Purito toma las riendas del Giro de Italia

El catalán vuelve a vestirse de rosa tras atacar en los kilómetros finales de la etapa de hoy, que ganó el italiano Rabottini tras una larga escapada.

Purito toma las riendas del Giro de Italia
Joaquim Rodríguez vuelve a subir al podio del Giro vestido de rosa. Foto: Luk Benies (AFP).

El Giro 2012 continúa instalado en su deriva ultradefensiva y, por lo tanto, monótona. Hoy, a diferencia de días pasados, al menos se han visto destellos ofensivos y tácticos, pero finalmente han resultado inútiles. La indefinición y el bajo estado de forma de los teóricos líderes están echando abajo los planteamientos de los directores, situación que es aprovechada por un astuto Joaquim Rodríguez para retomar las riendas de la carrera. El catalán de Katusha recupera la maglia rosa y pica un puñado de segundos a sus rivales más directos.

Aparte de las ganancias de Purito, el otro aspecto reseñable de la jornada ha sido la excelente actuación del ganador de hoy, Matteo Rabottini (Farnese), culminando con su triunfo una larga cabalgada a través de la media montaña lombarda. Un terreno exigente que ha sido adornado con el tinte épico de la lluvia, el frío y la niebla. El italiano de 24 años consigue su primera gran victoria como profesional y maquilla la papeleta de su escuadra en la Corsa, sin líder (después del abandono de Pozzato), y sin ningún triunfo de etapa hasta esta tarde.

Lampre irrumpe en carrera con una escapada táctica

Tras el tedioso primer día de montaña, el perfil de hoy, previo a la segunda jornada de descanso, se presentaba esperanzador: un puerto de primera selectivo en mitad del recorrido (Valcava) y un encadenado de media montaña dura, con un tercera (Forcella di Bura), y dos segundas, Culmine di San Pietro y Piani dei Resinelli, este último como final en alto. Esa esperanza se tornaba en ilusión con la formación de una fuga-puente de una docena de corredores en las rampas de Valcava (100 km. a meta, aproximadamente), cargada de un componente táctico interesante: los segundos espadas de Lampre, Cunego y Ulissi, pensando en las opciones de Scarponi, se habían filtrado en ella. Les acompañaban Losada (Katusha), Txurruka (Euskaltel) y artificieros tan peligrosos como Pirazzi o Sella. Una escapada de calidad contrastada al fin, que obligaba al Liquigas de Basso a trabajar más de la cuenta, y anunciaba movimientos de la primera fila en las subidas decisivas. Además, se contaba con un hombre fuerte menos, Frank Schleck, retirado en el kilómetro 27 por unos problemas en la espalda.

La fuga tuvo nivel e intenciones de enlace

Por delante de todos ellos marchaba un incombustible Rabottini, que se había despedido de su compañero de aventura, Bonnafond (Ag2r) en las revueltas de este primer puerto. El de Farnese tenía una ventaja holgada con respecto a los grupos de atrás (cinco minutos al grupo de Cunego y diez al pelotón), algo que le hacía soñar con un goloso triunfo en Resinelli.

El pedaleo alegre del italiano y el estancamiento de la carrera por detrás fueron convirtiendo el sueño de Rabottini, poco a poco, en realidad. Cunego y Ulissi comandaban el grupo perseguidor, sin alardes extra, con la llegada de las pendientes del segundo puerto, mientras que Liquigas volvía a hacerse el dueño del pelotón con su ritmo hipnotizador. Y fue entonces, gracias a la ‘inestabilidad mental’ de esos artificieros, cuando la etapa cogió otro color. Pirazzi atacó y desmembró la estructura de la fuga.

Desde ese momento, todas las miradas se centraron en Damiano Cunego. El ‘pequeño príncipe’ tomó el mando del grupo y puso un punto más de exigencia. La fuga quedó seleccionada con cinco hombres: Txurruka, Pirazzi, Losada, Amador y el propio Cunego. El italiano parecía ejercer una peligrosa función de enlace ante un posible ataque de Scarponi atrás, pero todo quedó en agua de borrajas y Lampre comenzó a retratarse. Liquigas recortó entre el descenso de Bura y el comienzo de San Pietro, y todo hacía prever que esto se solucionaría en la última subida.

Cunego lo intentó en el descenso de San Pietro, pero le faltó fondo

La ascensión a la penúltima dificultad de la jornada sirvió solamente para meter el miedo en el cuerpo a Rabottini, cuyas fuerzas ya comenzaban a flaquear, traducidas en segundos perdidos. La bajada fue otra historia. Carretera estrecha, parcheada, tortuosa. No había excusas. Y Cunego sacó a relucir su elegancia innata en este escenario. Se distanció de sus compañeros de aventuras y se lanzó veloz camino del comienzo de Resinelli, pero pronto empezaron a flaquearle las fuerzas y vio que no conseguía abrir el hueco necesario. Por delante Rabottini se caía en una curva, pero eso no le asustó. Era su día, tenía que aprovechar este regalo en forma de etapa, avistado detrás de la niebla.

Cunego se quema, Scarponi no socorre y Joaquim se mofa

Con Cunego en su salsa, Astana, que ha disfrutado de un largo y placentero sueño en estas dos semanas, se despertó cual oso enfurecido para quitar, a base de zarpazos, a los Liquigas del mando supremo. Los kazajos dijeron basta y separaron el grano de la paja en el descenso, dejando tras de sí cadáveres tan reseñables como el José Rujano, que vuelve a hundirse en la general.

Por delante, Cunego confirmaba los peores pronósticos y sus antiguos amigos se unían a su rueda. La última ascensión se iniciaba. Astana retornaba su siesta transalpina y Liquigas recuperaba su trono. Vuelta a empezar. Vuelta a la monotonía. Szmyd tomaba la iniciativa con un fuerte ritmo, debido a la pasividad del resto de rivales. Los Sky apagados, Scarponi inmóvil, Kreuziger en su mundo, Pozzovivo haciendo aguas, Hesjedal, el líder, controlando y Purito expectante. Al catalán le viene de perlas la situación, está ejerciendo su papel casi a la perfección: su minuto de diferencia con respecto al resto (salvo Hesjedal) le da alas de cara a la trilogía dolomítica de la próxima semana y sabe que sus compañeros de fatigas no están a la altura.

Los patrones de ayer se repetían. Todos de la mano hasta el último kilómetro. Por delante, no existía más interés que el de la lucha por la etapa. Pirazzi primero, y Losada después, aceleraron en busca de la victoria, ya que Rabottini comenzaba a sucumbir en las duras rampas de este segunda infravalorado. Cunego reventó y la táctica de Lampre se perdió en la inmensidad del universo. Scarponi intentó arreglar la papeleta tomando la iniciativa, desbancando a Basso de la cabeza con un ataque bastante débil, que sirvió como lanzadera del hachazo de Purito, bajo la pancarta de 2 km. a meta.

El ritmo de Liquigas no fue aprovechado por Basso

El de Parets fue cazando a la gente de la fuga y avistó en la lejanía a un Rabottini hundido. Los dos se unieron para luchar por la etapa, pero en los últimos kilómetros Joaquim fue generoso y se dejó llevar, premiando el esfuerzo agónico del joven italiano. Purito se conformaba con otro tipo de premio, su reencuentro, un día después, con la preciada maglia rosa, con un bonus de 25 segundos más sobre Basso y Scarponi y 38 sobre Hesjedal.

El tapón ofensivo de este Giro continúa. El evidente bajo estado de forma de los favoritos, unido a la pasividad táctica, ha hecho desperdiciar el primer fin de semana de montaña seria. Mañana toca jornada de reflexión, que falta hace. O se cambia de estrategia o los Dolomitas asistirán a una carrera de eliminación y esfuerzos precoces en los últimos kilómetros. Es el tipo de escenario que Purito necesita para llegar de rosa a Milán. Las opciones del español parecen clarificarse; las del resto, siguen sumidas en la niebla lombarda más espesa. 

Clasificación de la 15ª etapa (Busto Arsizio – Piani dei Resinelli. 169 km.)

1. Matteo Rabottini (ITA) (Farnese Vini) 5:15:30   

2. Joaquim Rodríguez (ESP) (Katusha) m.t.

3. Alberto Losada (ESP) (Katusha) a 23      

4. Sergio Luis Henao (COL) (Sky) a 25       

5. Michele Scarponi (ITA) (Lampre) m.t.    

6. Ivan Basso (ITA) (Liquigas) m.t.       

7. Stefano Pirazzi (ITA) (Colnago) a 29      

8. Roman Kreuziger (RCH) (Astana) m.t.                

9. John Gadret (FRA) (Ag2r) m.t.    

10. Amets Txurruka (ESP) (Euskaltel) m.t.

Clasificación general

1. Joaquim Rodríguez (ESP) (Katusha) 65:11:07    

2. Ryder Hesjedal (CAN) (Garmin) a 30     

3. Ivan Basso (ITA) (Liquigas) a 1:22          

4. Paolo Tiralongo (ITA) (Astana) a 1:26     

5. Roman Kreuziger (RCH) (Astana) a 1:27

6. Michele Scarponi (ITA) (Lampre) a 1:36 

7. Beñat Intxausti (ESP) (Movistar) a 1:42  

8. Sergio Luis Henao (COL) (Sky) a 1:55    

9. Dario Cataldo (ITA) (Omega Pharma – Quick Step) a 2:12

10 Sandy Casar (FRA) (FDJ) a 2:13

Clasificación de la Montaña

1. Matteo Rabottini (ITA) (Farnese) 41 p.

2. Michal Golas (POL) (Omega Pharma) 34 p.

3. Andrey Amador (CRC) (Movistar) 28 p.

Vídeo de los últimos kilómetros

Así lo vivimos en vavel.com

 

· Foto de Rabottini en meta: Sirotti http://www.cyclingnews.com/