La "jugona" de la liga

Cuando nos referimos a alguien con el término "jugona" lo estamos haciendo con la seguridad de estar mencionando a una grandísima jugadora, por lo que no nos cabe duda que es un perfecto adjetivo para definir a Silvia Arderius, la auténtica jefa de máquinas del espectacular Helvetia Alcobendas.

La "jugona" de la liga
Foto: Alcobendas Digital

Se veía venir. Llevaba un tiempo dejando muestras, cada vez más, del magnífico nivel de juego que atesora, así como dejando vislumbrar el fantástico futuro que le espera como jugadora de balonmano. Estamos hablando de Silvia Arderius, el auténtico faro guía de un equipo, Helvetia Alcobendas, que está realizando una campaña – al igual que la pasada – simplemente espectacular.

La joven central, a pesar de contar con tan solo 22 años, ostenta la capitanía del equipo, -acumula ya 10 temporadas en el Balonmano Alcobendas -, ya tiene experiencia en la División de Honor femenina, lo que le ha dado un plus de calidad y seguridad en su juego, convirtiéndose en una auténtica pesadilla para las defensas rivales, a la hora de frenar a Arderius cuando empieza a dirigir esa magnífica orquesta sinfónica que es el joven equipo madrileño.

No todo, evidentemente, el buen momento que atraviesa Alcobendas, es debido a Silvia Arderius, pero si que es obligado reconocer que si la sala de máquinas pasa por las manos de Arderius, la factoría del Helvetia toma tintes del mejor balonmano. Su visión de juego, rapidez, seguridad, confianza, y pases imposibles, nos dejan a una de las mejores jugadoras de la liga y con un futuro más que prometedor.

Su nombre, cada vez con mayor insistencia, aparece en las quinielas para en un futuro no demasiado lejano, formar parte de la Roja. Está complicado, pero la decisión de Andrea Barnó de abandonar la práctica del balonmano, deja abierta la puerta a la llegada de una joven directora de orquesta. Sin duda, entre las posibles candidatas, Silvia Arderius parece estar en la pole.