Kelly Pavlik, arrestado por conducir ebrio

El exmonarca mundial del peso medio fue arrestado en su domicilio después de haber abandonado su coche tras estamparlo contra un poste de luz en Canfield, Ohio.

Kelly Pavlik, arrestado por conducir ebrio
Kelly Pavlik (Foto: BoxRec)

Kelly Pavlik vuelve a perder contra el peor de sus enemigos. El que fuera durante los últimos años unos de los púgiles de referencia dentro de los Estados Unidos fue detenido por la policía de Ohio acusado de conducir bajo los efectos del alcohol.

Al parecer, Pavlik perdió el control de su vehículo que acabó chocando contra un poste de electricidad y una cabina telefónica en la ciudad de Canfield, cerca de su localidad natal de Youngstown, para después abandonar la escena del crimen y refugiarse en su casa donde la policía lo encontró horas después.

Según informa la policía, Pavlik mostró una actitud violenta cuando esta llegó a su casa para proceder con los controles de alcohol ordinarios. Tras presentarle los cargos oportunos por conducir bajo los efectos del alcohol y huir de la escena del crimen, Pavlik fue puesto en libertad con cargos, por lo que deberá comparecer frente a la corte penal del Condado de Mahoning.

Una carrera cortada por  su adicción

Convertido en gran promesa desde que fuera campeón del peso medio en 2005 por la Federación Norteamericana de Boxeo (NABF), la carrera del aún joven Pavlik (29 años y un récord de 37 victorias y 2 derrotas) se ha visto enormemente truncada por sus problemas con el alcohol.

Impulsado desde entonces por Bob Arum y su promotora Top Rank, Pavlik alcanzó los títulos  mundiales del peso medio por el Consejo y la Organización Mundial de Boxeo en 2007, derrotando en Atlantic City a Jermain Taylor por KO técnico en el séptimo asalto.

Su padre, Mike Pavlik, marca la consecución del cinturón mundial como el comienzo de la caída de su hijo: “Los problemas comenzaron poco después de conseguir ganar a Taylor, pero es tan solo un problema con la cerveza, no con ninguna droga”.

El Fantasma, como se le apoda, defendería en cuatro ocasiones estos dos cinturones, compaginando sus combates con varias estancias en centros de rehabilitación, hasta que en abril de 2010 cayera a los puntos contra Sergio Maravilla Martínez. Desde entonces, Pavlik solo ha peleado contra Alfonso López, al que ganó con dificultad gracias a una ajustada decisión mayoritaria.

Con solo dos derrotas en su carrera, la comentada contra Maravilla y contra Bernard Hopkins en un combate desarrollado por encima de las 170 libras, Kelly Pavlik ha encontrado el mayor rival en sus debilidades fuera del ring.