Pierrick Fedrigo (FDJ-BigMat) repite victoria en Pau

El ciclista francés consigue la victoria tras resolver, junto a Christian Vandevelde (Garmin-Sharp), la fuga que se había formado en el kilómetro 70. Por detrás, el pelotón de favoritos entró a doce minutos en una jornada que a partir de la segunda mitad de etapa, fue a un ritmo tranquilo. Bradley Wiggins sigue como líder.

Pierrick Fedrigo (FDJ-BigMat) repite victoria en Pau
Pierrick Fedrigo (FDJ-BigMat) repite victoria en Pau

El ciclista francés Pierrick Fedrigo (FDJ-BigMat) logró la victoria en la decimoquinta etapa del Tour de Francia tras vencer al esprint a su compañero de fuga Christian Vandevelde (Garmin-Sharp). Con esta victoria, Fedrigo consigue su tercer triunfo en la ronda gala y la segunda victoria para el equipo France des Jeux en este Tour. 

El pelotón decidió anticipar unas horas el día de descanso antes de las dos jornadas de Pirineos que decidirán la carrera. Sin embargo, no toda el día fue de relax. La salida fue exigente. Tan exigente que Sylvain Chavanel (Omega-Pharma), como precaución, se retiró, debido a una indisposición, con el objetivo de llegar en condiciones a la cita olímpica de Londres. La fuga tardó en formarse. La primera hora de carrera transcurrió a toda velocidad, donde los intentos por entrar en el grupo de escapados se sucedían sin éxito.

El equipo Sky dio la orden para dejar marchar a la fuga

No fue hasta que habían pasado unos 70 kilómetros cuando la fuga consiguió abrir hueco. Thomas Voeckler (Europcar), Pierrick Fedrigo, Christian Vandevelde, Samuel Doumolin (Cofidis) y Dries Devenyns (Omega Pharma) consiguieron abrir hueco. El equipo Sky, que por potencial se ha autoerigido como la única voz autorizada dentro del pelotón, dio la orden para que el grupo parase y dejara marchar a la fuga. Pero la última voz la tuvo Saxo Bank, que como amenaza a la fuga, tiró del pelotón hasta que los escapados dejaron entrar a Nicki Sorensen.

A partir de ahí todo fue tranquilidad. Sky puso el ritmo atrás y en la fuga respiraron al saber que hoy no habría llegada masiva. Seguramente, mientras el pelotón iba relajado, cada uno de los escapados planeaba su estrategia para asaltar la banca. Dumoulin era el más rápido y nadie quería llevarle hasta la meta. El primero en moverse fue Sorensen, que a sabiendas de que era el que menos opciones tendría al esprint, lo intentó (sin éxito) a diez kilómetros de meta.

Fedrigo ya sabía lo que era ganar en Pau

Por otro lado estaba Thomas Voeckler, al que le gusta dar espectáculo. Bajaba al coche de asistencia, respiraba profundo, cabeceaba. Sabía que muchos se estaban fijando en él y Thomas, en esas situaciones, le gusta ser protagonista. Pero el golpe definitivo lo dieron Vandevelde y Fedrigo. Primero fue el francés el que aprovechó un momento de duda. Vandevelde decidió seguirle y, gracias al entendimiento entre ambos y la falta de colaboración atrás, consiguieron la ventaja suficiente como para jugarse la victoria entre ellos.

Fedrigo ya sabía lo que era ganar en Pau. En ese mismo lugar había conseguido la victoria en 2010. El francés era mucho más rápido que Vandevelde y así quedó demostrado en la llegada, donde con solvencia, entró en la meta sentado sobre la bicicleta. Sabía que el canadiense del Garmin-Sharp no le iba a poner oposición. Sabía que iba a repetir victoria. Sabe que ese es un lugar que se le da bien.

La jornada de mañana es de descanso, y el miércoles, vuelve la carrera y la montaña. Las etapas de Pirineos terminarán de decidir la carrera y pondrán a cada uno en su sitio antes de la contrarreloj individual del sábado.

15ª etapa (Samatan-Pau), 159 km

1. Pierrick Fedrigo (FDJ-BigMat) 3h 40'15''
2. Christian Vandevelde (Garmin-Sharp) mt
3. Thomas Voeckler (Europcar) +12''
4. Nicki Sorensen (Saxo Bank-Tinkoff) +12''
5. Dies Devenyns (Omega-Pharma) +21''

Así queda la clasificación general:

1. Bradley Wiggins (Sky) 68h 33'21''
2. Chris Froome (Sky) +2'05''
3. Vincenzo Nibali (Liquigas) +2'23''
4. Cadel Evans (BMC) +3'19''
5. Jurgen Van den Broeck (Lotto-Belisol) +4'48''