Voeckler se corona en la etapa reina del Tour

El ciclista francés consigue repetir victoria de etapa en Bagnères de Luchon, donde ya ganó en 2010, y alcanza las cuatro victorias en el Tour de Francia. Bradley Wiggins respondió al ataque de Nibali y continúa como líder. Cadel Evans perdió más de cuatro minutos en meta y se queda séptimo en la general, a ocho minutos del maillot amarillo.

Voeckler se corona en la etapa reina del Tour
Voeckler se corona en la etapa reina del Tour

Como si de Moisés abriendo las aguas se tratara, Thomas Voeckler (Team Europcar) subió los últimos kilómetros de Peyresourde abriendo la fila de masa humana que se conglomeraba en la última cota de la jornada para dar aliento a los corredores. Y la verdad es que el ciclista francés se mereció el baño de masas que se ha dado en su llegada a Luchon. Fue mejor que todos los demás. Consiguió sobrevivir a la fuga de 38 corredores que se formó al principio de la etapa y fue seleccionando la carrera hasta quedarse solo en las últimas rampas de Peyresourde.

Tras coronar, quedaba lo menos difícil: bajar y rodar en llano dos kilómetros hasta meta. Anteriormente, Thomas Voeckler ya había sacado a pasear todo su repertorio como actor: caras de sufrimiento, hablar con el coche de equipo, apartar a los aficionados de la carretera y echarse dos litros de agua por encima de la cabeza. Ese repertorio que muchos critican, pero que le sirve de automotivación.

Voeckler llegó a meta sabiendo que era el único y merecido protagonista

Entonces, surgió la combinación perfecta: Thomas Voeckler, mucha ventaja sobre el segundo (Anker Sorensen, cuyo esfuerzo será memorable y su etapa será olvidada), mucha gente y cámaras, muchas cámaras. Seguramente, ni en sus mejores sueños habría imaginado Voeckler una llegada así. Dos kilómetros por delante para tener una llegada del tipo alfombra roja en los Oscars, sabiéndose foco de todas las cámaras, sabiendo que él era el único -y merecido- protagonista. Y la verdad es que su victoria fue justa. Escapado desde el kilómetro treinta, batir a todos los demás y llegar en solitario a meta tras subir dos puertos de hors catégorie y dos de primera categoría, tiene mucho mérito.

Pero no todos pueden presumir hoy de ser tan felices como el francés. Sobre todo, Cadel Evans, que había sufrido en Aspin y se quedó definitivamente descolgado en Peyresourde, cuando Basso (Liquigas) empezó a marcar el ritmo de la subida. Cedió casi cinco minutos respecto a Nibali, Wiggins y Froome, y entró en meta dando las gracias a un malherido George Hincapie por ayudarle a perder el mínimo tiempo posible.

Solo Nibali se atrevió a probar a Wiggins y a su eterno protector: Chris Froome

La subida al Tourmalet (2115 metros de altitud), puerto ciclista mítico por excelencia, fue al ritmo que quiso Sky. Que la cima esté a 75 kilómetros de meta significa desaprovechar la ascensión. Solo Nibali se atrevió a probar a Wiggins y a su eterno protector: Chris Froome. Pero no fue en el Tourmalet. Un puerto con tanta historia no merece ser escenario de ataques estériles. Por eso lo probó en Peyresourde, pero no hubo premio para el italiano. Al menos consiguió desmontar al equipo Sky y hacer que Froome y Wiggins se las tuvieran que apañar sin la ayuda de sus compañeros, pero los dos líderes del equipo británico demostraron que, de momento, no se les puede hacer ningún daño.

Y así terminó el día. La fatiga acumulada y el calor hicieron que no hubiera demasiado movimiento en las ascensiones. Los corredores fueron llegando a la meta con cuentagotas, cada uno al ritmo que podía. De la etapa reina de este Tour se habían dicho muchas cosas, pero solo Voeckler respondió a las expectativas. Por lo demás, Evans querrá olvidar cuanto antes esta fatídica jornada, Nibali demostró que sabe jugar al ataque y Wiggins –casi- sentenció el Tour.

La etapa de mañana también transcurrirá en los Pirineos, y será la última etapa de montaña. Se subirá una cota de tercera categoría (Côte de Burs), un puerto de segunda (Col des Ares), dos de primera (Col de Menté y Peyragudes) y un hors catégorie (Peyragudes). 

 

Clasificación de la decimosexta etapa:

1. Thomas Voeckler (Europcar) 5h 35'02''
2. Chris Anker Sorensen (Saxo Bank-Tinkoff) +1'40''
3. Gorka Izaguirre (Euskaltel) +3'23''
4. Alexandre Vinokourov (Astana) +3'23''
5. Brice Feillu (Saur-Sojasun) +3'58''

Clasificacion general tras dieciséis etapas:

1. Bradley Wiggins (Sky) 74h 15'32''
2. Chris Froome (Sky) +2'05''
3. Vincenzo Nibali (Liquigas) +2'23''
4. Jurgen Van den Broeck (Lotto-Belisol) +5'46''
5. Haimar Zubeldia (Radioshack) +7'13''