempo para estar al 100 %, Marta Méndez después de una rotura parcial el año pasado, sabíamos que podía ir mal la recuperación y que terminase pasando por quirófano. En mi caso, no se sale de las estadísticas que después de una rotura de ligamentos tenga algún problema físico y no quede tan bien como deseas.

A estos antecedentes le unes un contexto económico complicado con la consecuente reducción de presupuestos. Las plantillas son mucho más cortas. Con esta situación es evidente que cada lesión o molestia que surja, nos hace daño. Pero seamos realistas, jugamos al balonmano, un deporte en el que hay mucho contacto, choques y agresividad. Es muy fácil que alguna vez te tengas que perder un partido por problemas físicos. Esto es lo que ha pasado con Andrea. Un día entrenando caes mal y te haces daño en un tobillo teniendo que permanecer un par de jornadas o tres fuera de juego.

Nadie nos dijo que fuese fácil, sabíamos desde el principio la situación que teníamos. Sólo nos pidieron trabajo y eso es lo que estamos haciendo. Y cómo nos dice el entrenador, cuando falta una el resto tenemos que sacar un poquito más de nosotras para entre todas hacer una más.

También es cierto que nuestro famoso sistema defensivo es exigente pero no tenemos miedo. Es lo que entrenamos y nos salga mejor o peor tenemos plena confianza en lo que hacemos. Es pronto para hablar de resultados y tampoco queremos pensar en ello. Sabemos que cada partido para nosotras es una dura batalla y cada punto que consigamos lo tenemos que pelear así que el tiempo dirá dónde tenemos que estar.

Y ahora vamos a ir en busca de la “Buena Suerte”. Como decía Swett Marden “La suerte no es más que la habilidad de aprovechar las ocasiones favorables”. Y al final resulta que cuanto más entreno más suerte tengo. 

Por Raquel de la Cruz … jugadora del Cleba León