Carlos Barbosa, campeón de la Copa Intercontinental al golear a Inter Movistar

Carlos Barbosa 4-1 Inter Movistar // El conjunto brasileño recuperó el cetro mundial en un encuentro en el que pasó por encima de los alcalaínos, que no estuvieron a la altura en ningún momento. El inicio fue desastroso para los intereses de Inter Movistar y no se había llegado al minuto 7 cuando el resultado era de 3-0 para los brasileños. A pesar de que Ortiz recortó diferencias, los de Jesús Velasco fueron incapaces de meterse de lleno en el partido. Con este resultado, Carlos Barbosa conquista su segunda Copa Intercontinental.

Carlos Barbosa, campeón de la Copa Intercontinental al golear a Inter Movistar
Carlos Barbosa volvió a ser campeón.
Carlos Barbosa
4 1
Inter Movistar
Carlos Barbosa: Rennan, Rodrigo, Marcenio, Flavio y Tiaguinho. También jugaron Poletto, Adriano, Daniel, Marlon y Kevin.
Inter Movistar: Juanjo, Ortiz, Matías, Eka y Betao. También jugaron Bateria, Tobe, Álvaro, Matamoros, Hugo y Genario.
MARCADOR: 1-0, min. 2, Tiaguinho; 2-0, min. 3, Matías -p.p.-; 3-0, min. 7, Poletto; 3-1, min. 14, Ortiz; 4-1, min. 31, Rodrigo.
ÁRBITRO: Rodrigues (Uruguay) y Ortiz (Paraguay). Mostraron tarjeta amarilla a Flavio (Carlos Barbosa) y a Eka, Álvaro y Matías (Inter Movistar).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 3ª jornada de la Copa Intercontinental 2012 disputado el sábado 30 de junio de 2012 en el Municipal Sergio Luiz Guerra de Carlos Barbosa ante 7.000 espectadores.

Tras cinco ediciones de dominio absoluto, Inter Movistar perdió su corona de campeón del mundo al caer derrotado con justicia ante Carlos Barbosa, que espoleado por el impresionante ambiente que había en el Centro Municipal de Eventos Sérgio Luiz Guerra, ayudado por la pasividad arbitral en multitud de jugadas y, sobre todo y más importante, dos escalones por encima en el ritmo de juego que lo de Jesús Velasco, se dieron un auténtico festín para celebrar que, ocho años después, eran campeones de la Copa Intercontinental.

Con 7.000 almas entregadas a la causa en la grada arrancaba el partido, el cual en realidad duró 6 minutos y medio, que fue el tiempo que tardaron los brasileños en ponerse 3-0 en el marcador. En el primer ataque fue Tiaguinho el que le hizo un traje a Betao y definió con facilidad ante Juanjo para hacer el 1-0. Apenas medio minutos después, Rodrigo, desde prácticamente dispara raso desde el centro del campo. El tiro, sin peligro aparente, fue desviado por Matías y terminó en las redes interistas.

Esto no paraba aquí y Flavio y Marcenio estuvieron a punto de marcar, errando dos claras ocasiones ante Juanjo. Y cuando todavía no se había llegado a los 7 minutos, Poletto culminaba en el segundo palo una rápida combinación de su equipo en ataque, para dejar al descubierto todas las carencias de los alcalaínos en esta temporada.

3-0, varias ocasiones en contra e Inter Movistar sin intenciones de aparecer sobre la cancha. Solamente algunos jugadores comenzaron a tirar de orgullo ante el escarnio que estaban sufriendo y buscaron tener más profundidad en ataque. Pero esto solamente no vale para ganar un partido de fútbol sala, sobre todo si no se ataca la portería rival. La falta de ideas de los interistas era considerable ante una situación que les había venido grande desde el comienzo. Tobe, Bateria y Ortiz buscaron batir a Rennan, pero sus disparos desde 12 metros eran solventados con facilidad por el meta brasileño, que cuajó un gran partido.

Y para terminar de redondear un lamentable inicio, llegó la lesión de Bateria. El crack brasileño ya había recibido varias tarrascadas por parte de los jugadores de Barbosa, aprovechando la pasividad arbitral. Fue en otra cosa en la que Inter no supo entrar en el choque hasta la segunda parte, en la de pegarse con su rival dada la libertad que habían dado los trencillas. En una jugada en banda, Bateria recibió una fuerte entrada  de Flavio que, unido al mal apoyo de su tobillo, le ha provocado un esguince de grado dos y estará unas tres semanas de baja. Después que el jugador con más carácter del equipo, Rafael, no pudiera viajar a Brasil por lesión, Bateria quedaba fuera del partido cuando estaba siendo de los pocos que luchaban por levantar la situación.

Aun así, apenas medio minuto después, Carlos Ortiz hacía el 3-1, con un disparo lejano que no pudo detener Rennan. De ahí al descanso, fueron siete minutos de dominio interista, ante un replegado Carlos Barbosa. A pesar de tener el balón, los de Jesús Velasco, se chocaban una y otra vez con la muralla naranja y no eran capaces de trenzar una jugada con peligro. Solo Matías, en su típica cabalgada por la banda izquierda, pudo batir la portería rival pero su disparo fue detenido una vez más por Rennan.

La segunda parte arrancó como la primera y fue Daniel el que pudo ampliar las diferencias, pero en el uno contra uno buscó una vaselina que se marchó por encima del larguero del conjunto español. La respuesta no se hizo esperar y Tobe disparó a la base del poste de Barbosa, en una acción que de haber entrado podía haber cambiado el partido. No entró y, aunque Inter era dominador del balón, Carlos Barbosa se encontraba muy cómodo en el juego. Bien colocados en media cancha, su salida a la contra demostraba el peligro local. Primero la tuvo Tiaguinho, después Marlon y, por último, Rodrigo hacía el 4-1 a falta de 9 minutos al finalizar en el segundo poste una jugada de Marcenio con un disparo en el que pudo hacer algo más Juanjo. Con este gol, el crack brasileño, culminaba su doblete y se garantizaba el Trofeo al Máximo Goleador y al Mejor Jugador del campeonato.

A falta de 6.30, Jesús Velasco situó a Eka como portero jugador pero Inter Movistar ni tenía el día ni tenía ideas suficientes para trenzar una sola jugada. Solo los disparos de Matamoros, Betao y Matías, todos ellos de media y larga distancia, hicieron emplearse a Rennan.

Así se llegó a la fiesta final de los brasileños, que tanto en la cancha como en la grada (incluso con bengalas) celebraron su retorno al máximo nivel mundial en un encuentro que rompía una racha histórica de Inter Movistar en el campeonato. Era la primera derrota de Inter Movistar en el torneo desde que debutó en 2005, en donde había enlazado 19 encuentros sin perder (con 18 victorias y un solo empate ante Carlos Barbosa en 2007). A la vigésima llegó la vencida.

Fotos: Renato Zaro / ACBF.