David Blanco, el Grandíssimo

David Blanco, el Grandíssimo

El ciclista gallego ha hecho historia en la Volta a Portugal con su quinto triunfo absoluto, convirtiéndose así en el corredor que más veces ha vencido en la prueba lusa.

Suele hablarse en el argot ciclista de que un ciclista tiene un ¨idilio¨ con una determinada carrera cuando consigue brillar en ella al menos en un par de ocasiones. A la cabeza nos vendría por ejemplo el nombre de Luis León Sánchez y sus victorias consecutivas de etapa en el Tour de Francia. Sin embargo hay corredores que van más allá y consiguen inscribir su nombre en el palmarés de la prueba en repetidas ocasiones hasta convertirse en los más grandes de esa competición. El gallego David Blanco forma parte desde ayer de este grupo de hombres-récord gracias a su quinto triunfo en la Volta a Portugal – conocida como la Grandíssima- superando al luso Marco Chagas, con quien compartía el récord hasta ahora. 2006, 2008, 2009, 2010 y 2012 han sido los años en los que el gallego ha vencido en la carrera portuguesa.

Lo logrado por Blanco puede catalogarse como hazaña, dada las características de la carrera lusa. La Grandísima es, tras las rondas de tres semanas y junto a la Vuelta a Suiza, una de las carreras que cuentan con un mayor número de etapas –un total de diez- que hacen muy difícil el control por parte de los equipos y en consecuencia, lograr la victoria final.

Objetivo cumplido

David Blanco pensó en dejar el ciclismo el pasado invierno, tras la desaparición de su antiguo equipo, el Geox-TMC , por falta de patrocinios. El gallego, con contrato en vigor en la estructura de Joxean Fernández, esperó hasta el último momento por un nuevo patrocinador del equipo, que finalmente no existió. A sus 37 años y con varios triunfos en su carrera parecía que la retirada estaba cercana, pero la posibilidad de batir el récord de victorias en la Grandíssima era algo demasiado atractivo como para dejar de intentarlo. Comenzó por tanto a ponerse en contacto con diversos equipos hasta que finalmente el Efapel-Glassdrive apostó por él como líder del equipo en búsqueda del quinto triunfo. Una vez que el objetivo ha sido cumplido tras muchos meses de intensa preparación Blanco podrá retirarse tranquilo y no quedarse con las ganas de saber que hubiese ocurrido en caso de haberse retirado y no poder batir el récord.

Una trayectoria ligada a Portugal

La figura de David Blanco quizá no goze de la repercusión que debería en España si tenemos en cuenta sus aptitudes y logros a lo largo de su carrera, posiblemente por haber desarrollado gran parte de su carrera en el país vecino, fuera de los grandes focos del panorama ciclista. En Portugal en cambio si es considerado un ídolo entre la afición, circunstancia que no olvida y siempre que puede agradece, como en sus declaraciones a la agencia EFE tras la contrarreloj del pásado sábado en las que manifestó que ¨ si soy algo es gracias a Portugal. Ellos me dieron la oportunidad profesional y me quieren como si fuera portugués¨. Y es que David Blanco ha corrido hasta en seis equipos lusos en su trayectoria profesional. Comenzó su andadura como ciclista profesional allá por el año 2000 en el Paredes-Rota dos Moveis. Tras un breve período en el que alternó la bicicleta con sus labores como broker y un período de dos años en el conjunto Asc-Vila do Conde fichó por la estructura del Tavira en el año 2003. Allí conseguiría su primer triunfo en una etapa del GP Correios de Portugal y un quinto puesto en la Volta a Portugal que llamarían la atención de Vicente Belda, quien lo ficharía para el Comunidad Valenciana. En el conjunto valenciano tendría la oportunidad de disputar las carreras más importantes del calendario, logrando un décimo puesto en la Vuelta a España de 2004 y siendo seleccionado para el Mundial de 2005 en Madrid. Con el estallido de la Operación Puerto se vió envuelto en asuntos extradeportivos que no impidieron que se hiciera en el 2006 con su primera Vuelta a Portugal. En el 2007, tras renunciar a formar parte del equipo gallego del Karpin-Galicia, regresó a la estructura del Tavira para conquistar su segunda Grandíssima  La tercera Volta le llegaría en los despachos, tras la descalificación por dopaje de Nuno Ribeiro en el año 2009. Blanco igualaría a Mario Chagas en 2010 con su cuarta victoria enrolado aún en las filas del Tavira. El pasado año le llegó de nuevo la oportunidad de competir al máximo nivel en las filas del Geox-TMC, con quien tendría la oportunidad de disputar la Vuelta a España.

  

 

El quinto triunfo, muy apretado

La Volta 2012 – en su 74ª edición- nos ha deparado grandes dosis de emoción, combatividad y sobretodo, el poderío de un equipo: el Efapel-Glassdrive de David Blanco. Cómo acostumbra, la carrera comenzaría con un tradicional prólogo, esta vez por las calles de Castelo Branco en las que Reinardt Janse Van Rensburg (MTN) se convertiría en el primer líder de la carrera. En los días posteriores vencerían Jay Thompson (UHC), Francesco Lasca (CJR) y César Fonte (EFG) hasta llegar a la primera jornada clave con la llegada al santuario de Nostra Señora da Graça. En esta etapa se reafirmaría el poderío del Efapel al copar los puestos de honor con Rui Sousa, Sergio Ribeiro y David Blanco en una exhibición colectiva que sin embargo no les permitiría obtener el liderato, en manos de un Hugo Sabido capaz de minimizar la pérdida y aguantar la camisola amarela. Sergio Ribeiro (EFG), Jason McCartney (UHC) y Kai Reus (UHC) vencerían en los días sucesivos. La clasificación general permanecería igual hasta la octava etapa, la más importante de la carrera, con final en el Alto da Torre, un coloso de 28 kilómetros de ascensión que acostumbra a ser el juez de la Grandíssima. En el momento clave, cuando la carrera está en juego, David Blanco asestó un golpe definitivo a sus rivales imponiéndose en la etapa reina y enfundándose el maillot de líder. Pero la carrera no había terminado, puesto que la ventaja del gallego sobre el segundo clasificado, Hugo Sabido, era de tan sólo ocho segundos y sería la contrarreloj entre Pedrogao y Leiria quien dilucidaría el vencedor de la Volta a Portugal. Finalmente Blanco no sólo conseguiría aguantar el liderato en la contrarreloj –en la que vencería Alejandro Marque- sino que distanciará aún más a Sabido dejándolo en 22 segundos de retraso que le han permitido entrar en la historia del ciclismo luso y afrontar la última etapa como una jornada de homenaje por los alrededores de Lisboa.

(Fotos de Nuno Veiga y Antonio Cotrim/ EFE, Nacho Doce/Reuters)