Una Vuelta para soñar

Una Vuelta para soñar
Una Vuelta para soñar

Con grandes ansias de pedalada se espera esta 67º edición de la Vuelta a España que comienza este sábado en Pamplona con el regreso de Alberto Contador a las carreras una vez cumplida su sanción por dopaje, con una contrarreloj por equipos muy "sanferminera". Sin duda, una Vuelta que medirá el grado de competitividad del de Pinto que tendrá como competidor más destacado al británico Chris Froome, segundo del pasado Tour, que le pondrá en más de un aprieto.

Pero Contador llega relajado a la cita como se vio en una entrevista concedida a El Mundo ayer. Sabe que por fin pisa tierra tras el calvario sufrido de unos meses. Por ello, quiere disfrutar sobre la bici e intentar ganar la competición para empezar a sentir sensaciones de victoria, y no entrenar sin poder competir viendo los toros desde la barrera. En su apuesta por volver a lo grande no lo tendrá nada fácil. Además de Froome, no deberá quitar el ojo a "Purito" (Katusha), segundo en el Giro de Italia, y con serias opciones de ganar las etapas con final explosivo. Y a su vez, no hay que olvidarse de Igor Antón (Euskaltel), acreditado con 4 triunfos parciales en montaña pero con la asignatura del podio aún pendiente.

No cabe la menor duda, que ambos corredores se quitarán presión en la Vuelta y cederán esto a Contador. Aunque también no hay que olvidarse del último campeón de esta carrera como es el Juan José Cobo (Movistar) que querrá hacerse notar y no pasar sin pena ni gloria.

Al margen de ello, habría que meter a su vez en la bolsa de favoritos nombres como: Denis Menchov (Katusha), al belga Jurgen Van den Broecke (Lotto), y la sempiterna incógnita del holandés Robert Gesink (Rabobank), que contará con Bauke Mollema como gregario de lujo. Así que, habrá que ver como se mueve todo en la primera semana.

En definitiva, una de las grandes carreras del ciclismo que incluye 21 etapas con un total de 3.239 kilómetros. La etapa reina  lo pondrá la meta en el Cuitu Negru  en donde se medirán los más fuertes y serán ellos los que rindan batalla y luchen por le hegemonía de esta carrea. Aunque bien es cierto, que esperemos que no sea definitivo una de las últimas etapas que transcurre entre La Faisanera y la Bola del Mundo, debido al ascenso terrorífico que podría alterar la general.

Al margen de ello, se podrá disfrutar de un gran espectáculo para el mundo del ciclismo, ya que se podrá ver una gran carrera con grandes competidores que darán rienda suelta a sus virtudes. Y con la esperanza depositada de los españoles en un chico llamado Alberto Contador que viene fresco y descansado preparado para este momento, aunque también la falta de competición puede jugarle una mala pasada. Pero, ¿por qué no soñar con el madrileño? Aun así, paso a paso.