Serial Copas Intercontinentales de Inter Movistar - 2011: El pentacampeonato, en casa

Serial Copas Intercontinentales de Inter Movistar - 2011: El pentacampeonato, en casa

Inter Movistar obtenía su quinta Copa Intercontinental ante su afición, en lo que resultó ser una fiesta para la ciudad de Alcalá de Henares, que fue durante un fin de semana la capital del fútbol sala mundial. Tras dos años sin disputarse, la Intercontinental volvía para ser conquistada una vez más por los interistas. Carlos Barbosa fue el subcampeón del torneo, en el que también participaron los portugueses del Benfica y el GH Bank Rbak Futsal Club de Tailandia.

Después de que la Copa Intercontinental no se celebrara ni en 2009 ni en 2010, el torneo se volvió a disputar entre el 11 y 13 de marzo de 2011 en el Pabellón Caja Madrid de Alcalá de Henares, gracias al interés de Inter Movistar, la LNFS y el propio ayuntamiento de la ciudad madrileña a que este torneo siguiera disputándose.

En esta ocasión el formato variaba una vez más y esta edición se disputó en formato de liguilla a una sola vuelta, siendo campeón el equipo que obtuviera más puntos después de disputarse las tres jornadas. Los clubes que participaron fueron el Inter Movistar, como anfitrión y defensor del título; SL Benfica, como campeón de la UEFA Futsal Cup de la temporada anterior; Carlos Barbosa, campeón brasileño por Sudamérica; y GH Bank Rbak Futsal Club de Tailandia, como representante asiático.

La Copa Intercontinental 2011, que se vio en más de 100 países, arrancó con un gran partido, como era el de Benfica ante Carlos Barbosa, en el que se impusieron los brasileños por 4-3, con goles de Sinoê (2), Flavio y Rodrigo. Marinho, por partida doble, y Joel Queirós fueron los goleadores lisboetas. Por su parte, Inter Movistar venció a los tailandeses del GH Bank Rbak Futsal por 11-1 (goles de Gabriel, Eka (3), Hugo (2), Schumacher (2), Betao, Ortiz y Juanra; Kittiporn) en un encuentro muy cómodo para los alcalaínos, que buscaban la victoria en el torneo para desquitarse de los últimas decepciones que habían ido cosechando a lo largo de las dos últimas temporadas.

En la segunda jornada, Inter Movistar venció por 4-2 al conjunto portugués del Benfica. Los madrileños fueron superiores durante todo el encuentro y sólo su falta de puntería y la entrada del portero-jugador por parte lusa les impidieron sentenciar antes el choque. Betao hizo el primero del choque y ya en la segunda mitad llegó el 2-0, obra de nuevo del pívot brasileño. Gonçalvo Alves recortó diferencias. Borja hizo el 3-1 y los lusos apostaron por jugar con portero jugador los últimos minutos 5 minutos de partido. Davi ajustó el marcador y los lisboetas tuvieron opciones de empatar, pero Juanjo se convirtió en el héroe de la tarde y Gabriel sentenció el choque en el último minuto.

Por su parte, en el segundo encuentro del día, Carlos Barbosa buscaba ganar de 12 tantos al GH Bank Rbak para asegurarse el primer puesto en caso de empate en la última jornada ante Inter Movistar. Así, al descanso ya vencía 8-0 y solo cuando obtuvo el 13-0 levantó el pie del acelerador. Flavio, Jonathan (2), Rodrigo (4), Daniel (2), Sinoê, Tostao, Marcenio y Kevin fueron los goleadores. Tanakorn hizo el definitivo 13-1 con el que los brasileños aventajaban en ese momento a los interistas en la clasificación.

En la tercera y última jornada, el Benfica goleó por 8-1 a los tailandeses en la antesala de la “final” de la Copa Intercontinental. Joel (4), Arnaldo, Teka y Marinho (2) hicieron los goles del cuadro portugués. Panomkorn fue el autor del único tanto del GH Bank Rbak Futsal.

Aquel 13 de marzo de 2011 se iba a disputar también el último encuentro de esta liguilla, el cual decidía el título. Los dos equipos demostraron en la primera parte un fútbol sala espectacular, iniciado por unos fuertes primeros minutos del Carlos Barbosa. Los brasileños pusieron nada más comenzar en apuros a Juanjo, que fue el mejor jugador de la final. Espoleados por un ambiente nunca visto en el Caja Madrid, los pupilos de David Marín no querían ser menos y, tras varias ocasiones, Schumacher hacía el 1-0 a falta de 6 minutos para el descanso. El tanto a pesar de su claro efecto en el marcador no tuvo ninguna respuesta negativa en los brasileños, que siguieron creando ocasiones y llevando peligro. A pesar de ello, no pudieron finalizar la primera mitad con ningún tanto a su favor.

El arranque de la segunda mitad no cambió nada en el juego y las ocasiones continuaban llegando para ambos equipos hasta que Sinoê, cuando se llegaba al ecuador del segundo período, igualaba el encuentro lo que hacía que Carlos Barbosa fuera el momentáneo campeón. Pero la respuesta de Inter Movistar fue rápida y solamente 4 minutos después Schumacher volvía a marcar, para hacer el 2-1 con un fabuloso taconazo.

Le tocaba ahora a Carlos Barbosa arriesgar y lo hizo sacando a Leandrinho como portero-jugador a falta de cuatro minutos. El juego de cinco puso contra las cuerdas al “máquina verde” pero de nuevo Juanjo exhibió su calidad bajo los palos, evitando todas las ocasiones de los brasileños y consiguiendo que el partido llegara a su final con 2-1 en el marcador, resultado con el que Inter Movistar conseguía ser pentacampeón del mundo, con el añadido además de haberlo conseguido en casa y ante su afición.